Un remanso espiritual - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Un remanso espiritual

Colección y Consulta

Un remanso espiritual


Por: Sara Krongold

La reciente exposición de Sara Zaidman nos produjo un sentimiento estético, como si hubiéramos penetrado a una dimensión espiritual muy alejada de lo cotidiano.
Todo el entorno, la misma galería Gómez Luna -de un tamaño que parecía ideado de antemano para la exposición- y lo que en ese espacio fue dable admirar y gozar, nos trasladó repentinamente a una atmósfera de encanto y ensoñación.
La muestra pulcra y extraordinariamente presentada, cuenta con una leyenda o pensamiento de la artista sobre cada trabajo, en finas tarjetitas colocadas de manera que el visitante puede leerlas fácilmente y en concordancia con el lugar de la pieza.

En constante búsqueda artística, la escultora nos obsequia una sección de arte objeto, en forma de cajitas o joyeros de aire barroco -cada una con adorno distinto- y botellitas de estilos caprichosos y ornamentadas, que intitula como anaranjada con vitrofusión, bugambilia y otras.
Al entrar en la galería nos saluda una tablilla de bajorrelieve, mostrando seis cabecitas infantiles en el acto de cantar, la expresión de las bocas, de los ojos, el detalle del cabello -alguno muy elaborado- vibrando y dando vida a la madera. Es un homenaje a la escultura, lo cual nos despertó mucha ternura. Sobre ese expresivo grupo, la escultora aportó su pensamiento con "Coro de niños", voces celestiales que se elevan en el infinito.
Un baúl, graciosísimo, con motivos mayas -de madera y bronce- se encontraba en la muestra. Nos recordó los baúles de tipo colonial. Sara Zaidman nos ofrece excelentes trabajos en madera, entre sus veintiséis tallas de ese precioso material y bronce, en tamaños notorios. Un ejemplo poético de leyenda, que surge de la vida interna de la artista, fluye en "Paisaje marino", que expresa: En la profundidad se encuentra el misterio y la belleza. De esta escultura hay una a escala, pero menor en tamaño.
En el caso de la escultura "Tango", el pensamiento escrito en la tarjeta afín, expresa: "Danzando se unen espacio y tiempo, ritmo y magia". Forman parte de la muestra, "Ciudad Amurallada". "Diálogo" en bronce, ilustrado con: "Eco de voces que el viento escucha a través de la unión de los opuestos"; en bronce, intitulado "Dueto", con su leyenda. "Flama eterna"; en cerámica, de color verdoso, entreverado.
La exposición se puede parafrasear: "Todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar", pero ¡qué objetos tan hermosos contiene el jarrito!


Regreso al contenido | Regreso al menu principal