Peter Lorre - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Peter Lorre

Colección y Consulta

Peter Lorre

Por: Manuel Levinsky

Peter Lorre, extraordinario actor cinematográfico, considerado por sus actuaciones magistrales como el villano neurótico, hizo toda una escuela en la difícil actuación de personajes de carácter dentro del séptimo arte.
Nació en Rózsahegy, Hungría, el 26 de junio de 1904, hijo de padres judíos y su nombre original fue Ledislav Loewenstein. Su familia después de viajar por varios países, se estableció en Viena, Austria, donde el joven Lorre desde adolescente, empezó a dedicarse al teatro. En vista de que su nombre era muy largo, su empresario le sugirió cambiarlo por uno que se grabara mejor en la memoria de los espectadores. Fue así como surgió el de Peter Lorre. Simultáneamente a la actuación, de 1921 a 1924, trabajó en un banco, organizó un grupo amateur de teatro dramático y estudió psiquiatría con Alfred Adler y Sigmund Freud.
En 1924 se fue a Breslau y después a Zurich, regresando a Viena en 1925. Sus trabajos en los tres años siguientes fueron en obras intrascendentes pero le sirvieron para que afinara sus cualidades de actor. Ya en Berlín sobresalió en algunas funciones, especialmente haciendo el papel de idiota del pueblo en "Engineers in Ingolstadt" en 1929, mismo año en que personificó a un filósofo sadista en "Danto's Death" y a un muchacho de 14 años confundido por conflictos morales que lo llevan a suicidarse en "Spring's Awakening".
En la propia capital de Berlín, conoció a la actriz alemana Celia Lovsky con quien vivió un tórrido idilio. Ella le presentó al célebre director de cine Fritz Lang, que le dio un papel estelar en la película "M" en 1931, protagonizando la historia del asesino de un niño. Su actuación fue muy elogiada por la crítica. Esta película "M" le dio a Lorre un renombre mundial que le ganó tentadoras ofertas en Hollywood, las cuales rechazó por miedo de que los directores de la cinematografía estadounidense quisieran limitarlo a una imagen perpetuamente comercial de villano de edad madura. Peter luchó durante varios años para forzar a los productores a darle una variedad de papeles diferentes. Él decía en relación a la actuación: "Si el dinero es el único objetivo de un actor, eso no es digno. Debe haber un motivo superior".


Hasta el año de 1933 siguió actuando en películas alemanas. Cuando los nazis subieron al poder en ese año, huyó primeramente a Austria, después a Francia y por último, en 1934 a Inglaterra.
A pesar de que no dominaba bien el idioma inglés, actuó en la película "The Man Who Knew to Much", dirigida por Alfred Hitchcock, haciendo el papel de un espía que formaba parte de una banda que secuestró a una muchacha y que planea un asesinato político. Peter Lorre le dio a su personaje un vigor tal que su actuación sobresalió de los demás actores de dicha cinta. Fue aquí en Inglaterra donde legalizó su unión con Celia Lovsky.
En julio de 1934, Lorre emigró a los Estados Unidos, donde conoció al productor Harry Cohn de Columbia Pictures. Como era muy exigente y no aceptaba cualquier papel, después de varios meses de inactividad, la Columbia lo prestó a la Metro Goldwyn Mayer para la película "Mad Love" filmada en 1935, en la que personificó a un brillante cirujano plástico sexualmente insatisfecho que obtenía placeres al observar torturas que infligían a una actriz. Nuestro personaje tuvo que raparse la cabeza para este papel en el que irradió una tremenda repulsión pero con ciertos rasgos humanos.
Aceptó el papel de "Mad Love" con la condición de que Harry Cohn le diera el papel de Raskolnikov en la versión fílmica de la novela de Dostoyevski "Crimen y Castigo" exhibida en 1935.
En 1936 regresó a Inglaterra para filmar la película de Hitchcock, "Secret Agent". De regreso a Hollywood y de 1937 a 1939 dio vida al detective japonés Mister Moto en una serie de películas que llamaron mucho la atención.
En 1941 desempeñó el papel de un extraño y deshonesto caballero en el film "The Maltese Falcon". También tomó parte en dicha proyección fílmica el magnífico actor de carácter Sidney Greenstreet. El público disfrutó la interacción entre los dos villanos Lorre, pequeño y callado y Greenstreet corpulento y de voz fuerte. Fue tanto su éxito que aparecieron juntos en "Casablanca" en 1943, "Passage to Marselle" y "The Mask of Dimitrios" en 1944. "Three Strangers", "The Veredict" y "The Beast with Five Fingers" en 1946.
Lorre por su rostro impactante de villano neurótico apareció en varias cintas de terror con Boris Karloff (Frankestein) y Bela Lugosi (Drácula). Insatisfecho con su carrera en Hollywood, nuestro personaje se fue a Alemania en 1951, después de la Segunda Guerra Mundial. En aquel país escribió, dirigió y estelarizó el film "The Lost One". Cansado de representar asesinos neuróticos, decidió interpretar a un científico nazi. Desgraciadamente esta película no tuvo éxito. Durante su estancia en Alemania, empezó a sufrir de hipertensión arterial y obesidad que le dieron a su expresión facial un aspecto melancólico con ciertos tintas cómicos. Un año después regresó a Estados Unidos cuando su carrera iba en pleno declive aceptando papeles secundarios.
Peter Lorre tuvo un talento único en la historia de la cinematografía. Él era capaz de personificar al más diabólico de los villanos, pero también tenía una gran cualidad para la comedia como lo demostró en la película "Arsenic and Aold Lace". A pesar de su corta estatura, ojos grandes y saltones y voz de tono bajo, pudo interpretar a un monstruo siniestro, que sin embargo, tenía belleza e inspiraba cariño.
Por lo que respecta a su vida romántica, Lorre se divorció de Celia Lovsky para casarse con Kaaren Verne, una actriz retirada de quien se divorció dos años después. En 1950 conoció a Annemarie Brenning quien se convirtió en su secretaria y en 1953 en su tercera esposa, con ella tuvo una hija llamada Catherine. A principio de la década de los 60's, se separó de Annemarie.
Peter Lorre fue un brillante actor que supo interpretar las debilidades y desesperaciones de un villano de bajo mundo, sabiendo matizar situaciones de tremenda irritación e indignación que caracterizaron a varias de sus actuaciones. En su extraordinaria carrera, Lorre personificó diferentes nacionalidades tan disímbolas como árabe, japonesa, francesa, alemana, mexicana y rusa. Tan excepcional personaje de la cinematografía mundial murió en Los Angeles, California, el 23 de marzo de 1964.






Regreso al contenido | Regreso al menu principal