Shlomo Mintz/Violinistas Judíos Aclamados P 29*s - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Shlomo Mintz/Violinistas Judíos Aclamados P 29*s

Colección y Consulta

Paganini, Caprice N° 4 (Inicio)

Shlomo Mintz.                                                                                    

Por: Max Dániel H


"Mintz es considerado uno de los más destacados violinistas de nuestro tiempo, apreciado por su musicalidad impecable, su versatilidad estilística y el dominio técnico del instrumento".


Shlomo Mintz nació en Moscú, Rusia en 1957. Hizo Aliá a Israel junto con su familia cuando tenía 2 años de edad. A corta edad, desde los 3 años y medio su padre mandó estudiar violín con la célebre profesora Ilona Feher quién durante 10 años fue su maestra. Apenas tenía 11 años cuando hizo su debut tocando como solista acompañado con la Orquesta Filarmónica de Israel. Su Carrera fue meteórica porque poco después cuando apenas tenía 14 años de edad fue llamado por el mundialmente famoso director de orquesta Zubin Meta para tocar el primer Concierto de Violín de Paganini, para suplir a Itzhac Perelman quién estaba enfermo.

Ilona presentó Shlomo a Isaac Stern quién desde entonces propiamente era su mentor. En 1973 el joven violinista se fue a los Estados Unidos para continuar sus estudios en la Juilliard School of Music en New York, con la profesora Dorothy De Lay, y así perfeccionar su desarrollo, sus habilidades interpretativas y para reforzar su técnica. A los 16 años de edad con la ayuda de Stern, y la Fundación Cultural América-Israel debutó en el Carnegie Hall en un concierto con la Sinfónica de Pittsburgh, dirigida por William Steinberg. Tenía escasos 18 años de edad Shlomo Mintz cuando añadió ser el papel de director de orquesta a sus proyectos artísticos, y desde entonces, ha dirigido importantes orquestas en todo el mundo, como la Orquesta Filarmónica de Israel, la Royal Philharmonic Orchestra, la NHK Symphony Orchestra, (Japón) y la Orquesta Filarmónica de Israel, etc.

Cuando tenía 20 años hizo una gira en toda Europa con los directores más afamados de la época como Eugene Ormandi, Carlo María Giulini, y Antal Dorati, y a raíz de esta gira  consiguió y firmo contrato por 20 años con la Discográfica Deutsche Grammophon.

Shlomo Mintz es el receptor de muchos premios musicales internacionales de prestigio, los cuales enumerarlos sería en balde en esta corta biografía. Solamente describo uno que otro como ejemplo; el Premio Accademia Musicale Chigiana, el Diapason D'Or, el Grand Prix du Disque, el Grammophon Award y el Premio Edison. Creo prudente al no enumerar la enorme lista de las distinciones así como sus presentaciones como violinista, profesor, director, o participación cómo jurado en muchas importantes competencias internacionales. Esto lo dejo para los melómanos quienes si se interesan pueden obtener muchísima información Mintz, ha patrocinado en Keshet Elion en Israel, un programa de verano de nivel avanzado para jóvenes violinistas talentosos de todo el mundo. Desarrolla los niños de diferentes países para darles formación cuando serán jóvenes.
Shlomo Mintz habla de "cómo hacer una carrera", y da su visión de la educación, el comportamiento de los artistas, los padres y la sociedad en general. Está dando clases de violín en países diferentes en la mayor parte de la tierra.

Él inició su Primera Academia de Música por Internet,
con el fin de contribuir al desarrollo de la próxima generación, y así ha creado una posibilidad de acceder a los estudiantes para tomar sus lecciones por internet. Dicen los expertos que Shlomo sobresale entre todos los directores de orquesta por su intachable entendimiento con los músicos.

Mintz conoció al maestro lutier Amnon Weinstein* en Israel, ahí nació a Shlomo ser uno de los principales protagonistas del proyecto "Violines de la Esperanza" junto con el lutier Weinstein. Veinticuatro violines cuyos propietarios perdieron la vida en los guetos y campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial ya fueron restaurados por Amnon Weinstein y se ejecutan y exhiben nuevamente en varias ocasiones. Dieciocho de ellos fueron expuestos en 2010 por primera vez como un estreno mundial en Sion (Valais, Suiza), con fotos de Lucille Reyboz y videos de la Agencia Blue Press. Los "Violines de la Esperanza" han sido motivo de eventos alrededor del mundo (París, Maastricht, Estambul, Londres, Madrid, Charlotte (EE.UU.) etc. Se escucharon por primera vez durante un concierto en Jerusalén para la celebración de los 60 años del Estado de Israel (2008).

Cuando Mintz estaba en Argentina en una de sus entrevistas para Clarín le preguntaron;

-¿
Tiene su labor como intérprete alguna ventaja para el director?
-La mayor ventaja es que conozco los problemas psicológicos de la cuerda. Estuve mucho en la cocina y sé lo que pasa. Sobre todo puedes ayudar a la orquesta a luchar contra la monotonía de hacer una obra muchas veces. En todo caso, si tienes una mente curiosa, nunca te aburres.
-¿Vinculado a Israel, resulta menos militante que otros colegas?
-No soy nada político porque siempre he pensado sólo en hacer música. Nosotros, los músicos, somos los primeros en estar globalizados. No conocemos banderas y por eso hacemos música. Sería terrible si la música se llevara a cabo en función de la derecha o la izquierda. En lo que se refiere a Israel creo que sólo cuando la gente madure aprenderá a dialogar. Nuestra historia está llena de sangre y de miserias humanas. Es posible que si conseguimos llevar a la gente a la música dejen de actuar con mentalidad de soldados. En esto hay mucho trabajo que hacer en todo el mundo y no sólo en Israel.  

En mayo de 2006, Shlomo Mintz fue honrado con un Doctorado Honoris Causa por la Universidad Ben-Gurion del Negev, en Beer Sheva, Israel. En 2012, Shlomo Mintz celebró su 50º aniversario en el escenario con varios conciertos y eventos con gira programada, especialmente para este aniversario. Él está considerado como uno de los más grandes violinistas vivos.
*Amnón Weinstein renueva instrumentos musicales pertenecientes a judíos durante el Holocausto. Ya  ha recogido y restaurado 28 violines. Venían de las personas que los mantienen en su ático, personas que no sabían qué hacer con las herramientas rotas, que encontraron su camino a ellos en circunstancias fascinantes.









Regreso al contenido | Regreso al menu principal