Nahum Sokolow - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Nahum Sokolow

Colección y Consulta

Nahum Sókolow

Por: Manuel Levinsky


La vida de Nahum Sókolow fue creativa casi desde su temprana juventud. Tres actividades merecieron toda su dedicación: el periodismo, la literatura y la labor en pro del sionismo.
Moshe Goldstein describe a Nahum Sókolow como una figura polifacética, poseedora de extraordinaria capacidad y vitalidad. Fue uno de los hombres claves en la historia del pueblo judío. No hubo un sólo género en la literatura que no haya abordado en mayor o menor escala.
Nahum Sókolow nació en 1860 en Wyszogrod, Polonia, en el seno de una familia descendiente de rabinos y estudiosos de la Tora. A la temprana edad de 17 años contrajo matrimonio con Rivka Segal, quien apoyó todos sus actos y los estimuló con energía y cariño en sus aspiraciones literarias y periodísticas.

Tres años después, Sókolow se trasladó con su familia a Varsovia y entró a trabajar en el periódico "Hatzefirá". Un nuevo capítulo se abrió en su existencia. Varsovia dominada en aquel entonces por la Rusia zarista, era el centro del "iluminismo" y la asimilación judía. Era la mayor comunidad del judaísmo polaco. En ese periódico fundado por su redactor Jaim Zélig Slominsky en 1872, fue uno de los principales portavoces del movimiento "iluminista". Cuando Sókolow se incorporó a ese periódico en 1880, tenía escasos 20 años. La labor periodística de Nahum se amplió cuando "Hatzefirá" comenzó a publicarse diariamente. Sókolow obtuvo el cargo de secretario de redacción.


El llenó las páginas del diario con artículos exegéticos y reseñas políticas, con su famosa columna "De sábado a sábado".
El periódico creció y fue uno de los principales guías de la opinión pública judía. Nahum se convirtió en el periodista más leído y querido de las aldeas de Polonia y Lituania,- pues supo desarraigarlos del ámbito reducido de la provincia judeo-polaca para vincularlos con todo el pueblo judío.
Nuestro personaje no escribía únicamente en "Hatzefirá", también hizo oír su voz desde las columnas del 'Telegraf' en idish, y desde el periódico "Izraelita", en polaco. Escribió asimismo, muchos artículos en alemán e inglés, en la prensa exterior, y miles de lectores fueron cautivados por su magnética pluma.
En 1878 publicó Sókolow su primer libro, "Cimientos de la Tierra", cuyo tema fue la geografía física. En 1881 escribió "Odio Eterno al Pueblo Eterno", un libro que trata del odio hacia el pueblo judío.
En una carta que Nahum dirigió al poeta Yehuda Leib Gordon en el año 1884 cuando tenía 24 años de edad, le escribe: "Soy una persona joven y mi objetivo es ir siempre hacia adelante. Mis pies nunca encuentran descanso. Por el momento soy mitad escritor y mitad lector, mitad maestro para mis lectores y mitad aprendiz. Aprender y aprender, esta es mi señal y mi estandarte y la meta de mis proyectos".

En 1889 publicó un Lexicón literario. Era el único diccionario biográfico que reunía en sus páginas a todos los escritores judíos de su época.
El Primer Congreso Sionista en Basilea, Suiza, al cual asistió como periodista, ejerció sobre él profunda influencia y a partir de este acontecimiento se convirtió en un sionista entusiasta. Se sintió desde entonces completamente "atrapado" por Herzl y su proyecto. Cuando se citó con el creador del sionismo político y conversó con él por espacio de varias horas, se sorprendió no por lo que dijo, sino como hablaba: "Había en Herzl -escribió después Sókolow- una sencillez inocente, pura. Estaba imbuido de ideas de libertad. Su nobleza y su autoconfianza eran sus rasgos característicos". Cuando el Congreso se constituyó en tribuna del pueblo judío, Sókolow consagró todo su vigor y capacidad al movimiento sionista y puso a disposición del mismo su propia tribuna, el diario "Hatzefirá".


Después del Segundo Congreso Sionista, los judíos religiosos, a cuya cabeza estaba el rabino Raines exigieron que la Organización Sionista no se ocupara le ninguna labor cultural, pues temían que dicha labor, jasada solamente en el aspecto nacional, debilitaría la /ida religiosa. Contraponiéndose a la fracción religiosa, se creó la fracción popular o democrática, dirigida por el doctor Jaim Weizman y secundada por Nahum Sókolow. En esa ocasión nuestro personaje escribió un libro titulado "A los Sabios y Maestros", es una obra que comprende un método claro y ordenado sobre la labor del pueblo y el sionismo pleno. Fue publicada por la editorial Bnei Tzion, de Varsovia.
En el Sexto Congreso Sionista en 1903, llamado también "Congreso Uganda", Sókolow se contaba entre los que se abstuvieron de votar en pro de la creación de un refugio temporario para los judíos en Uganda.
En 1904 se celebró con gran brillo el 25 aniversario literario de Sókolow. En esa oportunidad se editó un libro en su honor, en el que colaboraron los más grandes escritores y estudiosos de la época. Además, la comisión de homenaje publicó un volumen de obras selectas de Sókolow. En 1906 fue interrumpida la publicación el "Hatzefirá" debido a decretos emanados del gobierno ruso. Esa fue la causa extrema por la cual se cerró el diario.
David Wolffsohn, el continuador de Herzl, invitó a Nahum Sókolow, el más importante de los periodistas hebreos, para que se desempeñara como secretario del Ejecutivo Sionista, cuya sede estaba en la ciudad de Colonia, Alemania. En el Noveno Congreso, que tuvo lugar en Hamburgo en 1909, Sókolow declinó su cargo, al producirse la reapertura de "Hatzefirá" y regresó a Varsovia como redactor del diario. En el Décimo Congreso Sionista, en Basilea en 1911, fue elegido miembro del respectivo Comité de Acción. Después recorrió muchos países de la Diáspora con el auspicio del Ejecutivo Sionista, convirtiéndose como embajador de dicho movimiento.
En 1914 al estallar la Primera Guerra Mundial se traslada a Londres y allí comienza una enérgica acción política juntamente con el doctor Jaim Weizman. Mantuvo entrevistas con representantes del gobierno francés. Fue recibido en audiencia por el Papa Benedicto XV y esta conversación desvaneció muchas dudas con respecto a la cuestión de los lugares santos en Eretz Israel.
En ningún momento cesó Sókolow de escribir. Mientras desarrollaba una febril actividad política, escribió su obra "Historia del Sionismo" en idioma inglés, que fue publicada en 1918 con el prólogo de Lord Arthur Balfour. Fue uno más de sus 30 libros editados, además de 4,500 artículos periodísticos en diferentes idiomas. Junto con Jaim Weizman y Menajem Mendl Ussishkin integró la delegación sionista ante la conferencia de la Paz en Versalles, donde señalaron los derechos históricos del pueblo judío sobre Eretz Israel, según la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917, que fue, sin lugar a dudas, el acontecimiento más importante en la historia del sionismo. Visitó los Estados Unidos al frente de una delegación sionista para reunir fondos para el Keren Hayesod. De 1931 a 1935, actuó como Presidente de la Organización Sionista Mundial.
Una de las emociones más profundas de su vida fue el homenaje de que lo hizo objeto la Municipalidad de Tel Aviv al designarlo "Ciudadano Honorario" en 1935. El nombre de esa ciudad se debe indirectamente a Sókolow, ya que al traducir del alemán al he-breo la novela de Herzl, "Vieja y Nueva Patria", la tituló Tel Aviv (Colina de la Primavera).
El 17 de mayo de 1936 a los 76 años de edad, en la ciudad de Londres, dejó de existir Nahum Sókolow cuando se hallaba ante su mesa de trabajo escribiendo uno de los capítulos de su gran obra: "El Libro de los Héroes". La vida literaria de Sókolow comenzada en plena adolescencia se extendió hasta el último día de su vida. Su entrega sin reservas a la causa del pueblo judío y de Eretz Israel no cesó durante toda su existencia. Fue un periodista extraordinario, un escritor selecto, un activista dinámico y un líder natural. Su herencia es un tesoro que ha enriquecido a nuestra literatura.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal