Tras las huellas de los marranos en Portugal - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tras las huellas de los marranos en Portugal

3er Lustro Rev. Foro
Tras las huellas de los marranos en Portugal
 
Por: Tzila Chelminsky (Israel)
 
A pesar de que en Israel no faltan temas de actualidad interesantes, quisiera relatar mis experiencias en un reciente viaje que realicé a Portugal, organizado por Joel Rappel, historiador israelí conocido como experto en las comunidades judías de la diáspora. En esta ocasión se trataba de seguir las huellas de los "marranos" en Portugal.

Es sabido que se llaman "marranos" a aquellos judíos conversos al cristianismo que, de alguna manera, siguieron conservando clandestinamente costumbres judías, de ahí que se les llame también "cripto-judíos" (judíos ocultos). Pero el fenómeno del marranismo va, sin embargo, más allá de la conversión forzosa y de la práctica del judaísmo en secreto. Lo más increíble es que esa fe escondida se pudiese trasmitir de padres a hijos durante varios siglos. El ejemplo más palpable se encuentra hoy en día en Portugal. Nuestro grupo trataba de localizar y encontrarse con algunos de esos descendientes que hoy, y desde la caída del dictador Salazar en 1974, están volviendo franca y abiertamente al judaísmo.
Para entender el marranismo quisiera dar un breve bosquejo histórico de este fenómeno. La historia de las conversiones forzosas en Portugal es diferente de las de España, aunque esos países están íntimamente ligados por la cercanía geográfica e histórica. Cabe mencionar que la actual frontera entre ambos existe desde el siglo XIII y es la más antigua aceptada en Europa. Cuando en 1391 empieza en España la abierta persecución de los judíos, el refugio natural era cruzar la frontera hacia Portugal. Ahí, al igual que en España, los judíos junto con los árabes se distinguieron en la astronomía y astrología. El judío Zacuto es descubridor de las tablas de navegación que tanto ayudaron al descubrimiento del Nuevo Mundo. Se destacaron asimismo en la medicina y en las matemáticas, colectaron impuestos y ocuparon puestos importantes en las finanzas de ambos reinos.
El proceso de conversión voluntaria o forzosa se inicia en España en 1391, y continuó hasta 1480 cuando empieza a funcionar la Inquisición en forma activa. Al cumplirse en 1492 el Edicto de Expulsión de España, el monarca portugués Juan II se mostró dispuesto a recibir a los que escapaban, no tanto por un sentimiento de humanidad como por las riquezas que ello le proporcionaría. Se calcula que llegaron más de 100.000 judíos españoles mediante el pago de un impuesto de ocho cruzados por adulto. Podían quedarse por ocho meses, durante los cuales el rey se comprometía a suministrarles barcos para salir del país, cosa que no sucedió. Quienes se quedaron fueron vendidos como esclavos. Niños fueron arrancados a sus padres y enviados a la isla de Santo Tomé, cerca de la costa africana, donde pereció la mayoría.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal