Problemáticas de la Continuidad Judía - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Problemáticas de la Continuidad Judía

3er Lustro Rev. Foro

Problemáticas de la Continuidad Judía


El Reto de la Ligazón Histórica Cultural – Religiosa
ante un Mundo Pragmático, Cambiante, Enigmático y Efímero.


Por: Marc Davidoff

Cada época representó un reto al pueblo judío que en la mayoría de los casos fue enfrentando con mucha sabiduría, sin dejar de reconocer que también en el camino muchos fueron (y siguen actualmente) perdiéndose.
Según un análisis, menciona que si hubiéramos vivido una vida "normal" de un pueblo, siendo en la época de los romanos alrededor del 10% de su población, actualmente tendríamos que ser alrededor de 220 ó 240 millones de judíos, cuando sabemos que en el mejor de los casos hay una población judía mundial que no llega a los 14 millones.
Actualmente el reto principal de la continuidad no reside en afrontar un enemigo externo, que quiere confrontarnos, sino más bien la propia globalización, uniformidad de los valores, masificación, los constantes cambios de intereses, modas y estilos de vida, que han llevado a la pérdida en muchos casos de la singularidad de la vida judía.
A continuación analizaré brevemente algunos de los temas para entender con mayores elementos esta realidad.

La Cultura ligada a la historia vs. el pragmatismo moderno

Uno de los estandartes en el cual muchas de las religiones se basan, es el convertir una acción del pasado a un espacio sagrado, acto que le da un establecimiento de valores y sentido a todo un proyecto de vida. Por ejemplo: El Brit (pacto) del pueblo judío con su Dios nace en un acto donde Abraham muestra su fe a un Dios único y lleva a sacrificar por esta fe a su hijo Isaac. Es ese momento donde se confirma la unión o pacto de Dios con Abraham y por ende con el futuro del pueblo hebreo.
Esta acción se santifica y se traduce en un pacto de Dios con el pueblo elegido. Naciendo de aquí el denominado Brit Mila, (ritual de la circuncisión) que da el inicio al bebé varón a los ocho días de nacido su entrada a ese pacto.
En la actualidad los momentos sacros han perdido relativamente peso y han surgido «momentos» de éxtasis a través de encuentros efímeros con artistas (conciertos), deportistas (juegos) entre otros que a la vez se vuelven espacios «cumbres», pero muy cambiantes. La sensación es que se vive actualmente en un maremoto desconcertante, que tiene ciertas anclas a través de estos acontecimientos. Por eso podemos ver las grandes manifestaciones ante un artista o conciertos.
En una síntesis muy básica podríamos decir que: el judaísmo propone una escala de valores y acciones, basadas en unos principios y actos milenarios. La sociedad moderna propone una forma de ser, ligada a los nuevos «héroes» de la sociedad actual, consumiendo su producto.

Los rituales de ayer y hoy

El judaísmo como también otras religiones y pueblos han creado rituales que dan un significado especial a ciertos momentos de la propia vida. Estos simbolizan una serie de valores y espacios que dan un significado a la misma.
Existen dos espacios de tiempos que le dan un marco a la temporalidad del ser. El primero es el que podemos denominar como el "cíclico", que es aquel que siempre regresa y se repite, recreándose a través de una acción o algún ritual. Por ejemplo: El Shabat es un día especial para el judaísmo de que no solamente da un sentido distinto a la cotidianidad, pero además tiene una serie de rituales y costumbres, previos y durante su celebración; el ir a la Mikve (ritual de limpieza), el Kabalat Shabat (rezo sabático), Oneg Shabat (cena sabática) etc.
Por otro lado tenemos el tiempo lineal,   -1999, 2000 etc. que solamente regresa a través de las memorias. Las sociedades y comunidades con tendencias religiosas-tradicionalistas le dan mayor énfasis al calendario cíclico y las sociedades seculares modernas le dan más peso al tiempo lineal.
No por eso los rituales desaparecen en las sociedades modernas, sino se van transformando bajo otros contextos: conciertos, fiestas, espectáculos, juegos entre otros. La necesidad de salir de los tiempos cotidianos a tiempos especiales son tan importantes en las sociedades modernas, como ir de los tiempos comunes a los sagrados en los tradicionalistas. Todas las sociedades necesitan (aparentemente) de rituales. Las diferencias recaen básicamente en el significado intrínseco de cada uno, y el porqué de su importancia.

La Familia tradicional vs. la propuesta organizativa actual

Otro de los factores con que se enfrenta el judaísmo actualmente, es el factor familiar como sistema-grupo de transmisión de valores.
La familia tradicional, formada por varias generaciones y generalmente varios hijos, con una cohesión social importante, tenía una mayor capacidad de estructurar momentos y espacios que influían en un entendimiento de los valores a transmitir.
El respaldo psico-social que ésta podía dar, posibilitaba también un apoyo al niño y al joven de proyectar su forma de vida a través de ejemplos intrínsecos y extrínsecos dentro de la propia familia. Inclusive los roles estaban bien definidos y las expectativas también eran claras.
El mundo moderno ha puesto gran fortaleza en el crecimiento individual, que es importante, rompiendo la tradición de roles pre-establecidos, y a la vez permitiendo un crecimiento tanto a la mujer como al hombre.
En el aspecto de crecimiento, éste llegó para la mayoría de las personas, transformándose la familia extensa o tradicional a la nuclear (padres-hijos), con pocos hijos y podemos mencionar que en ciertas sociedades se nota un porcentaje alto de familias uni-paternas. Pudiéndose destacar el incremento de individuos que no forman un matrimonio.
En un porcentaje alto los dos padres generalmente trabajan para sostener la casa, dejando una parte importante de la educación y transmisión de valores a los colegios y otras instituciones.
En el caso de las relaciones de los padres e hijos, donde la autoridad no se da "de facto" como anteriormente era, ésta se vuelve una relación en el mejor de los casos de autoridad afectividad cercana y comunicación efectiva profunda. Los tiempos y espacios de transmisión cambian de ser cuantitativamente valiosos a cualitativamente eficaces. En cualquiera de los casos, el aprendizaje por medio del ejemplo sigue siendo importante, esta es una de las armas fuertes de las estructuras y grupos pos - industriales.
Pero el peligro recae aquí en aquellas familias que no tienen esta calidad de relación, ya que "la red protectora familiar" de antes no existe actualmente, y este es un grave problema al del desarrollo del mismo, se pregunta: ¿cuánto uno puede doblarse antes de romperse?... O en otras palabras: ¿cuánto uno puede dejar sus vivencias y valores, antes de dejar de ser uno mismo?
Este es el principio de la entrada del mundo moderno cambiante... y la pregunta vuelve a cosquillear... ¿Cuánto uno puede dejar su pasado histórico para incorporarse a un presente y futuro dinámico, masificado e incierto, sin dejar de ser judío? Y a esta pregunta, algunas reacciones que tocan los extremos, por un lado la respuesta ultra ortodoxa, copiando dentro de lo posible el "shtetl", tanto físicamente como en su forma de vida. El otro lado a esta verdad es la de vivir el presente universal, que conlleva a la asimilación. Y entre estos dos extremos una cantidad casi infinita de alternativas y propuestas.
Primordialmente el desafío más grande es el reinterpretar un judaísmo, para que sus valores y principios sean significativos a los propios judíos en esta pronta apertura de la puerta del siglo XXI.
Así como Ezra y Nehemias dieron nuevas formas en el regreso de una parte de la población judía de Babilonia a la tierra prometida; los Talmudistas dieron nuevas pautas de conducta para la vida en la diáspora, probablemente llegó el momento de confrontar al gran reto que nos impone este mundo cambiante, abierto, masificado, e intercomunicado, para proponer la recreación de una vida judía plena y profunda, en un marco donde el internet y otros conceptos y consumos, pintan el escenario del mundo, dándole pautas de actuación a todos los actores de la vida.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal