Marty Feldman - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Marty Feldman

Colección y Consulta

Marty Feldman


Por: Manuel Levinsky

En el mundo del espectáculo, la comedia tiene un lugar preponderante y, sin duda alguna, sobresalen quienes tienen características destacadas y el don de poder hacer reír, que es de grandes artistas. Así fue Marty Feldman, el actor de los ojos saltones.
Él nació en Londres, Inglaterra, el 8 de julio de 1934. Hijo de padres judíos ortodoxos, creció en el barrio rudo de la sección Este de la gran metrópoli británica, y a la edad de 13 años sus progenitores le organizaron su Bar Mitzva en la sinagoga de aquel suburbio. Cuando pronunció sus derashá, los asistentes a la ceremonia, hacían esfuerzos por contener la risa ante la mímica saturada de comicidad y el movimiento característico de sus enormes ojos saltones que le daban una vis cómica irresistible.
A la edad de 15 años dejó la escuela porque su sueño en aquella etapa de su vida era convertirse en trompetista de jazz, cosa que logró y durante su juventud llegó a tener su propia banda de jazz.
No obstante, su carrera musical no prosperó y entonces Feldman cambió su actividad hacia la actuación y a escribir sus propios textos para lo cual demostró también aptitudes. Empezó a trabajar en el circuito de carnaval de Inglaterra viajando como asistente de un fakir hindú que ejecutaba actos de magia mientras que él, Feldman, contaba sus graciosos chistes.

Nuestro personaje comerciaba con estos ingeniosos chistes que vendía a otros actores cómicos. Eventualmente se graduó de escritor de comedia trabajando para la radio y televisión británicas. Escribió muchos chascarrillos para el artista David Frost quien le pidió luego que además de escribir trabajara como actor. Se presentó en la serie de televisión At Last the 1948 Show en el año 1967. Más tarde, Feldman tuvo su propia serie de televisión Marty de 1968 a 1969, llegando a ser uno de los más populares comediantes de Inglaterra con un amplio teleauditorio.
Su original comicidad llamó la atención de los productores cinematográficos y a fines de la década de los 60, Feldman participó en su primera película The Bed Sitting Room, donde le dieron aunque pequeño, un sobresaliente papel de enfermero.
En 1970 estelarizó la comedia musical Think Dirty y en el mismo año trabajó en la serie de variedades estadounidense The Golddiggers in London.
Durante los años 1971 y 1972 protagonizó la serie de televisión inglesa The Marty Feldman Comedy Machine, filmada en Londres pero al mismo tiempo con actividad incansable, se presentó en la televisión norteamericana, gustando su estilo y llamando la atención con la singular mímica de su rostro y sus ojos saltones.
La fama de Feldman creció tomando parte en algunas películas hollywoodenses como Young Frankenstein del productor Mel Brooks en 1974. En esta cinta personificó a Igor, asistente del doctor Frankenstein, un neurocirujano que crea un monstruo con características humanas y cuyo papel fue protagonizado por el actor y productor Gene Wilder.
En 1975 fue llamado por el propio Gene Wilder para su película The Adventure of Sherlok Holmes'Smaters Brothers, en la que Feldman personifica a Sackir, un detective londinense retirado que ayuda a Sherlok Holmes a resolver un caso policíaco. En ese filme, Gene Wilder protagoniza al famoso doctor Watson.
Al año siguiente, el productor Mel Brooks realiza una película del periodo Silent Movie, en que se remonta a la época del cine mudo. Brooks considera que Marty Feldman con su inigualable mímica es el actor ideal para personificar al personaje central de dicha película que se llamó Marty Eggs.
En la senda del éxito, no se conformó con trabajar para otros productores sino con un anhelo de superación muy elogiable comenzó a producir sus propias películas, en las que escribió el guion, dirigió y estelarizó los filmes The Last Remake of Beu Geste en 1977 y la sátira In God We Trust en 1980. En esta última cinta Feldman interpreta el papel del hermano Ambrose, un monje que bajo el requerimiento de un superior deja el monasterio y se va a la ciudad donde se ve envuelto en diversas actuaciones eminentemente cómicas y que arrancan carcajadas a todos los públicos. Feldman demostró que era un maestro en la mímica y con gran profesionalismo, él mismo actuaba en la mayoría de las escenas donde había caídas peligrosas, ya que no permitía que le doblaran estas escenas.
Respecto a su vida privada, era un hombre muy culto, sensitivo y reflexivo. Él tenía una filosofía muy especial y por ello repetía frecuentemente: Veo a la vida como un absurdo porque hay dignidad en lo absurdo. En este pensamiento se revela el sentido profundo de la comicidad que siempre lo acompañó en todos sus actos.
La característica física principal de Feldman que eran sus ojos saltones, fue resultado de un accidente en la infancia que le afectó la glándula tiroides. Era de baja estatura y con una nariz aguileña y con sencillez admitía que físicamente estaba equipado para ser un payaso. Feldman desarrolló actitudes faciales que cambiaban su apariencia natural, con lo cual lograba que el público se muriera de risa con sólo verlo.
Nuestro personaje vino a México a finales de 1982 para filmar las películas Yellobear y Slapstick of Another Kind. En pleno trabajo de actuación lo sorprendió la muerte el día 2 de diciembre del mismo año a causa de un ataque masivo del corazón ocurrido en la ciudad de México. Tenía 48 años. La primera de estas dos películas se estrenó un año después, en 1983 y la segunda en 1984, casi dos años después de su muerte.
Marty Feldman fue un personaje que hasta el último día de su vida desplegó su singular comicidad llevando alegría a millones de seres que aún siguen viendo sus películas a través de la televisión, prolongando así su huella indeleble plena de gracia y felicidad.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal