Richard Rodgers - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Richard Rodgers

Colección y Consulta

Richard Rodgers


Por: Manuel Levinsky

¿Quién no recuerda las extraordinarias obras musicales Oklahoma, Carousel, South Pacific, The King and I, The Sound of Music tantas otras que han conmovido y entusiasmado a millones de personas tanto en Broadway como a través de las pantallas cinematográficas del mundo entero? La gente abarrotaba las salas de los cinemas y salía cantando las canciones que constituían una parte central de películas ya inmortalizadas y que todavía podemos disfrutar en las pantallas chicas de nuestros televisores porque la frescura, la maravillosa inspiración musical que han deleitado desde la década de los 30 y los 40 hasta trasponer el año 2000, para seguir vivas con toda su fuerza magnética proyectándose sobre el tercer milenio. Eso, se dice fácil pero significa toda una hazaña de maestría en composición musical.
Este prodigio de facultad creadora se llama Richard Rodgers. Él nació en la ciudad de Nueva York en 1902, de padres judíos. Su madre, Mamie Levy fue una pianista maravillosa y su padre, William Abraham Rodgers, ejerció como médico siendo también un excelente barítono. Su familia organizaba conciertos caseros en su departamento que tenían en Nueva York, interpretando canciones de obras musicales y de operetas más famosas de aquellos tiempos. Estos conciertos le sirvieron al pequeño Richard como introducción al mundo de la música.
A la temprana edad de cuatro años, nuestro personaje interpretaba ya canciones en el piano sin que jamás hubiera tomado clases. Dos años después empezó a interpretar melodías de las obras de Merry Window y de Mademoiselle Modiste y su imaginación ya captaba toda la fascinación de las obras musicales de Broadway. En su adolescencia asistía cada sábado por la mañana a las matinées de los teatros neoyorquinos, convirtiéndose en admirador de Jerome Kern, cuyas obras musicales iba a ver una y otra vez.
Después de su Bar Mitzva, a cuya ceremonia asistieron
numerosos amigos y algunos artistas del mundo musical de la Urbe de Hierro, cuando tenía 14 años y estando en un campo de verano de Maine, escribió su primera canción llamada Campfire Days. De regreso a Nueva York compuso la canción Auto Show Girl que fue su primera pieza musical registrada. En respuesta a su talento demostrado, Rodgers recibió un gran apoyo y ayuda de sus padres para escribir canciones que se interpretaron en obras teatrales. A los 15 años de edad su precocidad lo llevó a escribir todas las canciones para la obra musical One Minute Please, la cual se estrenó en el Plaza Hotel de Nueva York, entre ellas destacaron When They Rub Noses in Alaska y I am a Vampire.
En plena labor creadora Rodgers trabajó con libretistas y produjo algunas de las comedias más grandes que se hayan presentado en Broadway. A la edad de 17 años conoció en la Columbia University a Lorenz Milton Hart. Esto aconteció en 1919 cuando se montaban shows en esa prestigiosa Universidad, siendo el primer esfuerzo en colaboración de ambos artistas. La obra Fly With Me que es una sátira sobre la vida de un estudiante que vivía en una isla bajo el control soviético fue la obra más importante de ese centro educativo.
De 1920 a 1942, Rodgers y Hart fueron el equipo más exitoso y prolífico para escribir canciones en los Estados Unidos. Dentro de sus obras musicales sobresalieron A Connecticut Yankee in King Arthur's Court, Simple Simón, America's Sweetheart y especialmente las obras que hicieron época Babes in Arms, Pal Joey, y The Boys from Syracuse adaptada de una de las obras de William Shakespeare The Comedy of Errors.
Cuando Hart murió en 1943, Rodgers, en el punto más alto de su carrera de compositor, encontró a Oscar Hammerstein, quien reemplazó a Hart. Así se constituyó la pareja Rodgers y Hammerstein que cubrieron una gloriosa etapa de 16 años.
En 1943, la obra de ellos como equipo fue Oklahoma que logró una innovación en el campo de las obras musicales por su perfección y su inspiración. En el número inicial de dicha obra aparece una mujer granjera escuchando la canción Oh, What a Beatiful Morning interpretado por un barítono de voz muy potente, que fue un comienzo totalmente diferente a como principiaban hasta ese tiempo las obras musicales de Broadway. Otro toque magistral de esta singular pareja fue que en sus obras musicales incorporaban el baile como parte integral de la trama de la obra. Esto les valió un increíble éxito con el público y la crítica.
En 1945, Rodgers y Hammerstein produjeron otra espectacular obra titulada Carousel. Esta fue la favorita de Rodgers por la calidad de todas sus canciones incluidas You Will Never Walk Alone, June is Bustin, Out All Over, If I Loved You, What's the Use of Wond'rin? En ese mismo año, Rodgers ganó un Oscar a la mejor canción It Might as Well be Spring de la película State Fire.
Siguiendo los éxitos de esta sensacional pareja, en 1949 produjeron South Pacific, una obra musical cuya trama se desarrolla en una exótica isla del Pacífico, obra muy controvertida por el enfoque que se hace del problema del racismo. A pesar de ello, esta obra fue representada 1925 veces en Broadway y ganó el célebre Premio Pulitzer.
The King and I otro de los grandes éxitos fue estrenada en 1951 y cuenta la historia de una viuda inglesa que va a educar a los hijos del rey de Siam, quien desea que él y sus hijos se conviertan en seres más civilizados. La trama está basada en experiencias reales de una mujer que las escribió en sus memorias.
A finales de la década de 1959, se estrenó otra estupenda súper producción musical The Sound of Music, basada en una historia real y la cual rompió el récord de ventas de boletos anticipados. La obra cuenta la historia de los siete niños Von Trapp y la relación romántica del padre viudo y su institutriz María. Todas las obras musicales de estos geniales compositores y productores fueron llevadas al cine. The Sound of Music ganó el Oscar a la mejor película en 1965.
Hammerstein murió en 1960 pero Rodgers quien contrajo matrimonio con Dorothy Feiner el 5 de marzo de 1930, teniendo dos hijas Mary y Linda, continuó colaborando con varios líricos musicales como Stephen Sondheim, Shaldon Harnick y Martin Charnin.
Dentro de la larga lista de las canciones que siguió produciendo Rodgers tenemos a Mountain Greenery, Thou Swell, Manhattan, Isn't it Romantic?, With a Song in My Heart, entre otras muchas.
Richard Rodgers batalló contra el cáncer durante varios años de su vida, habiendo fallecido en 1979 a la edad de 77 años. Dejó en vida, más de mil canciones, 45 obras musicales, 12 películas originales, diversos shows de televisión y dos documentales. Según su esposa Dorothy, este excepcional compositor tuvo pocos amigos cercanos ya que estaba siempre absorto en su trabajo. Gracias a ello, la comedia musical llegó a tener la más grande categoría en el mundo teatral y cinematográfico de los Estados Unidos y de todo el mundo, ejerciendo una gran influencia que perdurará hasta las generaciones futuras.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal