Max Brod - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Max Brod

Colección y Consulta

Max Brod


Por: Manuel Levinsky


La literatura y la música así como la actividad sionista han tenido un personaje destacado que es Max Brod. Él nació en  Praga, Checoslovaquia en 1884, y estudió leyes en Alemania donde recibió su doctorado para luego prestar sus servicios en el gobierno checo. No obstante sus atenciones principales no descuidó sus tres actividades mencionadas arriba que marcaron  profundamente su brillante personalidad.
Desde 1924 y hasta la ocupación nazi de Checoslovaquia en 1939, estuvo asociado con el periódico "Prager Tagblatt" como crítico literario y musical. Debido a la expansión del nazismo, Brod abandonó su país de origen para establecerse  en Tel Aviv, donde se dedicó a escribir obras para el prestigioso teatro "Habima".
La carrera literaria de Max Brod había empezado en el año 1906, con obras líricas y narrativas. Sus primeras historias de tipo crítico, tuvieron como escenario la capital de Praga, en un ambiente judío.
La fama como gran escritor de novela histórica lo obtuvo con su trilogía "El Camino a Dios de Tycho Brahe" en 1916; "Rubén, el Príncipe de los Judíos", en 1925 y "Confinamiento de Galileo" en 1947. Inolvidable es el retrato que presenta  Brod del astrónomo danés Tycho Brahe, donde hacia el fin de su vida, reconoce las conclusiones más correctas de astronomía del joven Juan Kepler y tiene el valor de pedir su aceptación ante el emperador Rodolfo III a pesar de ser contradictorias  a las suyas.


Pero los más sólidos pilares de la fama de Brod provienen de su estrecha  amistad con Franz Kafka, cuyo genio, él fue el primero en reconocer. Kafka consciente de que se aproximaba su muerte, designó a Brod como su ejecutor literario, con instrucciones  de destruir todos sus manuscritos no publicados, pero Brod dándose  cuenta de que hubiera sido una injusticia privar a la humanidad de esa riqueza literaria del pensamiento de un hombre genial, desobedeció las instrucciones y se dedicó a publicar,  interpretar y editar una serie de estudios que se extendieron por  cuatro décadas, interesando al mundo intelectual sobre la vida y obra de Franz Kafka.
El interés de Max Brod en la música lo llevó a traducir y escribir libretos y a incrementar la popularidad del compositor de ópera, el checoslovaco Leo Janaeck y a publicar un estudio sobre Gustav Mahler en 1961.
También publicó un libro titulado "La Música de Israel" donde trató de definir las características específicas de la música judía de cánticos bíblicos, canciones populares de los compositores modernos de la diáspora y   los más nuevos sucesos musicales en el Estado de Israel. Asimismo, fue un compositor cuyo trabajo incluyó "Réquiem Hebraicum" que se ejecutó con éxito en Eretz Israel y Nueva York.
Muchos libros de Max Brod han aparecido en traducciones al inglés, francés, español y hebreo. En Eretz Israel, escribió la novela "Eine Stunde vor der Sintflut" (Una Hora antes del Diluvio), dedicado a la memoria de su hermano Otto, que murió   en las cámaras de gas del campo de concentración de Osviecim y que también trata de un episodio de la juventud, a la sombra de sus primeros conflictos de judío y alemán.




La devoción de Brod hacia el sionismo y la hermandad nacional, se remonta hacia  el año 1913, cuando Praga era todavía parte del imperio Austro-Húngaro. En 1918, cuando dicho imperio estaba por desaparecer, los judíos de Praga fueron atrapados   en medio de los reclamos de las nacionalidades alemana y checoslovaca. Brod  llamó a sus correligionarios para mantenerse neutrales y darle prioridad a sus intereses nacionales judíos.
Para Brod el sionismo era la expresión más dinámica del pueblo judío. Un movimiento más que político, el camino a la vida para todos aquellos judíos que aceptaron el nacionalismo judío ya fuera en Eretz Israel o en la Diáspora.
Su fe judía se documenta en los volúmenes de "Paganismo, Cristianismo, Judaísmo" escrito en 1921. Nuestro personaje tenía la esperanza de que un mundo que ha experimentado con paganismo y cristiandad y que ha fracasado en lograr una relación sana entre individuos y pueblos, se vuelve hacia los pioneros judíos en la Tierra Santa como guía en la formación de una sociedad más moral.
En la década de los 20 y los 30, Brod convivió con un círculo de intelectuales judíos cuyas características delineó en "Círculo de Praga" en 1966 y en su autobiografía "La Vida de Lucha" en 1960.
Max Brod era un autor dotado de gran sensibilidad. Escribió varias biografías de grandes personajes que tuvieron un gran éxito como la del músico Adolph Schreiber, del compositor checo Leo Janaeck, de Enrique Heine y de Franz Kafka.
Este hombre multifacético, dotado de una inteligencia superior, dejó de existir en el año 1968, legando a la humanidad el tesoro de una herencia de enorme valor literario.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal