Lilian Montagu - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Lilian Montagu

Colección y Consulta
Lilian Montagu
 
Por: Manuel Levinsky
 
En el ámbito social y religioso de la Gran Bretaña, emergió la figura notable por su proyección incluso mundial 
que llevó el nombre deLilian Montagu. Ella fue la primera mujer judía ministra que ayudó a fundar 
el Movimiento Judío Liberal que fue parte del Movimiento Reformista Británico

Esta valiosa mujer nació en Londres en 1874, en el seno de una familia judía inglesa de banqueros, muy prominentes en las finanzas, en la política y en general en la vida pública del país. Lilian por consiguiente, nació en la riqueza y gozando de una posición social alta. Dotada de un notable dinamismo se distinguió desde sus primeras actividades como una diligente trabajadora social hasta llegar a ocupar los cargos de juez y magistrada.
Su padre fue el destacado banquero ortodoxo Samuel Montagu, el primer Lord Swaythling y uno de los más célebres miembros de la familia Montagu.
Después de terminar Lilian su educación en escuelas privadas muy exclusivas, pronto se involucró en el campo del trabajo social. Dedicó su vida a trabajar a favor de los niños pobres y de las mujeres jóvenes de escasos recursos de Londres.
Con mucha visión observó que los hijos de los inmigrantes rusos que llegaban a Inglaterra se habían convertido en apáticos hacia la religión judía, por lo que se convenció que era esencial revitalizar el judaísmo para convertirlo en una fe viviente.
Ya a la edad de 17 años. Lilian celebraba los servicios del Shabat para los niños de habla inglesa y asimismo, comenzó a impartir clases nocturnas para jovencitas que trabajaban en turnos diurnos. Después de dos años, esas clases se convirtieron en el Western Central Jewish Club para muchachas jóvenes. En este Club ellas encontraron amistad, consejos y cuidados, pudiendo hacer algo positivo de unas vidas que parecían truncadas y destinadas, quizá a la cárcel. Posteriormente fundó en 1893 el West Central Jewish Day Settlement, presidiendo esta benéfica Institución por el resto de su vida. Sobreviviendo incluso a la mortífera lluvia de bombas alemanas que destruyeron sus instalaciones materiales durante la Segunda Guerra Mundial, pero no pudieron interrumpir sus esfuerzos, ni quebrantar el espíritu de la Institución.
Desde que comenzó el siglo 20 en el año 1900, Lilian se había afiliado al Consejo Nacional de Mujeres Británicas y en 1908 al Consejo Industrial de Mujeres. Influenciada por los escritos de Claude Montefiore, hizo propia la causa del judaísmo liberal y fue una de las iniciadoras que ayudaron a asegurar un lugar destacado para el judaísmo liberal en Inglaterra.
Lilian que había visto en su propio hogar la devoción judía en la vida moderna, impulsada por su fe escribió un artículo para el Jewish Quarterly Review acerca de Las Posibilidades Espirituales del Judaísmo al día de hoy; sugiriendo que los dogmas del judaísmo pudieran ser practicados de alguna manera y que cumplieran con la demanda de la vida moderna.
Como era una mujer muy sincera y bondadosa dispuesta a la ayuda a las jóvenes delincuentes cuando fue magistrada. Estas jóvenes se motivaron tanto que lograron reformarse y ganar su aprobación, llegando a escribirle cariñosas cartas a pesar de que ella misma como juez que fue las había enviado a la cárcel.
En este mismo ámbito espiritual en 1902 junto con Claude Montefiore, fundó la Unión Religiosa Judía. Esta Unión llevó al surgimiento de un movimiento religioso separatista, representados por la Sinagoga Judía Liberal. Más tarde, en 1926, Lilian fundó la Unión Mundial para el Judaísmo Progresista. Ella con una extraordinaria actividad condujo servicios judíos liberales, escribió sobre temas religiosos y publicó la biografía de su padre.

Ese mismo año 1926, Lilian transfirió las oficinas de la Unión Mundial Religiosa Judía a su propia casa hasta 1959, convirtiéndose en Secretaria Honoraria de dicho organismo y sirvió como tal hasta su muerte. A través de ella, la Unión Mundial, ayudó a rabinos liberales durante la persecución nazi en Europa.
Los trabajos literarios de Lilian, incluyen novelas, historias, rezos y diversos folletos religiosos: La Fe de la Mujer Judía, Mi Club y Yo, que contienen material autobiográfico. Entre sus libros se encuentran: El Éxodo de Noemí, Troncos Rotos, ¿Qué Puede Hacer una Madre? Y Pensamientos sobre judaísmo.
Lilian, profundamente religiosa, fue una de las primeras mujeres en predicar en la sinagoga, siendo también predicadora constante en los servicios de la sinagoga liberal. Ella predicaba en todas las sinagogas que promocionaba. Ella recordaba siempre la fecha del 15 de junio de 1918, cuando por primera vez predicó en la Sinagoga Judía Liberal acerca del tema Vínculos con Dios. Ese evento fue histórico ya que fue la primera mujer judía en ser formalmente reconocida como ministra religiosa.
En esta calidad, también fue ordenada en 1926 en la Congregación Central West. Fue la primera mujer en realizar esa función.
Tanto en el Reino Unido, como en Estados Unidos y en otros países disertó brillantemente promoviendo el judaísmo liberal.
Antes, en 1918, expuso el liberalismo judío por primera vez en la Sinagoga Reformista de Berlín donde nunca antes lo había hecho una mujer desde el pulpito rabínico en Alemania.
En 1929 se le concedió a Lilian el grado honorario de Doctor en Ley Hebraica por la Hebrew Union College de Cincinnati, Estados Unidos. En 1937 recibió la Orden del Imperio Británico por su extraordinaria labor. Fue una de las primeras mujeres en Inglaterra en ser nombrada Juez de Paz, y en 1942 se convirtió en Presidente de la Unión Religiosa Judía de Inglaterra.
El prominente rabino Leo Baeck refiriéndose a ella dijo: "Tiene un lugar muy especial que ha logrado a través de gran perseverancia, devoción y trabajo, así como a través de un cambio radical que le ha permitido a la mujer identificarse consigo misma".
Esta notable mujer que falleció en Londres en 1963 dejó plasmado en sus escritos emotivos rezos que por su íntima vinculación con el Ser Supremo continúan leyéndose en todas las sinagogas liberales del mundo.
 Una anécdota interesante de su vida fue cuando se enteró que se iba a publicar una enciclopedia de la religión en la que no se incluyó a ninguna mujer, convenció a la editorial Macmillan Publishing Company, para incluir a tres prominentes mujeres del mundo judío: Henrietta Szold, Sarah Schenirer y Lilian Montagu. Así era ella. Una mujer excepcional que supo defender la causa de la mujer.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal