Mi negocio, ya no es negocio... - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mi negocio, ya no es negocio...

3er Lustro Rev. Foro

Mi negocio, ya no es negocio...


Por: Nissim Mansur T

La idea para escribir este artículo, la tome prestada del libro:
Un Arte de Vivir de André Maurois.
 


Nos reunimos todos los jueves en un céntrico café un grupo de amigos. Se platica de todo y nada casi siempre, aunque hay ocasiones que algo se aprende…

Tal fue el caso de la afirmación  de Olegario cuando nos dijo:
-          Mi negocio ya no es negocio y lo voy a liquidar…
Fue Martin el que le pregunto:
-          ¿Que ya tienes una mejor opción?
-          No, contesto Olegario, ya algo saldrá.
-      Estas cometiendo un grave error que te puede ser muy costoso.
-         Cuando se tiene ya un negocio instalado, ya se ha recorrido buena parte del camino:
-           Se han sufrido reveses, se ha acumulado experiencia se ha aprendido el oficio, todo eso cuenta mucho y cuesta más…

El empezar una nueva actividad, el entrar a un negocio que no se conoce. El ver un nuevo proyecto que entusiasma es ver una sola cara de la moneda y no la otra. Las sorpresas desagradables, la miopía del principiante, no están a veces tomadas en cuenta…

Hay negocios buenos y negocios malos en un mismo ramo en una misma línea. La diferencia está en las circunstancias que nunca son iguales, mucho menos justas. Hoy por hoy que tienes necesidad del fruto de tu trabajo no puedes darte el lujo, menos el gusto de dejar de trabajar…

Cuando se tiene la necesidad de trabajar no se puede tentar a la suerte, y si se tiene que razonar mas. Ver otros campos observar otros mares está bien, pero comprometerse en un negocio que no se conoce nada mas con la ilusión que nos atrae más y pensar y esperar que nos irá mejor  es una inútil fantasía; vale más tratar de sacar provecho de lo que ya tenemos a la mano.

De pronto Pablo otro amigo en nuestra mesa (como lo hacíamos en la escuela) levanto su diestra para intervenir en la plática:
-  Así que Olegario el negocio que no es negocio antes de abandonarlo ve primero en que forma puede mejorar para tu bien, y si así no fuera se vale cambiar de barco mirando primero, analiza claramente hacia adonde quieres ir; y lo mas importante si ya tienes a donde ir…
-  El riesgo se justifica y hasta se aplaude cuando es la única alternativa posible, así si vale la pena jugársela de otra manera no se justifica…

Para apuntalar lo aquí escrito André Mourois nos dice:

*Sed constantes y estables.
Yo sé que cuando las cosas van mal, se siente la tentación de tirar el martillo después de haber errado el golpe,
de recomenzar la vida con otra mujer,
con otros amigos de vivir bajo otros cielos.
No cedáis ante esta aparente facilidad.
En algunos casos extremos puede ocurrir que las desdichas insoportables hagan absolutamente necesario
un nuevo arranque; pero para la mayor parte de los seres,
vale más el sacar el partido posible de lo que tienen…

Envejecer y morir en medio de aquellos con quienes se ha crecido
y combatido, es un dichoso destino.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal