Los Lubavitcher - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los Lubavitcher

3er Lustro Rev. Foro

Los Lubavitcher


Por: Peter Katz

Los "Lubavitcher", son los Jasidim -los piadosos- del Rebbe Menajem Mendel Schneerson, quien falleció hace cinco años en Nueva York. Entre ellos existe un grupo de jóvenes, "Shlijim" -emisarios- cuya labor es la de reclutar, convencer y lograr que jóvenes judíos no observantes -seculares- "regresen" al "verdadero judaísmo", a la observancia ortodoxa, a la "Halajá".
Estos "emisarios" son activos en las universidades donde contactan a jóvenes estudiantes en todos los campos de la ciencia, es decir personas preparadas y pensantes. Les proponen un "regreso" paulatino. Les sugieren empezar con prender velas en Shabat, por ejemplo. Después por convencimiento observarán el Shabat y serán "Shomer Shabat" en todos sus aspectos. Los invitan a practicar la "Tzedaka", la ayuda al prójimo para después empezar a rezar, poniéndose diariamente los "Tefilim" etcétera. Los "Shlijim son muy pacientes y no importa si el proceso del "regreso" toma meses. Ejercen su proselitismo en forma abierta, pero siempre con moderación, con absoluto respeto a la persona y como ya dije antes, con mucha paciencia. Si la persona abordada de plano no es receptiva, la dejan en paz. No insisten ante un firme rechazo.
Los "Shlijim" siguen uno de los preceptos del Rebbe -rabino en Yidish- de llevar la fé verdadera al mayor número de judíos posible y sobre todo de que éstos la practiquen. Esta realización se considera una Mitzva. Los Jasidim deben de realizar una Mitzva, todos los días. Todo eso en aras de "Ahavat Israel" -amor a Israel- que es el credo fundamental de los Lubavitcher. Los Jasidim también están convencidos de que la llegada de "Moshiaj" -el Mesías- es inminente. Están seguros de que cuando llegue "Moshiaj" todo será perfeccionado y empezará el "Tikun" la redención del mundo.
El jasidismo se inició en el siglo XVIII, con Israel ben Eliezer, a quien se conoce como el Bal Shem Tov, en Podolia, que en aquel entonces formaba parte del Imperio Ruso. Bal Shem Tov, juntaba a sus Jasidim para estudiar el Talmud e intercalaban pausas para cantar melodías y hasta para bailar. A estas pausas se les llamaba "Fabrengen", pasarla bien. Se trataba de inyectar un poco de alegría en las vidas tristes y angustiadas de sus seguidores. El Rebbe era considerado como un Tzadik -un hombre justo- era adulado y consultado sobre sus problemas por sus Jasidim, y éstos le rendían pleitesía como a un rey. El Bal Shem, se convirtió en una leyenda entre los judíos de Europa Oriental.


El movimiento jasídico, no era únicamente una forma diferente de estudiar la Torá y el Talmud -"Avoda" en hebreo- sino también se convirtió en una forma diferente de vivir, de gozar la vida plenamente. Las bodas jasídicas eran espectáculos de alegría. Hacer Mitzvot era una obligación que había que cumplir y daba satisfacciones a los que cumplían. Para los Jasidim cada día es una fiesta. Cada fiesta una sublimación.
Rápidamente se propagó el jasidismo en Ukrania, Balarus, Galitzia, Slovakia y en Hungría. Hubieron muchos Rebbes muy famosos durante los siglos XIX y XX. Antes de la Segunda Guerra Mundial se contaba cuarenta y ocho rabinos jasídicos con "Cortes" en Europa. Estas "Cortes" eran dinásticas, porque generalmente el hijo o el yerno del rabino le sucedían al padre al morir éste.
La residencia del rabino en la que había un cuarto grande -Shtibl- para rezar y para estudiar, un estudio donde el Rebbe recibía los que venían a consultarlo, un gran patio para cantar y bailar y los aposentos del Rebbe y de sus familiares. Estas residencias estaban situadas en pequeñas ciudades o "Shtetlaj" como: Ger, Belz. Bratslav, Satmar, Zadgora, Berdichev y Lubavitch, entre otras.
En la misma época -siglo XVIII- el judaísmo religioso en Europa estaba dominado por los Mitnagdim, quienes cuidaban que la forma de rezar, el estudio de la Torá y el Talmud, no se desviara de los preceptos del Shuljan Aruj de Rav Josef Caro. Eran conservadores.
El centro de estudios más importantes de los Mitnagdim, estaba en Vilna, Lituania, bajo la dirección del Rabino Elías ben Salomón, ha Gaon -gran maestro en hebreo- quien cuidaba que no hubieran desviaciones. Cuando él y sus colaboradores vieron que cada día acudían más y más judíos con el Bal Shem, expidió un "Jerem" contra ellos, un decreto de excomunión, que prohibía a los demás judíos tener trato con los Jasidim. De nada sirvió, pues los Jasidim se multiplicaban y surgieron nuevos Rebbes con más adeptos. Para el siglo XIX, probablemente una quinta parte de los judíos de Europa Oriental eran Jasidim.
Lo que atraía a la gente hacia ellos, era la "Freylajkait" -alegría- los cantos y bailes que eran comunes después de estudiar. Lo importante era el "lugar" que se daba entre los Jasidim a cada persona que formaba parte de la "Jevrá", del grupo. El Jasid se sentía "alguien", se sentía parte de una familia. Los Jasidim eran conocidos por el lugar donde residía el Rebbe con el que estudiaban. De allí que hoy en día, los Jasidim del Rebbe de Lubavitch se llaman: Lubavitcher.
El Rebbe Josef Schneerson, quien nació y vivió en Lubavitch hasta 1930, pudo salvarse y emigrar con la ayuda del Departamento de Estado de los Estados Unidos de Norteamérica hasta 1940, un caso insólito, no quiso salir de Varsovia donde se encontraba, básicamente porque no podía obtener visas para sus Jasidim. Fue el fundador del movimiento "Jabad".
Jabad es un acronímico de las palabras Jojma, Bina y Dad (sabiduría, comprensión y conocimiento). De entre los varios grupos de Jasidim actuales, los Lubavitcher son quienes practican el proselitismo entre jóvenes judíos. Aparentemente han tenido éxito y seguramente han ayudado a muchos jóvenes desorientados e inseguros. No existen datos oficiales al respecto, no se sabe cuantos jóvenes han "regresado", pero los activistas del movimiento Jabad suman en la actualidad ciento cincuenta mil.
Otros judíos que asisten regularmente a los servicios religiosos, van a las conferencias de los "Farbrengen" o que estén conectados en alguna forma al movimiento, suman otros doscientos cincuenta mil. Estos números incluyen, a los aproximadamente cuarenta mil que viven en Kfar Jabad en Israel. Actualmente el cuartel general de los Lubavitcher está en Crown Hights. Brooklyn, Nueva York. Allí residía el Rebbe Schneerson. Su casa es un lugar de peregrinaje. A ella acuden Jasidim de todo el mundo. Allí también se encuentran las oficinas, el "cuartel general" del movimiento Jabad. En su trabajo y entre ellos siempre hablan en Yidish.
En Israel, los Jasidim estudian y viven en Kfar Jabad, cerca de Tel Aviv. Viven alejados de la política. No tienen aspiraciones para ocupar puestos de elección popular. Su trabajo es ayudar a la demás gente y confrontar a las "Neshamot" -a las almas. Alrededor de mil "Shlijim" viajan por todo el mundo y van donde se les necesite. Esto puede ser en Rusia, Francia, Gran Bretaña, Argentina o en cualquier parte del mundo en donde existen grandes comunidades judías. Hacen sentir a cada Jasid que es parte de una gran familia. Visitan enfermos en los hospitales, reos en las prisiones para confortarlos. Su vida personal es relativamente modesta. Muchos son artesanos, joyeros, otros son programadores de "software" para la industria de la computación. Los hijos varones van al Jeder y luego a la Yeshiva. Las hijas después de recibir instrucción básica, impartida por mujeres, se preparan para el matrimonio a temprana edad. Tienden a casarse entre ellos.
Llevan un modus vivendi que no ha cambiado mucho en los últimos doscientos años. Su vida la realizan alrededor de su familia. Forman parte de una familia mayor, la de los Lubavitcher. Si lo necesitan reciben ayuda del Rebbe, pero sobre todo reciben de él consejos prácticos sobre la vida. Su misión es la de ayudar a los demás. Su vida tiene un propósito: realizar Mitzvot.
Ante el próximo milenio los Lubavitcher rezan con fervor, estudian, hacen proselitismo, cantan y bailan... mientras llegue Moshiaj.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal