Kiosko de Santa María la Ribera - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Kiosko de Santa María la Ribera

Colección y Consulta
Kiosko de Santa María la Ribera
 
Por: Paulina Rubio
 

Una de esas joyas escondidas en la Ciudad de México es el kiosko morisco que se encuentra en el jardín de Santa María la Ribera, así como el Museo de Geología situado a un costado de esa plaza.
El kiosko, que fue construido originalmente para una exposición internacional en Nueva Orleans en 1894, fue colocado a su regreso en la Alameda de la Ciudad de México, pero cuando se construyó el Hemiciclo a Juárez, el kiosko fue desplazado a Santa María, donde continúa hasta hoy en día. Es una auténtica belleza mudéjar, semejando un poco una mezquita y rematado arriba por un águila imperial. Construido de hierro y madera, tiene los colores rojo, azul, naranja, blanco y dorado, tanto en las columnas, como en el techo, plafón y los remates de las columnas. El piso tiene un diseño de rectángulos que marcan la dirección de los pilares. Es curioso que un objeto de ese tipo se haya enviado como representando a México. Podía haber sido mucho más emblemático de España que de México.
En la acera sobre la calle de Jaime Torres Bodet, se encuentra el Museo de Geología. La construcción de este edificio se inició muy al principio del siglo XX en un estilo ecléctico con detalles franceses, alternando con motivos prehispánicos y fue concebido desde sus albores como Instituto Geológico Nacional, dependiente de la entonces Secretaría de Fomento, Colonización e Industria. Desde 1929, ha sido parte de la Universidad Nacional Autónoma de México.
La planta baja tiene una sala dedicada al esqueleto de un mamut y una serie de huesos animales y fósiles de antiguos períodos hallados, tanto en tierra, como en los mares nacionales. En la sala principal hay dos emplomados alemanes que muestran motivos de minería y un vitral mostrando una mina de sal polaca. En las salas de minerales hay un gran número de hermosos mostradores hechos en Estados Unidos, con una gran colección de especies minerales, incluyendo unas comunes como cuarzo y talco, así como piedras preciosas como esmeralda y rubí; minerales estratégicos como carbón, hierro y uranio. Hay una sala de meteoritos que son materia sólida primitiva que dio origen a los planetas, compuestas de aleaciones de hierro, níquel, silicatos y otros. En un piso subterráneo, recientemente inaugurado, hay una "Sala del Sistema Tierra" para dar a conocer los conceptos de lo que se conoce como Ciencias de la Tierra. En el primer piso, subiendo por una bella escalinata estilo Art Nouveau, hay unos lienzos de José María Velasco que representan la evolución de la vida sobre la Tierra, desde los orígenes de los mares, hasta la aparición del hombre. Estas pinturas no están accesibles al momento, hay que pedir permiso para verlas. Hace un par de años que hubo una exhibición en San Ildefonso de los tesoros de la UNAM, estuvieron expuestas junto con algunos de los aparadores que forman parte de este bellísimo museo.
Para llegar a esta plaza es necesario tomar la lateral del Circuito Interior viniendo de Polanco desde antes de cruzar San Cosme, dar vuelta a la derecha en Carpio y continuar cosa de 10 cuadras hasta llegar ahí. Los domingos es frecuente que haya un número de puestos vendiendo toda clase de artículos, incluyendo máscaras al gusto, un payaso, música y otros actos. Recientemente hubo una lectura de cuentos judíos escritos por Efraín Kishon.
En cierta forma, es la provincia mexicana en la capital.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal