Los judíos de Bulgaria en la lucha contra el fascismo (1941-1945). - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Los judíos de Bulgaria en la lucha contra el fascismo (1941-1945).

Colección y Consulta



Los judíos de Bulgaria
en la lucha contra el fascismo (1941-1945).


Por: Iossif Ilel (Bulgaria).
Traducción de: Iako Behar

La primera mitad del siglo XX se caracteriza con el auge de las ideas socialista, con la creciente popularidad de la lucha contra el fascismo en escala mundial. México y Bulgaria no son ajenos a eso. En México, la élite de la intelectualidad -de la cual forma parte el mundialmente conocido pintor David Alfaro Siqueiros- se unen decididamente a la lucha por el socialismo y en contra del fascismo.
En Bulgaria, la lucha contra los regímenes dictatoriales comienza desde el año 1923, pero adquiere una especial y decidida envergadura durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945). A esa batalla gigantesca se une la mayor parte de los judíos de Bulgaria. Es por todos reconocido, que según su peso específico en la población de Bulgaria, los judíos ocupan porcentualmente el primer lugar en la lucha contra el poder fascista y la presencia alemana nazi. Esa participación en masa está motivada, no sólo por las ideas atractivas del socialismo, sino por el repudio a la intención canibalesca hitleriana de destruir físicamente a los judíos en el mundo.
Los judíos participan en todos los frentes de la lucha antifascista. Ellos son guerrilleros y funcionarios en el frente ilegal, protegen y esconden a los perseguidos por el Gobierno, participan en los grupos de combate en las ciudades que realizan sabotajes y ejecutan las sentencias a muerte contra fascistas y antisemitas destacados. Los judíos participan en la red de reconocimiento para descubrir los planes y preparativos del mando militar hitleriano, operan estaciones ilegales de radio ligadas con la Unión Soviética, trabajan en el frente ideológico antifascista.
Se sabe que en los campos de la muerte fueron aniquilados más de 6 millones de judíos. Bulgaria es el único país que salvó a sus 50,000 judíos de la deportación fuera de sus fronteras. Eso se debe a la lucha decidida de la mayor parte del pueblo búlgaro contra los intentos de la Alemania hitleriana y los gobiernos fascistas búlgaros para aniquilar a los judíos. Los judíos búlgaros tienen también su parte en esa exitosa lucha para su salvación del Holocausto.
En todos los siglos de vida conjunta, los judíos siempre se han distinguido como patriotas honestos y defensores incansables de los ideales nacionales búlgaros. En la lucha armada en contra del fascismo en Bulgaria, participan cerca de 300 judíos como guerrilleros, siendo 10 de ellos dirigentes militares y políticos. En las acciones de sabotaje participan León Tadjer, quien en el otoño de 1941 incendia las cisternas de gasolina hitlerianas en Russe. En el invierno de 1942, Violeta Yakova y Anjel Vaguenstain, incendian la fábrica de Sofía que elaboraba las chamarras de cuero para el ejército alemán, que peleaba en contra de la Unión Soviética. Violeta Yakova, León Kalaora y Dano Albahara, participan como miembros de los grupos de combate en las ejecuciones de las sentencias a muerte de los destacados fascistas y antisemitas.
La estación ilegal de radio que mantiene el contacto con Moscú, es operada por la familia de Albert Almaleh. Mois Kazes, que tiene tres hijos chicos, esconde en su casa a los dirigentes del partido comunista y los guerrilleros que son buscados por la policía. Benyo Dubavitzky de Varna, es ejecutado como miembro de un grupo de reconocimiento que reunía información sobre el ejército alemán y la transmitía al mando soviético.
Muchos judíos fueron encarcelados con largas condenas, debido a su participación en la lucha contra el fascismo, mientras que otros fueron enviados sin sentencia a distintos campos de concentración, semejantes a los hitlerianos en Polonia. En un campo como esos cerca de la ciudad de Pleven, se incendiaron las habitaciones de madera y murieron 10 seres (mujeres, hombres y niños). Como guerrilleros y activistas de los grupos de combate murieron 73 judíos.
Hasta el presente se escucha la leyenda del distinguido dirigente guerrillero, científico, escritor y periodista Emil Shekerdjiyski; a principios de Agosto de 1944, él y otros dos dirigentes guerrilleros, son cercados en la montaña cerca de la ciudad de Kiustendil. La batalla es desigual, pues contra los tres guerrilleros, combaten varias centenas de policías y soldados. Emil Shckerdjiyski, devuelve 8 de las granadas lanzadas contra él, pero la novena explota en sus manos y pone fin a su vida. Muere un talentoso científico e in-domable luchador contra la dictadura fascista.
Con la misma decisión luchan los judíos de Plovdiv; de ahí salen 50 guerrilleros, 28 de los cuales mueren en las cruentas batallas con el fascismo. Entre los 28 caídos hay 7 mujeres guerrilleras. A principios de Marzo de 1944, después de difícil batalla, es capturada la guerrillera Solchi Kordoba. Antes de su fusilamiento, le pregunta el oficial con malicia: ¿Si eres judía, por qué no te vas a Palestina para pelear? Ella responde: He nacido en Bulgaria y ¡por ella moriré!
El 9 de Septiembre de 1944, el poder fascista fue derribado. El nuevo Gobierno del Frente Patrio, unió a Bulgaria a la coalición antihitleriana con Estados Unidos, la Unión Soviética e Inglaterra a la cabeza, y declaró la guerra a Alemania hitleriana. Hasta fines del año 1944, combaten en los Balcanes 3 ejércitos búlgaros, y en Hungría combate -hasta el final de la guerra- el Primer ejército búlgaro.
Los judíos participaron en la guerra, unos por llamado regular a filas y muchos como voluntarios. Por ejemplo: de la pequeña ciudad de Dupnitza, se afilian como soldados voluntarios 55 judíos, mientras que los llamados regularmente a filas son sólo 28; de Varna salen también al frente voluntarios judíos, dos de ellos (Elia Danailov y Eliezer Moskovich) combaten en los Balcanes y en Hungría. Por su valor en las batallas son distinguidos con altas condecoraciones militares, inclusive con la «Medalla al Valor». Además otros (30) participan como dirigentes y oficiales políticos. Durante los combates mueren 57 soldados y oficiales judíos, entre ellos, los oficiales Albert Vaena, Jack Konforti y Salomón Aladjem. Durante los años 1941 -1945 mueren 160 judíos.

El digno comportamiento y la participación activa
de los judíos contra el fascismo en Bulgaria,
dejó una profunda huella en la memoria de la
sociedad democrática búlgara.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal