Tarquinia y Tuscania, ciudades etruscas - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Tarquinia y Tuscania, ciudades etruscas

3er Lustro Rev. Foro
Tarquinia y Tuscania, ciudades etruscas
Por: Sara Zaidman
Tarquinia es una ciudad que se puede considerar como madre de las ciudades de Etruria fundada por el mítico Tarconte, Tarquinia entre las doce ciudades Etruscas siempre ha gozado de una supremacía y de un prestigio que las otras no obtuvieron.
En los siglos VII y VIII a.e.c, era una ciudad rica y potente, aunque mantenía su carácter agrícola, se convirtió en un activo y febril centro comercial e industrial (metales, bronce, cerámica) que se extendió hasta el Lago Bolsena.
En el siglo VI consiguió dominar el vado del Tíber punto neurálgico para el tránsito del comercio de la Italia Central y que hizo que Roma se convirtiera en la gran Roma de los tarquinios. Sin embargo en el siglo IV el enemigo romano estaba a las puertas y la guerra entre las dos ciudades estalló feroz y violenta involucrando en el conflicto a las otras ciudades etruscas. La larga guerra duró del 358 hasta 351 a.e.c, se concluyó en un armisticio de 40 años, pero al final se reanudó el conflicto y sufrieron la humillación de la derrota en el 308. Tarquinia tuvo que someterse a Roma y a partir de entonces comenzó su acoso y en el 90 a.e.c. se convirtió en Municipio.
Los mil años de la Tarquinia etrusca están bien ilustrados en las salas del Palacio Renacentista de Vitelleschi con un Musco Nacional que incluye miles de restos, vasijas y cerámica etrusca y griega con obras maestra únicas, sarcófagos y objetos en bronce, joyas, esculturas y monedas.
El monumento principal lo constituye el Templo Dell'ara de la Reina, el mayor de Etruria y del que proceden los famosos Caballos Alados de Terracota (siglo III a.e.c.) que se han convertido en el símbolo de Tarquinia.
Lo que es impresionante, es visitar las más de 250 tumbas que se han descubierto en la Colina de Monterozzi, de donde proceden las obras más interesantes y admiradas del Museo.
Al llegar a la Colina puede uno ver de un lado las urnas de piedra en las que se conservan las cenizas y por otro lado se descubrieron cerca de 250 tumbas a las que puede uno visitar bajando las escaleras de cada tumba, y a través de un vidrio se puede ver la fosa y las tres paredes pintadas que muestran en frescos la actividad de cada personaje y parte de su historia.
Se trata de tumbas de una época que se remonta desde el siglo VI al I y se trata de las obras más antiguas del arte pictórico italiano y representan un vestigio de la gran pintura clásica de la antigüedad.
Tuscania era una ciudad etrusca de cierta importancia, está rodeada de una muralla. Como la mayoría de estas ciudades, se descubrieron muchas tumbas en los alrededores. Los ricos eran enterrados en sarcófagos cubiertos por una placa con una escultura recostada donde eran retratados los personajes como si estuvieran asistiendo a un banquete que era parte de la ceremonia funeraria
A Italia se le conoce como el país de las mil ciudades, ya que cada una tiene una importancia histórica y artística.
Algunas de estas ciudades se convirtieron en poderes regionales (Florencia, Milán y Venecia) y así pudieron defenderse contra el emperador Alemán y el Papa que creían tener derecho sobre ellos.
En el Lazio la independencia llegó al final del siglo XIV cuando el Cardenal Gil Alvarez d' Albornoz suavizó la situación y restauró la autoridad del Papa, lo que ahora es la provincia del Viterbo con referencia al Estado Papal que se originó ahí. Tuscania fue conquistada por el Cardenal d' Albornoz en 1354.
En 1348-49 llegó la peste bubónica sobre la mitad de la población de Europa. En Tuscania fue tan fuerte que la parte antigua de la ciudad donde se encuentran las Iglesias medievales Su Pietro y Santa María Maggiore fueron abandonadas.
Tuscania mantiene sus paredes y edificios medievales protegiendo los palacios de las familias más importantes: La Torre de Lavello de la familia Lavello. La Iglesia Santa Mónica del Riposo y el Monasterio que le sigue, que es el Museo Arqueológico de Tuscania.
Una planeación bien hecha ha permitido la expansión de la Ciudad Moderna atrás de las murallas preservando la vista medieval de la antigua ciudad.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal