Un buen regalo - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Un buen regalo

3er Lustro Rev. Foro

Un buen regalo


Por: Virgilio Covarrubias


En estos días el tema de moda es lo ocurrido en las torres gemelas de Nueva York, dicho incidente nos entristece debido a tantas muertes innecesarias, pero también es importante conversar de otros temas más agradables.
Es costumbre en la fiesta de Januká que las damas de la casa se hagan un regalo, éste suele ser una vajilla nueva; así también se regalan a los niños juguetes y golosinas de diversos tipos. También es recomendable que a papá se le haga un regalo para no quedar en el olvido y creyendo que sólo él tiene la obligación para con los suyos.
A veces la familia no sabe que regalarle para hacerlo sentir bien, en esta ocasión le recomendaré a toda la familia así como al mismo padre y jefe de la misma, un artículo que le será de gran ayuda y tal vez hasta soñado en los años mozos. Se trata de la navaja suiza.
Este pequeño artículo suele ser de varias calidades y procedencias; note usted en la hoja principal su material y su procedencia; hay desde imitaciones hechas en Taiwán o China, pero carecen de calidad y resultan ser muy peligrosas debido a que se oxidan y bien pueden causar tétanos o lastimarse las manos por no tener un buen sistema de bloqueo. Las hay Españolas de regular calidad y alemanas de buena calidad, pero siempre serán imitaciones de la original navaja suiza que no tiene igual.
En el año de 1860 Carl Elsner y otros magníficos cuchilleros, crearon la Asociación de Cuchilleros Suizos, ya que el ejército compraba sus cuchillas a los fabricantes alemanes en Solingen. Las primeras cuchillas suizas fueron entregadas al ejército suizo en octubre de 1891; la cuchilla original tenía una hoja de corte, un punzón, un abrelatas y un desarmador.
En 1897 se creó una versión más liviana y atractiva de dicha cuchilla para oficial, tenía una cuchilla de tamaño más pequeño llamada hoja borradora o raspadora y un sacacorchos. Se empleó un material de fibra roja más resistente y duro en sustitución de los mangos comunes de madera, los cuales mostraban una tendencia a partirse con el agua y el tiempo. Elsner añadió después una sierra para madera y unas tijeras para hacer frente a la competencia de los fabricantes de imitaciones, que ya desde entonces comenzaban a inundar el mercado.
En 1909 Elsner también comenzó a incrustar la cruz de Suiza en los mangos de sus productos a fin de identificarlos como artículos fabricados en Suiza. En la actualidad la firma original de Carl Elsner lleva el nombre de Victorinox, una combinación del nombre de la madre de Carl y de Inox, el símbolo internacional del acero inoxidable el cual apareció por primera vez en 1921.
La cuchilla Wenger es la otra cuchilla oficial del ejército suizo. Son estas las dos únicas firmas autorizadas para producir cuchillas para este ejército. Se fabrican a especificaciones idénticas, proporcionando cada una de las firmas la mitad de los pedidos militares. Victorinox lleva una leyenda que dice: La auténtica navaja suiza siendo la más conocida en México. Por otro lado Wenger lleva otra leyenda que dice: La original navaja suiza.
La Wenger comenzó a usar la patente de Elsner para tres hojas unidas por un resorte, cuando cesó la validez de dicha patente después de 10 años de uso. A la Victorinox se le recompensó cuando la Wenger le permitió utilizar sus propias patentes para cuchillas de mangos de plástico sin remaches, aumentando así su estética. De hecho, a la Wenger le gusta hacer hincapié en sus contribuciones al mejoramiento de la cuchilla del ejército suizo. Los mangos sin remaches introducidos en 1953 se hacen de una sustancia especial que es mucho más resistente y duradera que cualquier otro plástico incluyendo el delrin. Las otras mejoras de la Wenger incluyen tijeras de resorte integral en 1972, a diferencia de Victorinox que sigue utilizando muelle y este suele perderse o desviarse de la herramienta; en las pinzas de Victorinox suele ocurrir el mismo problema.
Wenger incluyó en sus navajas el rapador de cera de esquís en 1975, una llave con desarmador Philips en 1980, la hoja principal de cierre llamado Packlock en 1982 y desarmador de cierre en 1984. También presentó en 1986 una regla de escalas con pulgadas y centímetros con una brújula en la punta, pero la experiencia nos ha hecho notar que se magnetiza la herramienta con el uso y esta brújula queda apuntando siempre hacia ésta; la solución es fácil: basta con retirar la brújula de la herramienta y colocarla en otro lugar. Regresarla a su lugar también es fácil.
Es interesante conocer el sistema de metalurgia utilizado en las navajas Wenger. Los divisores entre las hojas son de aluminio electroplateado para reducir el peso al máximo. Las hojas con filo se hacen de Hi-Chrome 4034, que para simplificar es un metal inoxidable endurecido de calidad quirúrgica. El acero tiene un 14% de cromo y un .5% de carbón. La Wenger considera que el procedimiento de forjado de la cuchilla es anticuado y en su lugar tiene un procedimiento de laminación llamado acero Rockwell de 54/ 56%. Al parecer no se creía que este material fuera a ser lo suficientemente duro para retener el filo por mucho tiempo, pero la Wenger considera que es más importante poder afilar las navajas con facilidad a que retengan por mucho tiempo el filo y sean más difíciles de afilar.
Victorinox se ha negado a dar más información sobre como fabrica su acero y que planes tiene de mejoramiento en sus cuchillas. Hay otros tipos de navajas útiles para el humano, pero estas dos son las más comunes y usted tiene la opción de escoger entre estas dos marcas y no dejarse engañar con otras marcas de imitación. Tal vez usted piense que son muy caras, pero la realidad es que hay diversos tipos de ellas para todos los bolsillos y economías; desde las modelos Petit para dama, hasta las más grandes y completas llamadas Swiss Champ de Victorinox con 36 herramientas, o las modelo Superdotadas de Wenger con la misma cantidad de herramientas.
Si usted es pescador hay también una navaja suiza especial para sus actividades; si usted fuma puro, también hay una navaja suiza para recortarlo; si usted es un moderno hobbista de la computación, ya hay un modelo llamado cibernético con las cachas translúcidas. Si es usted un ejecutivo de las finanzas o de escritorio, también hay un modelo tipo tarjeta de crédito de donde puede usted sacar cada herramienta, pero será fácil extraviar los accesorios; para colmo: si usted desea una navaja muy lujosa, puede adquirir una que lleve en sus cachas una linterna, apuntador láser y hasta un auténtico reloj suizo. No olvide llevar su navaja suiza a las vacaciones y a los días de campo.

Nota del autor: Sin la intención de haber querido hacer un comercial y sin haber recibido cantidad monetaria alguna por parte de los fabricantes, escribo este artículo por la satisfacción de hacer del conocimiento de nuestro yishuv, una breve semblanza histórica de tan prestigiada y útil herramienta multiusos. Pruébela y se convencerá, tal vez hasta se arrepienta de no haber tenido antes una de estas navajas; terminará coleccionándolas.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal