Paul Muni - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Paul Muni

Colección y Consulta

Paul Muni

Por: Manuel Levinsky

Paul Muni, cuyo verdadero nombre era Muni Weisenfreund, uno de los más grandes actores de teatro judío y de la cinematografía mundial, nació en Galitzia, Polonia el 23 de septiembre de 1895. Sus padres Nathan y Salche Weisenfreund también actores, emigraron a Estados Unidos con sus tres hijos Yosef, Albert y Muni. El menor de ellos Muni tenía siete años de edad. A los dos meses de su arribo ya encabezaban una compañía judía de variedades que alternaba sus actuaciones en las ciudades de Nueva York, Chicago, Detroit, Cleveland y Filadelfia. En Chicago, la ciudad llamada de los ventarrones, durante una representación al aire libre en el año de 1904, Nathan contrajo un fuerte resfrío que degeneró en asma, enfermedad a causa de la cual falleció.
Para el pequeño Muni que estudiaba en el jeder (escuela elemental judía) el teatro y la música eran su pasión y se daba tiempo para tocar el violín que por cierto lo hacía con precoz maestría y actuar sobre el escenario con grandes aptitudes de pequeño actor.
En su libro biográfico nos dice Doris Farberman que a los 15 años abandona el conservatorio de música e inicia su actuación en idioma idish, en el teatro "La Terraza" de la 2a. Avenida de Nueva York. En una de sus funciones se encontraban tres famosos directores: David Kesler, Jacobo Kalij (esposo de la famosa comediante Mally Picon) y Maurice Schwartz. Los tres se interesan por Muni y gana Kalij. En consecuencia, en 1918 debuta con su compañía en Boston en un teatro que es clausurado al mes debido a una epidemia producida por las pulgas que en él moraban. Dos meses más tarde se presenta en Filadelfia y al surgir discrepancias con el director Kalij se incorpora al "Kunst Teather" que dirige Maurice Schwartz con un sueldo de 45 dólares semanales. Los roles interpretados entre otros, fueron "Motke, el Ladrón" de Sholem Ash y el "Premio Mayor de la Lotería" de Sholem Aleijem.
El 8 de mayo de 1921 contrajo matrimonio con la también famosa actriz del teatro judío Bella Finkel. Con ella formó una pareja que recorrió diez estados de la Unión Americana con la opereta "Martyme". El público salía del teatro tarareando las canciones del compositor Romberg, que Muni y Bella interpretaban desde el escenario con el fervor de dos corazones enamorados.
En 1925, Muni se presenta en Londres en el teatro "La Scala" con la obra "Tevie, el Lechero" del citado Sholem Aleijem, obra que más tarde se convirtió en la opereta "Violinista Sobre el Tejado". También tuvo mucho éxito con la obra "Dios, Hombre y Demonio" de Jacob Gordon.

De regreso a Nueva York, Muni y Bella continúan en el Kunst Teather y hacen su última aparición en 1926 con la opereta de Siegel "El Jardín del Amor". Se cierra así un capítulo de su vida que se prolongó durante 18 años.
Del teatro judío, Muni pasó al de habla inglesa. Su debut tuvo lugar en Broadway con la obra "We Americans" (Nosotros los Americanos) que se estrenó el 12 de octubre del mismo año de 1926. Luego tomó parte en la obra "Four Walls" (Cuatro Paredes) que tuvo un gran éxito y en la que participó también su esposa Bella.
Winnie Sheehan, "buscador de talentos" de la Twentieth Century Fox lo vio actuar y dijo: "El tipo Muni es formidable" y se lo llevó a Hollywood. El Presidente de la Compañía Cinematográfica, William Fox, apodado "El Zar" al verlo exclamó: "De hoy en adelante tu nombre artístico será Paul Muni". Aunque Muni Weisenfreund que era de un carácter enérgico y rebelde se resistió, Fox le explicó: Lo que estoy haciendo, es darle una marca a un producto que trataré de vender a todo el mundo, además es un nombre corto y fácil de retener".
Paul Muni contrató con la Fox por cuatro años y dos millones de dólares. De inmediato comenzó a filmar "El Valiente" en el que hizo el papel de un joven homicida. Cuando Fox vio el film en exhibición privada comentó: "El muchacho tiene calidad... pero vamos a perder plata con él, sin embargo ¿Qué le vamos a hacer? ya estamos en el baile". La película no batió records de recaudación pero tampoco dejó pérdidas. La crítica lo trató bien. Algunos diarios decían que "Paul Muni es un actor que promete".
Seis meses después Muni rodaba su segundo film "Seven Faces" (Siete Caras) que fue un total fracaso. A consecuencia de ello, Muni tuvo un altercado con Fox y convinieron por común acuerdo rescindir el contrato. El actor había recibido 420,000 dólares.
Paul Muni regresó a Broadway y el 5 de noviembre se presenta en la obra de Elmer Rice "Councellor-at-Law" (Consejero Jurídico) en el Plymounth Theatre con un éxito extraordinario.
Howard Hughes, multimillonario, fabride aviones y lanchas de motor, "play boy" y productor independiente, al verlo de inmediato lo contrató para hacer una película por 250,000 dólares. La película versaba sobre la vida de Al Capone y se llamó "Scarface" (Cara Cortada) que terminó de rodarse en 1932 constituyendo un éxito clamoroso en todo el mundo.
Hughes cedió a la Warner Brothers los derechos que tenía sobre Paul Muni por una importante cantidad de dólares y la afamada productora firmó con el artista un jugoso contrato por 7 años para filmar varias películas y recibir 5 millones de dólares.
El film "La Vida de Luis Pasteur" dio a Muni en 1936 el "Oscar" de la Academia de Artes Cinematográficas de Hollywood. Postela Metro Goldwin Mayer llegó a un arreglo con la Warner y filmó un contrato con Muni por 750,000 dólares por la filmaón de la película "Madre Tierra". La película tuvo un éxito inmenso. Nuevamente en la Warner filmó en 1937 la extraordinaria película "La Vida de Emilio Zolá" y en 1938 otra obra maestra de la cinematografía "Juárez".
Muni se adentró tanto en estos dos personajes, que leyó y releyó sus biografías, vio cientos de fotografías y dibujos, visitó museos en sus países de origen y se encerraen su casa para recitar sus parlamentos ante una grabadora de sonido. Ni siquiera su esposa Bella podía interrumpirlo. Las dos películas fueron aclamadas con estruendosas ovaciones el día de sus estrenos.
Consagrado ya como uno de los más grandes actores del mundo, filmó en 1944 para la Columbia Pictures "Canción Inolvidable ", hael papel de Joseph Elsner, profesor de FeChopin. Fue otro de sus grandes triunfos.
En 1946 se gestaba ya el derecho de los judíos a una Patria después del Holocausto que costó la vida a 6 millones de seres inocentes. Paul Muni llevado de un fervor sionista deja sus compara actuar nuevamente en el teatro y estrena en Chicago la obra "A Flag is Born" (Nace una Bandera), misma que se vio izar dos años después en el naciente Estado de Israel.
Sigue en las tablas presentando en 1949 "La Muerte de un Viajante" de Arthur Miller y en febrero de 1955 estrena la obra "Inherit the Wind" (Heredarás el Viento) manteniéndose noche tras noche a sala llena. Fue su más impresionante triunfo teatral, recibiendo el "Premio Antoinette Perry". La prensa lo calificó como el "gran Mr. Paul Muni".
En julio de 1956 precisamente cuando se estaba maquillando para esta obra, sintió punzante dolor en un ojo al hacer un movimiento brusco de cabeza. Al día siguiente el oftalmólogo diagnosticó: "tumor maligno". Muni tuvo que suspender sus actuaciones debido a la pérdida de su ojo, siendo reemplazado por el actor Melvyn Douglas.
A pesar de las indicaciones médicas de reposo absoluto, de su ojo de vidrio y de los ruede Bella para que abandonara su carrera artística, aceptó filmar para la Columbia Pictures la película "The Last Angry Man" que en español se llamó "Esclavos del Deber". La película se estrenó en 1960. Hacía 15 años que Muni no filmaba. Ese fue su retorno y su adiós al cine.
Aunque enfermo, todavía la televisión lo reclamó como estrella invitada para dos proen 1964 y 1965. El 25 de agosto de 1967, a un mes de su 73 cumpleaños, con la fiel esposa Bella a su lado dejó de existir el "Rey" de la escena y de la pantalla. Sus restos fueron trasladados al cementerio Beth Olam y la oración fúnebre esa cargo del rabino Leonard Birman. Por falta de hijos dijo Kadish su hermano mayor Yosef. En representación de los artistas habló la actriz Bethel Leslie quien expresó:
"Los que lo conocimos bien sabemos que el mundo ha perdido un hombre de tan magcualidades que actores como él sólo surgen uno cada siglo".




Regreso al contenido | Regreso al menu principal