Herbert Henry Lehman - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Herbert Henry Lehman

Colección y Consulta

Herbert Henry Lehman


Por: Manuel Levinsky

Este prominente personaje, socio de la renombrada firma financiera Lehman Brothers, fue también extraordinario político, cuatro veces gobernador del estado de Nueva York, banquero y filántropo a la vez, persona de todas las confianzas de Franklin D. Roosevelt con quien colaboró íntimamente en altos cargos administrativos y políticos.
Lehman nació en el este de la Urbe de Hierro en 1878. Su padre, socio fundador del Banco de Inversiones Lehman Brothers, llegó a los Estados Unidos procedente de Bavaria en 1849 y su madre fue una ardiente luchadora por el sufragio de la mujer. Herbert hizo sus primeros estudios escolares en un colegio de niños judíos y posteriormente continuó su educación en el William College.
En sus estudios universitarios que fueron sumamente brillantes, mostró sus grandes facultades para las finanzas, terreno en el cual fue conquistando posiciones cada vez más altas y sólidas hasta que en 1908 logró formar parte como socio distinguido de la firma Lehman Brothers. Dos años después contrajo matrimonio con Edith Louise Altschul, hija de un famoso banquero de San Francisco, California. Como no tuvieron hijos decidieron adoptar tres niños. Uno de ellos, Peter, piloto aviador de la Fuerza Aérea Norteamericana fue muerto en acción sobre la Gran Bretaña en 1944 después de haber cumplido 57 exitosas misiones.


Cuando empezó la Primera Guerra Mundial, nuestro personaje trabajó en la oficina de Franklin D. Roosevelt, quien en aquella época era secretario asistente de la marina. En dicho conflicto, Lehman fue admitido en el ejército de los Estados Unidos con el grado de capitán, desarrollando tan extraordinariamente bien las misiones que se le encomendaron que en la etapa final de la guerra fue ascendido a coronel, con la responsabilidad de atender asuntos de logística y transportación del Estado Mayor, habiendo obtenido la medalla al servicio distinguido.
Sus actuaciones y su interés por la política datan desde 1910, cuando fue delegado a la convención del Partido Demócrata. Fue tan notable su actuación en la actividad política que en 1926, el Gobernador de Nueva York, Alfred E. Smith, lo nombró Presidente del Comité de Finanzas Presupuesto e Ingreso. En ese puesto redactó uno de los reportes más completos que se habían hecho de las finanzas de Nueva York.
En ese mismo año Lehman manejó también la campaña electoral de Smith y en 1928 siendo Gobernador de Nueva York, Franklin D. Roosevelt, nuestro personaje fue electo Vice-Gobernador por lo que tuvo que renunciar a su posición en la firma Lehman Brothers para poderse dedicar de tiempo completo a la política. En 1930 tanto Roosevelt como Lehman fueron reelectos.
Por su amplia experiencia como banquero, se le encargó de todos los problemas financieros y de presupuesto, habiendo logrado incrementar la eficiencia y efectividad de las agencias de la administración del Estado. Su alta cualidad filantrópica se vio reflejada también en los servicios sociales, particularmente en el área de hospitales, de la reforma penitenciaria y en la crisis laboral.
En el año 1932, cuando Roosevelt fue electo Presidente de los Estados Unidos, este singular personaje Herbert Henry Lehman, obtuvo también el triunfo en las elecciones para gobernador del Estado de Nueva York. Su habilidad, su carisma, sus triunfos como administrador justo y eficaz, produjeron el hecho único en la historia de esa gran ciudad norteamericana, de ocupar por cuatro períodos la gubernatura. Como mandatario de este importante Estado, introdujo un programa integral de legislación liberal, logrando implementar salarios mínimos, seguro de desempleo, vivienda barata, mejoramiento de servicios públicos y mejores relaciones laborales. En este terreno fue tan brillante su programa de legislación laboral, que se le conoció como el "Pequeño Nuevo Trato".
En 1942, Lehman renunció como Gobernador por haber sido requerido por el Presidente Roosevelt para asumir el cargo de Director de la Oficina de Ayuda Extranjera, que más tarde sería la responsable de reconstruir la Europa devastada por la conflagración. En 1946, un año después de la muerte de Roosevelt, renunció a dicho cargo para trabajar en la solución de los problemas de los refugiados judíos y de la situación de Palestina. Nunca fue formalmente un sionista y se oponía en aquella época a la idea de un Estado Judío, pero públicamente luchaba por la emigración judía a Palestina. Con el establecimiento del Estado de Israel en 1948, Lehman se convirtió en uno de sus más grandes activistas.
En 1949 regresa a la política estadounidense y es electo Senador por el estado de Nueva York apoyando decididamente el programa de Trato Justo del Presidente Harry S. Traman. Desde su escaño senatorial criticó acremente a su colega Joseph McArthy, un cazador de brujas anticomunista que frecuentemente lanzaba acusaciones injustas. En 1956 Lehman rehusó ser nuevamente candidato a senador.
Nuestro personaje fue un miembro destacado de la comunidad judía y llevó a cabo fielmente la tradición familiar de ayuda comunitaria al necesitado. Desde 1914 ayudó a fundar el American Jewish Joint Distribution Committee, una de las más prestigiosas instituciones filantrópicas judías. En 1958 presidió el Comité que celebró al 10 Aniversario del Estado de Israel.
Fue un activo askan de la United Jewish Appeal y de muchas otras instituciones de ayuda a Israel. Colaboró en la organización del Palestine Lean Bank y del Palestine Economic Corporation.
Siempre lo animó un particular interés en ayudar a organizaciones para el bienestar de los niños. Con motivo de sus Bodas de Oro, en 1960, él y su esposa donaron medio millón de dólares para establecer un zoológico para niños en el Central Park de Nueva York.
Herbert Henry Lehman, que también fue un campeón de la lucha por los derechos de los afroamericanos, falleció en 1963, precisamente antes de ir a la Casa Blanca para recibir la Medalla Presidencial a la Libertad, la presea más alta en tiempo de paz, con la que se puede honrar a un civil. En dicha presea se citan las siguientes palabras: "Para un gran ciudadano y un hombre de Estado que hizo de la política la forma más alta del servicio público."





Regreso al contenido | Regreso al menu principal