Yerajmiel Wisnievitz - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Yerajmiel Wisnievitz

Colección y Consulta

Yerajmiel Wisnievitz


Por: Manuel Levinsky

Con motivo del 75 aniversario de la fundación del Keren Hayesod, su revista Networker que se publica en Jerusalem, dedicó un interesante artículo en honor de Yerajmiel Wisnievitz, distinguido miembro de la Comunidad judía de México, quien incluso fue presidente del propio Keren Hayesod en este país por 10 años consecutivos y 18 años Secretario General de la Kehilá Ashkenazí de México.
Su importancia es manifiesta, ya que Yerajmiel es toda una personalidad dada su fecunda trayectoria como incansable sionista. Su dinamismo y sus diversas actividades plenas de resultados positivos alcanzaron los más altos niveles de nuestra escala social.
El nació en Pultusk, Polonia, de donde llegó muy joven a México en el año 1927 junto con sus entrañables amigos León Dultzin, quien llegara a ocupar la presidencia de la Organización Sionista Mundial y de la Agencia Judía, y Yosef Tjornitzky, inicialmente maestro en el Colegio Israelita de México y después de su aliyá a Israel, ocupara el cargo de Director del Keren Hayesod para países de Latinoamérica.
Yerajmiel Wisnievitz en sus primeros años en México tuvo una intensa actividad dentro del Yishuv mexicano, habiendo fundado el movimiento juvenil «Tzeirei Yehuda» para educar a sus miembros acerca de importantes asuntos judíos, la lucha sionista contra el mandato británico y a la vez confirmar la trascendencia del sionismo en la vida moderna judía. Este organismo juvenil realizó actividades tanto para el Keren Hayesod como para el Keren Kayemet.
Al ascender los nazis al poder en Alemania en 1933, «Tzeirei Yehuda» consideró inaplazable comenzar una nueva campaña para rescatar a los judíos de las garras del hitlerismo; en este esfuerzo, Yerajmiel puso en práctica la campaña «Compren Shif Card» que era un salvoconducto de barco. Para ello se puso en práctica un acuerdo entre la Agencia Judía, el Vaad Leumi y la recientemente creada Administración Berlín.
Independientemente de la esforzada misión de poder traer a esta zona libre del mundo a los judíos amenazados por el criminal sistema antisemita organizado por Adolfo Hitler y sus secuaces, nuestro personaje se interesó decididamente en favor de ampliar los alcances y niveles de la educación judía en México, actuando con singular ímpetu para que se fundaran otros dos colegios judíos, el Colegio Yavne, de tinte religioso y el Colegio Hebreo Tarbut, de la Organización Sionista General Unida de México, cuyo nombre fue tomado de la cadena de escuelas hebreas que existían en Europa antes de la Segunda Guerra Mundial.
Durante 1940, cuando el sueño de tener un Estado Judío parecía inalcanzable y, en cambio, el holocausto surgía como terrible realidad, amenazando con el exterminio a los judíos de Europa, el infatigable Yerajmiel, mantuvo viva la llama de la esperanza a través de su nunca decaída labor en pro de una patria judía en la tierra de sus ancestros. Por ello ya en 1947, cuando las Naciones Unidas votaron por el establecimiento de un Estado judío en Palestina, nuestro personaje intensificó su labor encaminada a consolidar el naciente Estado, estableciendo las bases para que la Comunidad judeo-mexicana fuera también un factor importante en favor del reconocimiento mundial del mencionado Estado Judío. Fue tal el interés que logró despertar en el Yishuv mexicano, que no hubo un solo miembro comunitario que estuviera al margen de este movimiento.
Yerajmiel Wisnievitz ha sido un elocuente ejemplo de esos excepcionales dirigentes que nos han servido a todos, dándonos luces para atravesar con éxito los parajes obscuros de nuestra vida sionista y guiándonos en la sabiduría de un maestro.
A pesar de que ya traspasó los 80 años (hasta 120) de su fructífera existencia y de que por razones de salud tuvo que ir a radicar a los Estados Unidos, en busca de un clima adecuado para sus cansados pulmones, Yerajmiel sigue conservando su entusiasmo y su devoción por la causa a la que entregó sus mejores años, sin decaer en la medida de sus posibilidades en su activismo y sintiéndose siempre cerca de nosotros, visitándonos periódicamente con el fin de ver a familiares, para compartir ideales con nosotros y señalar objetivos con su fe siempre firme y su convicción de un futuro mejor.
Es indispensable señalar que Yerajmiel Wisnievitz es benefactor del importante premio periodístico que lleva el nombre de su íntimo amigo «Arie León Dultzin» que anualmente otorga la Asociación de Periodistas y Escritores Israelitas de México y que ha contribuido en forma notable al estímulo de la información y la producción literaria en este país.
En la historia de nuestra Comunidad hay páginas brillantes que dan constancia plena de su actuación como líder extraordinario, como judío ejemplar, como sionista universal y como amigo afectuoso, a quien hoy, aquí, rendimos un ferviente homenaje de admiración.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal