Isaac Stern./Violinistas Judíos aclamados P 5 *s - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Isaac Stern./Violinistas Judíos aclamados P 5 *s

Colección y Consulta

Fragmento:
Kreisler´s Schon Rosmarin,
al violín Isaac Stern

Isaac Stern.                                                    


POR: MAX DÁNIEL H.
Oct/2011
El músico Isaac Stern, compartió su genialidad con varias generaciones de homólogos, en busca de consagrar el progreso  y reconocimiento de las artes a nivel internacional. Stern declaró en una ocasión que: "Ninguna sociedad puede llamarse civilizada sin cuidar de las artes, no como un adorno ocasional, sino como una necesidad básica".  "Mi filosofía es que el violín es para la música y no la música para el violín".


Isaac Stern es uno de los violinistas más prestigiosos del siglo XX. Y uno de   los que más registros ha realizado, con más de 100 grabaciones de alrededor de 200 obras y cerca de un  centenar de compositores en su repertorio. Su éxito no sólo ha sido  reconocido por el público sino por la crítica. Galardonado  con  Águila Americana del Consejo Nacional de Música, Premiado con la Medalla  Nacional de la Artes en Estados Unidos, Commander de la Orden francesa de la Corona, Commandeur de la legion d'honneur,  y muchos más, además  profesor  honoris  causa por innumerables universidades: Columbia, Harvard, Jerusalem, New York, Oxford, Hong Kong, etc.  

                   Nació 21 de julio de 1920 en Ucrania, hijo de Salomón y Clara Stern. En el inicio de la Revolución Rusa, en 1921 sus padres emigraron a América cuando Isaac apenas tenía 10  meses de nacido. Se establecieron en San Francisco,  California, donde Stern inició sus estudios de violín cuando tenía apenas ocho años de edad. Debutó en un recital a los 13 años y años más tarde, en 1936, fue su debut orquestal  con la interpretación del Concierto para violín  de Johannes Brahms con la Sinfónica de San Francisco, con difusión  nacional en radio.

En 1937 debutó en Nueva York con un recital en el Town Hall y en 1943  actuó  por primera vez en el Carnegie Hall. En 1945 comenzó a grabar para un único sello discográfico, CBS, luego Sony Classical, por lo que le otorgaron  un premio a su fidelidad, proclamándolo "artista laureado". Su disposición para  las causas  nobles no cesó y durante la Segunda Guerra Mundial, se dedicó a dar conciertos como servicio a su país. En 1953 Stern incursionó en el cine,  interviniendo en la película "Tonight we sing", biografía de Sol Hurok; "El manager",  donde  interpretó al famoso violinista belga Eugene Ysaye, ídolo del músico por encontrar gran identificación con él. En 1956 fue el primer artista  norteamericano que actuó en la URSS tras la Guerra Fría, como embajador de Buena voluntad.
                   Era uno de los músicos más queridos en Estados Unidos y en su día fue considerado un "rival" de Yehudi Menuhin (ambos fueron los dos primeros violinistas importantes formados en América, y ambos judíos), aunque  sus   estilos fueran bien distintos. Stern decía: "Si me llaman a tocar no debo decir; no puedo, porque en una carrera profesional internacional hay que pagar el precio por tener continuidad, y si digo que no voy, me arriesgo  que mañana llamen   a otro en vez de mí". La vida del artista judío estuvo sembrada de actitudes de profundo compromiso con la realidad socio política de su época. En la década del 60 fue uno de las celebridades que luchó  por la conservación  del  Carnegie Hall, amenazado de demolición según algunos planes urbanísticos de la ciudad.
                   No hay ningún otro músico vivo que haya hecho más por la educación musical en Israel". Durante las guerras de los Seis Días (1967) y del Yom Kipur (1973) canceló todos sus compromisos para estar en Israel,  y es conocida   la anécdota de 1991, durante la guerra del Golfo, cuando siguió tocando en la sala pese a la amenaza de un ataque iraquí con misiles Scud. También trabajó para su país de adopción, Estados Unidos, dando conciertos durante  la Segunda   Guerra Mundial.
                   Logró una fuerte relación con su audiencia a través de su personalidad y su amor por la música, con un infalible estilo propio de cada obra en su repertorio extraordinariamente amplio. Su técnica era impecable,  con   un tono fuerte y cálido. Tocó y grabó casi todo el repertorio incluyendo la mayoría de conciertos para violín. Su repertorio se extendió al menos desde Vivaldi a Dutilleux.  Aunque fue   conocido en  todo el   mundo por su   brillante   y   perspicaz   interpretaciones de   Mozart , Beethoven,  y   Hayden  ,  ha   sido durante mucho tiempo   un defensor de los   compositores de su época .  Entre   aquellos cuyas obras   se    estrenó   Bernstein ,  Penderecki ,  Rochberg   y     Hindemith .  Así   en    sus setenta años , Stern  continuó de gira   y hablar   a nivel internacional.   En 1999   publicó un libro   (escrito    con   Chiam   Potok ), titulado  MY   FIRST   79 años .  
                    Otro hito de su lucha por el acercamiento por los pueblos está por el hecho de que su película "De Mao a Mozart", filmada en China, fue premiada en 1981 con un Oscar como contribución al acercamiento de las  culturas occidentales   y orientales. Entre las numerosas distinciones recibidas en su vida hay varios premios Grammy, doctorados "honoris causa", así como el Premio Polar 2000, que le concedió la Academia Sueca de Música.  Stern también    llamado   en la pantalla     apariciones de   actores   personificando a   los violinistas.
Todo aficionado al cine  recuerda además que Stern fue quien grabó la parte de violín en el musical El violinista en el tejado, que mostraba la vida de los judíos   en la Rusia zarista.
                   Aunque Stern nunca fue tan apreciado por la crítica europea como Yehudi Menuhin,  David Oistrakh o Itzhak Perlman, debido a que no se enfocó exclusivamente al violín, sino dedicó gran parte de su vida a la formación   de nuevos valores en el arte musical y a causas nobles diversas. Stern falleció Nueva York a los 81  de edad, tras 60 años de carrera musicalel 22 de septiembre de 2001, dejando un rico legado, no sólo con sus obras, sino con el apoyo que brindó   a diferentes músicos, como a los  mundialmente famosos violinistas Ithzak Perlman, Pinchas Zukerman y Shlomo Mintz, entre otros.





Regreso al contenido | Regreso al menu principal