Harry Houdini - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Harry Houdini

Colección y Consulta

Por: Manuel Levinsky

Existe un mundo que a la mayoría de las personas tiene que parecerles extraño: el mundo de la magia. En este ambiente que despierta interés y asombro cuando entra en contacto con la mayoría de los mortales, surgió un hombre prodigioso que captó la atención del mundo entero. A este ser excepcional que hizo honor a la fecundidad de genios de la raza judía, se le conoció como el mago y escapista Harry Houdini.
El nació en Budapest, Hungría, el 24 de marzo de 1874 y su nombre original fue Erik Weizz. Recién nacido, sus padres se mudaron a los Estados Unidos, estableciéndose en Appleton, Wisconsin y su nombre americanizado fue Erich Weiss. Por eso con toda razón Houdini siempre afirmó haber nacido en esta ciudad estadounidense.
Su padre, el rabino Meyer Weiss, tuvo dificultades para ajustarse al nuevo mundo, y la familia vivió con muy escasos recursos. Desde muy temprana edad Erich desarrolló marcado interés por el "show business" (negocio de los espectáculos) como una forma de escapar de la pobreza, siendo su primer acto público en un circo de su barrio como trapecista.
Al cumplir 12 años, abandonó su hogar para buscar trabajo y dos años después, en 1888, se reunió con su familia que se había ido a vivir a Nueva York. En esta Urbe de Hierro tuvo diversos trabajos, uno de ellos como cortador en una fábrica de corbatas. No obstante, él siguió cultivando gran interés por la magia, aprendiendo diversas habilidades al observar actos en diferentes circos y leer libros de este tema.

Cuando tomó la decisión de dedicarse seriamente a la carrera de mago, se cambió de nombre a Harry tomando el apellido de Houdini de su ídolo, el mago Roberto Houdin. Nuestro personaje, con su amigo Jacobo Hyman, un trabajador de la fábrica de corbatas, montó un acto de magia presentándose como los Hermanos Houdini. Su amigo Hyman fue sustituido por uno de los cuatro hermanos de Houdini, llamado Theo, quien después se independizó como el mago Hardeen.
Por el mes de abril de 1891, Houdini abandonó su trabajo en la fábrica dedicándose totalmente a la nueva profesión que había elegido. Fue entonces, cuando comenzó a agregar actos de escapismo a su espectáculo.
En 1894, Houdini contrajo matrimonio con una chica católica llamada Wilhelmina Beatrice Rahner y cuando su hermano Theo se separó de él, su esposa pasó a ser la asistente de Harry con el nombre de Bessie. Con su nueva pareja luchó para salir de la pobreza teniendo que actuar en circos, teatros de revistas y en 1895 actuaron por breve tiempo para el empresario Tony Pastor en el famoso Music Hall de Nueva York. En el primer año de este siglo XX, viajaron a Europa y durante sus cinco años de estancia en el viejo continente, Houdini desarrolló una extraordinaria campaña de auto-publicidad que lo hizo famoso por el resto de su carrera.
Convertido ya en una celebridad, regresó a los Estados Unidos en 1905. Su genialidad recayó principalmente en sus dramáticos actos de escapismo. Algo verdaderamente impresionante fue su acto llamado "The Challenge Handcuff Act" consistente en liberarse de las esposas que aprisionaban sus manos y las cadenas que inmovilizaban su cuerpo puestas por los mismos espectadores.
Otro de sus actos que aumentó su celebridad fue "The Chinese Water Torture Cell Escape". En esta tortura china, Houdini era sumergido en un gran recipiente de cristal lleno de agua y con las manos y los pies encadenados.
La "Metamorfosis" era el acto que consistía en la sustitución de una persona por otra dentro de un barril herméticamente cerrado y amarrado con grueso lazo.
"The Naked Test Prison Escape", él era despojado de sus ropas y sin ninguna herramienta o instrumento escapaba de una prisión real. "The Overboard Box Escape" también provocaba asombro al ser encerrado y encadenado en una caja y arrojado al río.
Después de la Primera Guerra Mundial, Houdini entró en el negocio cinematográfico. De 1918 a 1919 actuó en la serie "The Master Mystery" y después realizó varias películas en forma independiente. Houdini usaba sus extraordinarios conocimientos en mecánica y sus actos de escapismo los hacía a la completa vista de su auditorio.
Nuestro personaje también fue activo escritor. En su libro "In the Unmasking of Robert Houdin" editado en 1918, expuso los métodos utilizados por su ídolo. En su libro "Miracle Mongers and Their Methods" editado en 1921, da una exposición acerca de los tragafuegos y otros actos resistentes a la gravedad. Varios de sus ensayos fueron recopilados en forma póstuma en el libro "Houdini on Magic" que salió a la luz pública en 1953.
Houdini era un estudioso del misterio de la muerte y su interés por este fenómeno natural al ser humano, creció cuando en 1913 murió su querida madre y después en 1920 cuando conoció a Sir Arthur Conan Doyle, creador de "Sherlok Holmes". Fue entonces que empezó a investigar el espiritismo como una forma de poder comunicarse con su madre. Pronto descubrió los trucos usados por los espiritistas y en 1922 algunos de esos trucos pasaron a formar parte de sus geniales actos.
En una de sus últimas representaciones, el 21 de octubre de 1926, en Montreal, Canadá, se le acercaron dos jóvenes de la Universidad de Mc Dill, preguntándole si era verdad que podía darse un pinchazo en el abdomen sin ser afectado; cuando él dijo que sí, antes de que pudiera hacer el truco, uno de esos jóvenes lo pinchó. Sin saber que dicha perforación le había dañado el apéndice, continuó trabajando a pesar de sus intensos dolores.
Tres días después, el 24 de octubre, en una representación en Detroit, Michigan, se desplomó. Fue llevado de emergencia al hospital donde al operarlo se encontraron con un apéndice ya gangrenado. El 31 de octubre de 1926 el asombroso Houdini falleció en Detroit, de una avanzada peritonitis.
A petición que en vida hizo Houdini, tuvo lugar un servicio funerario judío en el Mount Zion Temple en Nueva York.
Después de su muerte causó furor la noticia difundida por su viuda quien manifestó que su esposo le había prometido comunicarse con ella desde el otro mundo, conviniendo en un mensaje secreto que le había susurrado en su lecho de muerte. Después de una serie de sesiones entre 1928 y 1929, el espiritista Arthur Ford afirmó que él había recibido el mensaje. Con posterioridad, se comprobó que tanto Bessie como Ford no eran testimonios confiables.
Harry Houdini dejó un gran caudal de conocimientos a través de sus libros y experiencias que prestigiosos magos y escapistas de la actualidad han sabido aprovechar, perpetuando así la memoria de uno de los más grandes genios en esta extraña y subyugante rama del quehacer humano.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal