Rita Levi Montalcini - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Rita Levi Montalcini

Colección y Consulta

Rita Levi Montalcini


Por: Manuel Levinsky

La mujer poco a poco, ha ido ganando posiciones destacadas en la vida social de los pueblos, sobre todo, occidentales. Rita Levi Montalcini es una demostración palpable de lo que la mujer puede llegar a obtener con dedicación y esfuerzo. Ella es una ganadora del Premio Nobel de Medicina otorgado el 13 de octubre de 1986. Fue la cuarta dama en recibir el máximo galardón en el ramo de Medicina.


Rita nació en Turín, Italia, el 22 de abril de 1909, junto con su hermana gemela Paola. Dichas gemelas tuvieron un hermano Gino, siete años mayor que ella y una hermana también cinco años mayor. Su padre Adamo Levi, fue ingeniero y director de una fábrica. Rita describe a su padre como una persona dinámica de un temperamento fuerte, y muy enérgico como jefe de familia. Su madre Adela Montalcini por el contrario era serena y de dulce carácter.

Rita Levi, fue una chica seria y muy trabajadora. En la escuela recibió una limitada educación tanto escolar como judía, ya que sus padres no eran judíos observantes. No obstante, ella estaba totalmente determinada a lograr algo en su vida, convencida de que no había nacido para ser ama de casa.
A la edad de 20 años, ocurrió un momento decisivo en su vida, cuando a la anterior gobernadora de Turín, a quien ella admiraba como mujer sobresaliente, se le diagnosticó cáncer. Esta noticia impactó a Rita quien decidió estudiar la carrera médica. Al morir la gobernadora puso en conocimiento de su padre, sus planes por los que había optado obteniendo su consentimiento que le fue dado de mala gana.
Con la ayuda de su prima Eugenia, comenzó un programa de actualización de sus conocimientos y fue aceptada en la Escuela de Medicina de Turín en el otoño de 1930. Uno de sus maestros de segundo año fue un profesor renombrado de Anatomía Humana e Histología, el doctor Giuseppe Levi, casualmente con el mismo apellido que ella. Este célebre maestro se convirtió de hecho en su mentor.
Bajo la dirección del doctor Levi, Rita comenzó su trabajo inicial en el estudio de células del sistema nervioso que se convirtió en el área de atención de toda su vida. Habiéndose graduado en la misma Escuela de Medicina en el verano de 1936, fecha en la que decidió especializarse en Neurología trabajando como asistente del doctor Giuseppe Levi.
Decretos del gobierno fascista de Benito Mussolini prohibieron en 1938 que los judíos tuvieran cargos universitarios y que ejercieran su profesión de medicina. Como consecuencia, Rita fue despedida de su puesto académico del Instituto de Anatomía así como de la clínica de Neurología.
A Mussolini al igual que a Hitler no le importaba si los judíos eran asimilados o si fueran o no observantes, para el caso les daba igual, bastaba que fueran de origen judío aún de varias generaciones atrás para que los nazis de Hitler los enviaran a campos de concentración y a las cámaras letales.
A Rita no le tocó tal suerte, en marzo de 1939, antes del inicio de la Segunda Guerra Mundial, se fue a Bélgica, tal como lo había hecho el doctor Levi anteriormente. Allí comenzó una profunda investigación neurológica en el Instituto de Neurología de Bruselas. Después de la invasión nazi a Bélgica, ella y el doctor Levi se mudaron a su ciudad natal de Turín, donde trabajaron juntos en el invierno de 1940 en el laboratorio propiedad de Rita.
Bajo el microscopio ella investigaba sobre embriones de pollo obtenidos de huevos comunes. Analizaba la manera de remover tejidos periféricos y careciendo de nervios y que afectaban el desarrollo de células motoras en la espina dorsal y células sensoriales en los ganglios atrás de la espina dorsal.
Rita y su familia se mudaron a una granja en las afueras de Turín en el verano de 1942 para escapar de los bombardeos aliados sobre la ciudad. A pesar de tal situación sus estudios de investigación no se interrumpieron por lo que descubrió que las células del sistema nervioso en sus primeras etapas de diferenciación se mueven hacia lugares distantes a través de rutas programadas rígidamente.
De estas investigaciones, Rita escribió: Ahora el sistema nervioso lo veo diferente en las descripciones de los libros de texto de neuroanatomía donde su estructura se describe rígida y sin poderse cambiar. Los resultados de sus experimentos sobre embriones de pollo fueron rechazados para su publicación en la Italia fascista porque ella pertenecía a la raza judía. Sin embargo, fueron publicados en Bélgica y como resultado de su fama que se extendía por Europa.
Después de que las tropas alemanas empezaron a ocupar Turín en 1943, Rita y su familia escaparon a Florencia aunque ésta estaba ya en manos alemanas permanecieron allí desconfiados y temerosos hasta septiembre de 1944. Después de finalizar la Segunda Conflagración Mundial, Rita continuó su investigación biológica ayudada por los estudios del doctor Víctor Hamberger, Director del Departamento de Zoología de la Universidad de Washington en San Luis, Estados Unidos, a donde Rita llega en septiembre de 1946 para estudiar un semestre de posgrado. Al principio ella dudaba de los resultados del valor de sus investigaciones pero finalmente logró un gran éxito en 1947 que cambió su manera de pensar.
Un día observando su microscopio donde veía secciones de embriones de pollo impregnado de sal de plata, observó las células que se comportaban de una manera que nunca había visto antes. Comparó sus observaciones con lo que sucede en un campo de batalla y le pareció que el grupo de células avanzaban, se replegaban, las mataba y se las llevaba. Me imagino que el descubrimiento de procesos y de gran migración, de generativos, que afectan poblaciones de células nerviosas en sus primeras etapas de su desarrollo, pueda ofrecer un patrón tenue pero válido para seguir en el laberinto fascinante del sistema nervioso.
En enero de 1950, Elmer Bucker, un antiguo estudiante del doctor Hamberger le escribió a él sobre experimentos en que tumores de ratón fueron injertados en embriones de pollo. Elmer descubrió que las fibras nerviosas infiltraron la masa celular del tumor después de haber sido incubadas durante ocho días. Concluyó que el tumor proveía condiciones más favorables para el crecimiento de la fibra.
El doctor Levi y Rita decidieron repetir los experimentos de Elmer. Injertaron tumores cancerígenos tomados de ratas cancerosas en embriones de pollo. En junio 15 de 1951 observaron que fibras nerviosas comenzaron a crecer ilimitadamente. Esto fue en respuesta aparente a que el tumor despidió una sustancia química que llamaron factor de crecimiento nervioso. Nerve Growth Factor (NGF). Más experimentos continuaron confirmando la hipótesis de Rita.
Este descubrimiento ofreció prueba de que existe una conexión física entre una mente sana y un cuerpo sano, la llamada proteína NGF. Rita vaticinó que el NGF sería producido sistemáticamente por lo que presentó sus descubrimientos a la Academia de Ciencias de Nueva York. Los esfuerzos de investigación continuaron convencida de que los tumores trasplantados a embriones iban a estimular el crecimiento de fibra. Ella examinó sistemas que mostraban crecimiento extraordinario en forma de círculo de fibras alrededor de ganglios sensoriales y simpáticos crecidos cerca de los tumores trasplantados. En posteriores experimentos se dio cuenta de que las fibras se orientaban hacia el tejido neoplástico, que ella vio como evidencia y como un efecto neurológico.
Trabajando con el bioquímico Stanley Cohen pudieron extraer mayor cantidades de NGF, del veneno de víboras y de las glándulas salivales de las ratas, identificando el factor como moléculas. Estos experimentos fueron llevados a cabo entre 1953 y 1959.
Rita Levi Montalcini continuó viviendo en San Luis, durante 30 años. De 1947 a 1951 trabajó como investigadora asociada.
De 1951 a 1958 como profesora asociada de zoología y de 1958 a 1977 como profesora de tiempo completo. Se convirtió en ciuda estadounidense en 1956 reteniendo su nacionalidad italiana. En la primavera de 1961 regresó a Roma para establecer un la de investigación.
Rita Levi Montalcini y Stanley Cohen fueron los ganadores del Premio de Investigación Médica Albert Lasker en agosto de 1986. Siete semanas después, en octubre 13 de 1986 Rita Levi y Stanley Cohen fueron galardonados con el Premio Nobel de Medicina por descubrir el NGF que de acuerdo con el Comité del Premio Nobel "Es un prospecto para dar luz sobre muchos desórdenes como los cánceres, la cura alar de heridas, la demencia senil incluida la enfermedad Parkinson y Alzheimer.
Rita Levi Montalcini nunca se casó, es una mujer baja de estatura, delgada, con ojos verdes grisáceos y pelo blanco. En ju de 1987 recibió la Medalla Nacional de Ciencias, el premio científico de mayor caía de los Estados Unidos y ha sido la primera mujer miembro de la Academia Pontificia de Ciencias de Roma, lo que jaás en la época del fascismo y el nazismo hubiera sido posible.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal