Louis Brandeis - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Louis Brandeis

Colección y Consulta
 
Louis Brandeis
 
 
Por: Manuel Levinsky
 
 
Este extraordinario personaje fue, dentro del ámbito de la jurisprudencia, el primer judío nombrado como Ministro de la Suprema Corte de Justicia de los Estados Unidos, donde sirvió en forma brillante durante 23 años.
 
 
Luis Brandeis nació el 13 de noviembre de 1856 en Lousville, Kentucky, siendo el más joven de cuatro hijos de Adolfo y Federika Brandeis, inmigrantes de Praga. Su madre fue descendiente de los seguidores del predicador Yacov Frank. El padre de Louis apreciaba los logros intelectuales del judaísmo, pero tenía poco interés en su religión.
 
Nuestro personaje estuvo muy unido desde su infancia a uno de sus tíos, Lewis Dembitz que enseñaba abogacía, que era sionista y autor del libro "El Escolar Judío del Sur", Louis inclusive cambió su segundo nombre de David por el de Dembitz, en honor de su tío referido.
 
Él creció y estudió en su ciudad natal hasta graduarse en High School a la edad de 15 años. Por el año de 1872 el negocio de granos de la familia se disolvió por problemas financieros, obligando a dicha familia Brandeis a realizar un viaje a Europa, en busca de nuevos horizontes para la solución de sus problemas económicos. De 1873 a 1875, Louis asistió al Annen Real Schule en Dresden. Al joven Louis le desagradó la rígida disciplina germana.
 
Motivado por su tío y gracias a sus altas calificaciones, Louis regresó a los Estados Unidos e ingresó a la Escuela de Leyes de Harward. A fin de pagar su colegiatura le pidió un préstamo a su hermano mayor completándose con el producto de clases particulares que daba a otros estudiantes. Fue tan excelso en sus estudios que antes de cumplir los 21 años, se graduó en primer lugar de su generación.
 
En la primera experiencia como abogado, litigó en Boston, defendiendo los derechos de los consumidores y de los sindicatos, que hasta esa época carecían de apoyos.
 
Fue tal su eficacia en el desempeño de su profesión que se le conoció con el nombre de "Abogado de los Pobres" o sea de las personas que carecían de recursos para defenderse jurídicamente. Se le describía como un abogado compasivo, generosos, y con grandes atributos de líder. Se decía que tenía un gran parecido en su manera de ser al gran Abraham Lincoln, y a mediados de 1890 ya se le consideraba como uno de los mejores abogados de Norteamérica.
 
En 1908, Louis presentó una iniciativa jurídica a la Suprema Corte de los Estados Unidos para defender un estatuto para el estado de Oregon que regulaba las horas de trabajo para las mujeres. Este documento de más de cien fojas, de hechos que sostenían su tesis, se conoció como el "Auto Jurídico Brandeis" Este hecho ayudó a pavimentar el camino para la introducción de informaciones sociológicas en la defensa de políticas públicas ante el sistema judicial. A raíz de esto, nuestro personaje adquirió la reputación de uno de los reformadores progresistas de los Estados Unidos.
 
En 1912 cuando Woodrow Wilson fue elegido presidente de los Estados Unidos recurrió a Louis Brandeis en busca de consejo jurídico para plasmar las ideas de reforma política y social llevada a la práctica. Fue la noción de Louis de una economía muy competitiva que sirvió de base a la nueva política liberal de Wilson, que apuntaba al establecimiento de más oportunidades económicas en los Estados Unidos liberando su economía de tarifas restrictivas.
 
Durante la primera parte de su vida, Louis Brandeis no tenía ningún sentimiento especial hacia el judaísmo, pero después el énfasis de la religión acerca de la justicia y los valores éticos le interesaron. De tal manera que en 1911 Louis pudo empezar a entender a la clase trabajadora judía cuando presidió un arbitraje en una huelga de la industria de la confección en la ciudad de Nueva York. La inteligencia de esos trabajadores y su habilidad para observar los asuntos en disputa desde el punto de vista del otro, lo impresionaron enormemente.
 
Ese mismo año tuvo un encuentro con Jacob De Haas editor en jefe del periódico de Boston "Jewish Advocate", De Haas que también era secretario de Teodoro Herzl en Londres, interesó a Louis en la historia judía, especialmente en el Movimiento Sionista. Louis devoró cada palabra del material de lectura que De Hass le proporcionó. Después el propio Louis diría "Mi simpatía por el Movimiento Sionista se basa en el noble ideal que lo soporta, en la convicción de que un gran pueblo, lleno de entusiasmo por ese ideal debe jugar un papel importante en mejorar al mundo".
 
Justo antes de la Primera Guerra Mundial, Louis se convirtió en Presidente del Comité Provisional para Asuntos Generales Sionistas de los Estados Unidos, un cargo que esencialmente lo convirtió en líder del sionismo americano.
 
Utilizando sus mismas habilidades organizacionales que usó como reformador político, Brandeis transformó al sionismo americano en una fuerza política en la vida de los judíos americanos.
 
Coadyuvó al establecimiento de una patria judía en Palestina, con ideales democráticos americanos "La Tesis Brandeis", como se le llegó a llamar, le permitió a los judíos americanos simpatizar con el sionismo, sin tener que preocuparse de tener que elegir una lealtad dual. Brandeis proponía lo que eventualmente se le ha llamado el pluralismo cultural. “Cada judío americano que ayude a que se construya un Estado judío en Palestina, aunque sienta que ni él, ni ninguno de sus descendientes llegue a vivir en ese Estado, va a ser un mejor hombre y un mejor americano por haber hecho esto”.
 
En 1916, el presidente Wilson nombró a Brandeis Ministro de la Suprema Corte de los Estados Unidos, lo que llevó a un controvertido debate en el senado para su confirmación que duró cuatro meses. Un reformador judío era difícil de ser aceptado por los conservadores del Senado, pero no pudieron bloquear su nombramiento. Por lo mismo, Louis Brandeis se convirtió en el primer judío en ser miembro de la Suprema Corte de los Estados Unidos.
 
La cercanía de Brandeis con el presidente Wilson fue muy importante para asegurar el apoyo estadounidense para la Declaración Balfour del 2 de noviembre de 1917 que apoyaba el establecimiento de un lugar nacional judío en Palestina.
 
Después de la Primera Guerra Mundial asumió la presidencia honoraria de la Organización Sionista Mundial; entonces ocurrió una división entre los sionistas americanos de Brandeis y otros grupos como el de Jaim Weizmann y sionistas de Europa del Este, que no estaban de acuerdo como se manipulan los fondos; Brandeis estaba determinado a edificar al Movimiento Sionista basado en cimientos más eficientes, pero fue rechazado en su esfuerzo por Weizmann. Esta confrontación fue tan fuerte que Brandeis y sus aliados estadounidenses salieron de la Organización Sionista aunque continuaron apoyando a sus ideales.
 
Durante su permanencia en la Suprema Corte, Brandeis fue uno de los pocos ministros en apoyar el "Nuevo Pacto del Presidente Roosevelt". En una época cuando la mayoría de la Corte se oponía a una nueva legislación social, Brandeis votó para aceptar las leyes del salario mínimo, leyes de control de precios, la legislación que protegía a los sindicatos en disputas laborales. Roosevelt llamó a Brandeis "El Profeta Isaías" porque para Roosevelt, Brandeis fue un gran maestro que se parecía mucho a ese profeta.
 
Brandeis fue una de las más importantes figuras en la literatura de la Corte durante los 23 años. Apoyó la "prohibición judicial ", la visión de que las cortes no deben intervenir en el poder legislativo en políticas públicas. También que la Corte juega un papel importante en el área de libertades civiles. Asimismo, era un creyente ferviente en que el poder se distribuya entre los estados y no concentre todo en el nivel federal. Algunos creen que de no haber sido judío, Brandeis hubiera llegado a ser Presidente de los ministros de la Suprema Corte de Justicia.
 
Louis murió antes de cumplir los 85 años. No vivió para ver la fundación del Estado de Israel en 1948, pero su legendario nombre fue perpetrado en un kibutz Ein Hashofet (Manantial del Juez) en su honor. Y en Watham, Massachussets, cerca de Boston, una universidad estadounidense muy prestigiada, establecida por patrocinadores judíos, lleva su nombre.
 
Es así como ese extraordinario personaje ha quedado inscrito para siempre en los anales de la historia de los Estados Unidos como la de Israel, el 5 de octubre de 1941.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal