Jan Peerce - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Jan Peerce

Colección y Consulta

Jan Peerce


Por: Manuel Levinsky

En las diversas actividades del ser humano, unos pocos destacan por lo extraordinario de sus facultades y tal hecho fue notable en un personaje dedicado al bel canto con una voz verdaderamente maravillosa de tenor que conmovió multitudes. En todos los auditorios del mundo, incluyendo México, en los que actuó, provocó enorme admiración e hizo que su nombre artístico Jan Peerce, se pronunciara con respeto y admiración.
Nuestro personaje nació de inmigrantes rusos en la ciudad de Nueva York el 3 de junio de 1904. Su nombre original fue Jacob Pincus Perelmuth y en su juventud sus amigos lo llamaban cariñosamente Pinky y sus padres en el hogar le decían Piñe.
Desde muy temprana edad mostró inclinación al canto y se le notó una voz con una tesitura tan tersa y de entonación tan agradable que lo llamaron a formar parte como solista del coro de la sinagoga neoyorquina. Al mismo tiempo empezó a tomar clases de violín para cuyo instrumento, difícil en sí, mostró también grandes aptitudes. El día de su Bar Mitzva en junio de 1917, él llevó el rezo cantando maravillosamente como un pequeño jazán, lo cual le valió que después se le invitara a cantar en bodas judías y no judías, recibiendo pago por ello.
En el verano de 1918 se integró al grupo musical Circuito Borsht que actuaba en teatros y clubes nocturnos, localizados en los hoteles judíos de las alturas Catskill del estado de Nueva York que durante los veranos se veían pletóricos de turistas que se quedaban admirados de la bien timbrada voz de Peerce. Así, con mucho éxito siguió efectuando varias presentaciones en teatros, centros nocturnos y salones de baile hasta principios de la década de los 30. Mientras tanto estudiaba en la DeWitt Clinton High School, de la propia Urbe de Hierro, participando después en cursos intensivos de estudios en la Universidad de Columbia por espacio de dos años para concentrarse finalmente en su carrera musical.


En el otoño de 1928, había contraído matrimonio con Alice Kalmanovitz en una ceremonia civil secreta, ya que sus padres se oponían porque deseaban que su hijo no abandonara sus estudios y se recibiera de médico. Asimismo, los padres de Alice, igualmente no estaban conformes con la boda pues no querían tener a un violinista por yerno. Ante tal situación no pudieron vivir juntos sino ocho meses después de la boda civil, hasta que fueron casados religiosamente por un rabino ortodoxo.
En 1932, Peerce conoció al empresario Samuel L. Rothafel, quien maravillado por la voz de nuestro personaje, lo convenció que dejara el violín que comúnmente alternaba con el canto y dedicarse única y exclusivamente a modelar su voz estudiando con Eleanor Mclellan. El empresario Rothafel también hizo los arreglos necesarios para que ingresara al famoso Radio City Music Hall y cambiara su nombre por el artístico de Jan Peerce.
Durante la década de los 30, Peerce actuó regularmente tanto en el Radio City Music Hall como en el Paramount Theater, pero su mayor fama la empezó a adquirir en la radio. En el programa Forverts cantaba en los idiomas idish, hebreo e interpretaba música litúrgica bajo el seudónimo de Jasch Pearl. Su gran talento fue reconocido en el tantas veces citado Radio City Music Hall, cantando baladas. La canción con la que más se identificó fue The Bluebird of Happiness y durante un programa de radio de 1938, Jan Peerce cantó el primer acto de la ópera de Wagner The Valkyrie, en el rol de Siegmund.
Debemos hacer notar que su esposa Alice se había constituido en su más importante consejera y administradora de su carrera y fue ella quien precisamente, en esta década de los 30, lo convenció para que se concentrara en la ópera y música clásica y dejara la música popular para que luciera cabalmente la potente y maravillosa voz de tenor que poseía.
Fue así como el famoso director de orquesta sinfónica, Arturo Toscanini, lo escuchó y de inmediato lo contrató como tenor para que cantara la Novena Sinfonía de Beethoven bajo la dirección del propio Toscanini con la Orquesta Sinfónica NBC (National Broadcasting Company). La pareja Peerce y Toscanini trabajaron juntos muchas veces durante los siguientes 15 años.
En 1939, Peerce estuvo representado por Sol Hurok y su primera aparición importante en el género operístico fue cuando cantó maravillosamente Rigoletto de Verdi, en la Opera de San Francisco, California, en octubre de 1941. En esa obra hizo el papel del Duque de Mantua.
Su carrera en este género musical del bel canto fue extraordinariamente exitosa, al grado de que en noviembre del mismo año de 1941, firmó un contrato de exclusividad con el Metropolitan Opera de Nueva York, haciendo su debut en el papel de Alfredo en la ópera La Traviata de Verdi. Otro de sus grandes éxitos fue haciendo el papel de Cavaradossi, en la ópera Tosca de Puccini. Para el Metropolitan Opera, que es la más importante compañía operística de los Estados Unidos, trabajó 25 años.
Como un caso especial de coincidencia, la hermana de Peerce contrajo matrimonio con un importante tenor también del Metropolitan Opera y famoso Jazán, cantor de música litúrgica, Richard Tucker, pero los cuñados nunca se llevaron bien. Nuestro personaje fue huésped de varias compañías de ópera y dio conciertos en todo Estados Unidos, en Europa y en la propia Israel, donde se presentó en el año de 1950. Después visitó la Unión Soviética, siendo el primer ciudadano norteamericano que después de la Segunda Guerra Mundial se presentara en la ópera Bolshoi. En la gira por la Unión Soviética, visitaba sinagogas en Shabat o en las fiestas judías y cantaba gratuitamente. Inclusive en la sinagoga Mayo de Moscú, cuando cantó, fue tan grande la sorpresa y la emoción -ya que eran los tiempos en que los judíos no podían emigrar a Israel y a otros países- y fue tanto su éxito que los mismos militares rusos entraron para maravillarse de su excepcional voz.
De nuevo en los Estados Unidos, Peerce apareció en televisión, en el show de Johny Carson y Mery Griffin grabando música popular y litúrgica. En un despliegue de gran actividad cantó también en varias películas como Carniege Hall en 1947 y Of Men and Music en 1951.
En 1967, a raíz de una operación fallida de cataratas quedó ciego del ojo derecho y como ya no podía moverse fácilmente en los escenarios, se retiró al final de la temporada artística de 1967-68, pero su dinamismo lo llevó a seguir dando conciertos y recitales a pesar de la pérdida de su ojo, y en 1971 hizo su debut en Broadway representando el papel de Tuvie en la opereta El Violinista sobre el Tejado.
En 1974, fue nuevamente intervenido de cataratas en el ojo izquierdo. En esta ocasión la operación fue todo un éxito, por lo que siguió dando conciertos. En 1976 publicó un libro conteniendo sus memorias que fue muy elogiado en los medios musicales de los Estados Unidos.
Dotado de un espíritu generoso y de gran entrega hacia el pueblo judío, ayudó en 1981 a recolectar fondos para el Centro Judío en la ciudad de Nueva York cantando arias de óperas y canciones en idish. A través de los años, su ayuda personal fue de tal magnitud que juntó varios millones de dólares para diversas causas judías y de refugiados.
Tan extraordinario personaje cayó enfermo en 1982 y su gravedad se prolongó dos años, falleciendo en su casa de New Rochell, N. York, el 15 de diciembre de 1984, cuando había cumplido 80 años de edad, dejando una huella indeleble en el mundo artístico al cual se entregó con todo entusiasmo y cariño haciendo vibrar de emoción los corazones de todas las multitudes que han tenido y siguen teniendo la fortuna de escuchar una voz inigualable.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal