Jessica Tandy - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Jessica Tandy

Colección y Consulta

Jessica Tandy


Por: Manuel Levinsky

En la cumbre de su carrera profesional como actriz, Jessica Tandy alcanzó el galardón más alto de la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas, el codiciado "Oscar" por su magistral actuación en la película "Driving Miss Daisy" (Paseando a Miss Daisy).

Este singular personaje nació en Londres, Inglaterra, el 7 de junio de 1909, hija de un agente viajero dedicado al comercio. Desde un principio demostró una indeclinable vocación por el arte teatral lo cual la llevó a estudiar en la célebre academia de arte dramático, la Ben Greet Academy, de 1924 a 1927 donde se distinguió como una de sus mejores alumnas. Hizo su debut en las tablas londinenses con la obra "The Rumour" (El Rumor) en 1929, cuando cumplía 20 años de edad. Un año después, en 1930, se presentó en Broadway en la obra teatral "The Matriarch" (El Matriarcado).
Sus continuos triunfos la hicieron acreedora en tres ocasiones al afamado Premio Tony, dedicado a los más sobresalientes del teatro neoyorquino que abarca todo el ámbito nacional norteamericano. El primero de estos premios lo ganó con la obra de Tennessee Williams "A   Streetcar Named Desire" (Un Tranvía Llamado Deseo) en 1947, actuando al lado del admirado actor Marlon Brando.
Después de adoptar la nacionalidad norteamericana en 1954 siguió su ascendente carrera teatral y en 1977 obtuvo el segundo Premio Tony por su estupenda actuación en "The Gin Game" (El Juego de Gin) y en 1982 le otorgaron el tercer galardón Tony con la obra "Foxfire". Estas dos últimas interpretaciones las realizó junto a su esposo el también estupendo actor de teatro Hume Cronyn con quien contrajo matrimonio en 1942.
Ellos se conocieron precisamente en un escenario teatral, naciendo un romance tan intenso y tan verdadero que duró como dice aquella frase "hasta que la muerte nos separe". Jessica Tandy encontró en Cronyn la pareja ideal, ya que esta unión se consolidó por la similitud de vocaciones, por su mismo amor al arte dramático, por la comprensión del uno para el otro de los problemas y pormenores de la carrera que ambos siguieron con una notable dedicación.
En 1994, esta pareja tan unida y tan entrañablemente compenetrada en el ámbito de la actuación, recibió el primer y único Premio Tony, concedido en reconocimiento a toda una vida dedicada al teatro. Este Premio lo ganaron los dos como un símbolo de unidad conyugal y de    superación profesional.
Por su parte Jessica también participó en obras de televisión y radio. Su intervención en el cine fue igualmente extraordinaria y quedaron para la historia de la filmografía los relevantes papeles "The World According to Garp" (El mundo según Garp) en 1982; el film de la obra teatral "Foxfire" en el mismo año; "Cocoon" en 1985; "Fried Green Tomatoes" (Tomates Verdes Fritos) en 1991 y "Used People" (Romance Otoñal) en 1992.
Es interesante hacer notar que todas estas magistrales actuaciones de Jessica Tandy fueron realizadas por ella cuando rebasaba ya los 70 años. En este aspecto podemos consignar que nuestro personaje obtuvo la más alta presea de la cinematografía mundial que es el "Oscar" a la edad de 80 años por su inolvidable actuación en el film "Paseando a Miss Daisy" en el que hace el papel de una aristócrata y elegante dama judía que tiene a su servicio a un chofer de la raza negra, el también extraordinario actor Morgan Freeman. También la acompaña en esta película el no menos destacado actor Dan Aykroyd que hace el papel de su hijo. Jessica materialmente vive su papel de judía tan intensamente que parece arrancado de la vida real.
Es excepcional la forma como una mujer de esa edad pudo memorizar tan extensos diálogos con una precisión admirable y una mente lúcida que le dio todos los matices necesarios a cada escena de la película. Queda demostrado con ello, que los grandes actores se han formado en el teatro; donde se requiere de un dominio total de la escena ya que tiene enfrente a un público ante el cual no se pueden cometer errores ni caben las repeticiones como se hace en el cine. Tuvimos en nuestro medio artístico los ejemplos de los hermanos Soler que fueron grandes actores de teatro y por ello pudieron llevar al cine hasta sus más altas expresiones. No cabe duda que el teatro es la mejor escuela dramática.
Esta mujer de la que puede decirse que fue uno de los más altos exponentes del arte dramático, falleció el 11 de septiembre de 1994 a la edad de 85 años, unos meses después de haber recibido la más elevada distinción de la carrera teatral, el Premio Tony en unión de su esposo.
Jessica Tandy deja una huella imborrable que permanecerá con todo detalle en las pantallas de los cines y en los recuerdos de todos los que tuvieron la oportunidad de disfrutar de sus magníficas interpretaciones personales.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal