Yosele Rosenblatt *s - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Yosele Rosenblatt *s

Colección y Consulta

Fragmento: Parte final de Hineni;
voz de Y. Rosenblatt.

Yosele Rosenblatt


Por: Manuel Levinsky

En el medio musical litúrgico, han surgido, grandes cantores (Jazanim) que han puesto sus facultades al servicio de las sinagogas y, entre ellos, podemos citar de manera preponderante a Yosele Rosenblatt como un jazan de exquisita voz, de dulces tonalidades y compositor de algunas piezas religiosas.
Nuestro personaje nació en Bela Cherkov, Rusia, en 1882. Fue hijo de un Baal Tefilá (conductor de la lectura de la sinagoga), por lo que desde su niñez se familiarizó con el medio ambiente musical de los jazidim cuando su familia se fue a radicar a Ucrania. En 1889 se establecieron en la ciudad de Pressburg, Bratislava, que pertenecía al Imperio Austro-Húngaro, donde había una atmósfera más tolerable, pudiendo completar su entrenamiento musical.

A la edad de 24 años, en 1906, fue contratado como jazan en jefe de Deutsch-Israelitischer Synagogenverband, en la ciudad de Hamburgo, donde su bella voz le dio la oportunidad de grabar algunas de sus propias composiciones. Fue una etapa importante que le permitió escalar la fama, mas no el beneficio económico correspondiente a sus grandes facultades.
Años después, ya casado, se fue con su familia a la ciudad de Nueva York, donde le ofrecieron mejores perspectivas, empezando su larga asociación con la First Hungarian Congregation (Ohab Zedek) de Harlem. Pronto acrecentó su popularidad y grandes multitudes, incluyendo amantes de la música, no judíos, concurrían a los servicios que él conducía en la sinagoga e iban a los conciertos que también ofrecía.
Como caso notable, en la fiesta de Yom Kipur, cuando cantaba Kol Nidre, se reunía una gran muchedumbre de gentiles afuera de la sinagoga, pidiendo que se abrieran las puertas para poder escucharlo fascinados todos por su voz privilegiada de tenor.
Fue tanto su prestigio, que después de la Primera Guerra Mundial, la Asociación Opera de Chicago, le ofreció 1,000 dólares por noche cantando la parte de Eleazar en "La Juive" del compositor Halevy. Como un buen judío observante, Rosenblatt rechazó la oferta ya que de acuerdo con su religión le era imposible aparecer en escenas de amor en el teatro. Estos firmes principios aumentaron considerablemente su popularidad y sus ingresos monetarios. Sus discos de música litúrgica que estuvo grabando para varias compañías disqueras de 1913, se vendían por decenas de miles. Era tan grande su prestigio, que puede decirse que en cada hogar judío había un disco de Rosenblatt.
Estas grabaciones, además de sus propias composiciones incluían grandes favoritas como "Amar Rabi Eleazar", "Ke-Varakat Ro'eh Edro", "Retsech Atiratam", "Se'u Shea rim" y "Kol Nidre", que fue editada más de cinco veces así como el clásico "Eli Eli", cuyas regaías fueron destinadas al esfuerzo de guerra de los veteranos judíos de la Primera Gran Conflaón Mundial.
Nuestro personaje fue un hombre de gran corazón que a pesar de sus muchas ganancias, ahorraba poco, ya que destinaba la mayor parte de ellas a obras filantrópicas. Asimismo invirtió fuertes sumas en el periódico "The Light of Is el cual quebró en 1925, arrastrando a Yosele a la bancarrota, quien desesperado por pagar a los acreedores de dicha publicación, se vio obligado a actuar en teatro vodevil, cantando arias de ópera y canciones de su repertorio, viajando por todo Estados Unidos y Canadá. Extendió luego sus conciertos a Europa y Sudamérica, lo que alió un poco su situación económica.
En 1927, la Warner Brothers le hizo una oferta para personificar al jazan, en la célebre primera película hablada "The Jazz Singer" que estelarizó Al Jonson. Este papel en la película le habría permitido recuperar su fortuna; sin embar Rosenblatt, defendiendo sus principios, no permitió que lo filmaran, sino que únicamente grabó su voz por lo que recibió nada más 10 por ciento de la cantidad que se le había ofrecido.
Su virtuosismo musical, su personalidad de hombre de principios, y su asombrosa voz que podía tener un rango desde 3/8 de un poderoso bajo, hasta un falsete agudo, le ganaron numero admiradores. Compuso arreglos que han sido tradicionales en las sinagogas ashkenazitas, tales como: "Habet Mi Shamayim U'Re'eh", que fue una respuesta a los pogroms contra los judíos en Rusia y violencia árabe en Eretz Israel.
Como un entusiasta sionista, aceptó la propuesta de la compañía de películas Kol-Or para interpretar un papel de jazan en el film "The Dream of my People". Cuando llegó a Tierra Santa en 1933, en los intervalos de la filmación, con servicios a través de todo Eretz Israel y cantó en la casa del gran rabino de Jerusalén, A. Y. Kook e hizo una gran amistad con el poeta nacio Bialik.
El 18 de julio de 1933, cuando estaba por terminar su trabajo en la película que se filmaba cerca del mar Muerto, sufrió un ataque al coraón, falleciendo unas horas después en Jerusaén, siendo sepultado en el Monte de los Olivos.
Yosele Rosenblatt dejó una huella profunda en el corazón del pueblo judío e infinidad de personas conocieron su nobleza, su generosidad y escucharon su maravillosa voz que ha llegado hasta nosotros a través de la magia de la tecnoloía. La firmeza de sus principios, ha sido motivo de elogios y lo distingue, como un hombre que por encima de las conveniencias económicas y sociales, sostuvo sus creencias y su ortodoxo profesionalismo.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal