Franz Kafka - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Franz Kafka

Colección y Consulta

Franz Kafka

Por: Manuel Levinsky

Fanz Kafka, único varón entre cuatro hermanos de una familia judía checa, nació el 3 de julio de 1883 en Praga, Checoslovaquia. Su madre Julie, era una mujer serena, bondadosa, sumamente sagaz y llena de sabiduría. Su padre Herman, un comerde buena posición económica, parece haber simpatizado con las facciones checas de combate destacadas en la antigua Austria. Franz en cambio, asistió tan solo a colegios alemanes y recibió una educación alemana; después y por iniciativa propia, alcanzó un conocimiento prede la lengua checa y una profunda comprenón de la cultura de este país; todo ello, claro está, sin demérito de vinculación con la cultura ale
A instancias de su padre se graduó como abogado en Derecho, el 18 de julio de 1906 en la Universidad Real Alemana de Carlos Fernando de Praga. Durante sus años universitarios en uno de sus Diarios, hay una nota extraída de un viejo libro de apuntes que dice: "Esta noche, después de haber estado estudiando desde las seis de la mañana, descubrí que desde hacía un rato mi mano izquierda había tocado compasiva los dedos de mi mano derecha".
Franz Kafka era alto, esbelto, bien parecido
de cabellos renegridos, ojos azules grisáceos, rostro tostado por el sol y aspecto sorprendentemente juvenil. Franz amaba la vida al aire libre, era un deportista infatigable, nadador excelente y remero experto, nos dice Max Brod, quien no sólo escribió su biografía, sino que se encargó de la publicación de sus obras completas, que aparecieron en diez tomos en alemán y traducción al inglés.

Franz Kafka ejerció su profesión en una compañía de seguros obreros. Su sentido social se revelaba cuando veía algún obrero mutilado a causa de las deficientes seguridades que le ofrecía su trabajo. Es evidente que Franz adquirió en este medio gran parte de su conocimiento del mundo y de la vida. Sus experiencias profesionales, en su contacto con los obreros que sufrían injustamente lo hicieron muy escéptico.

Capítulos enteros de las novelas "El Proceso" y "El Castillo" deben su  atmósfera realista al medio ambiente del Instituto de Seguros. En su Diario del 2 de julio de 1913 anota: "He sollozado al enterarme del proceso de una tal Marie Abraham, de 31 años de edad, que a causa de su miseria y el hambre estranguló a su hijito con una corbata de hombre que ella usaba como liga. Una historia totalmente dramática". Además de estas dos novelas, Kafka escribió "América" y que Max Brod publicó póstuma. Kafka nunca tomó parte activa en movimientos políticos, pero su participación contemplativa abarcaba todas las preocupaciones que se refieren al mejoramiento de la condición humana. Kafka tuvo relaciones con una joven judía de Polonia, ferviente sionista, con la que vivió una vida amorosa de gran intensidad. La tuberculosis que lo atormentaba desde 1917, le impedía realizar esfuerzos literarios sostenidos y Kafka no publicó en vida sino unos siete pequeños tomos de cuentos. En enero de 1913, apareció su primer libro de cuentos "Betrachtung" (Contemplación) que incluye 18 relatos y textos cortos. En mayo de 1913 apareció "Der Heizer" (El Fogonero); Kafka siente admiración por Dickens y en su Diario escribe: Mi libro "El Fogonero" es una imitación de "El Cooperfield" de Dickens. Mi intención fue escribir una novela a lo Dickens, plasmar esas groseras caracterizaciones que le son impuestas artificialmente a cada uno de los personajes, y sin las cuales el novelista inglés no hubiera estado en condiciones de trepar ni una sola vez a su historia".
También lee una antología del filósofo danés Soren Kierkegaard, el "Libro del Crítico". La semejanza de su destino con el de Kierkegaard se le hace evidente. A pesar de su enfermedad, con insomnios, dolores de cabeza, debilidad cardiaca, termina de escribir "Recuerdo del Ferrocarril de Kalda", "El Subsecretario" y "Apaleadores".

Había en Kafka como en Proust, una suerte de infantilismo que el propio Kafka no negaba, producto quizá de la conflictiva relación que mantenía con su padre. "Jamás viviré la edad adulta" -dijo- "De niño llegaré a ser inmediatamente un anciano canoso". Toda su obra está llena de trazos biográficos referidos particularmente a la relación con su padre. "Metamorfosis", "El Médico Rural", "El Proceso", sus Diarios "El Prestidigitador" y, sobre todo "Carta al Padre" reflejan nítidamente ese extremo.
Admirador de Mann, de Flaubert, de Dickens, de Hesse, nuestro personaje rehuía todo lo que fuera "demasiado intelectual". La vida en el campo era su ideal. Era sereno, observador, reservado. Sus juicios tenían algo de elementalmente sencillo, natural, evidente. Su obra "Metamorfosis" refleja el estilo cristalino, la descripción exacta, el realismo detallista y, por sobre todo, la profundidad genial del pensamiento filosófico. Max Brod ha dicho: "Su lenguaje es claro como el cristal y en su superficie no se nota más que la aspiración de expresar el objeto correcta y nítidamente. Sin embargo, bajo el vivaz fuego de este límpido arroyo idiomático, fluyen sueños y visiones de profundidad insondable".
La obra de Kafka es enigmática, llena de simbolismos profundos, y aunque escribió cuentos cortos y ninguna novela extensa, es uno de los escritores que mayor impacto han ejercido en la literatura moderna. Su lectura ejerce cierto efecto hipnótico, a pesar de ser poco inteligible en sus implicaciones a primera vista. Los cuentos de Kafka en que abundan parábolas tomadas de la vida diaria, se relacionan con varios aspectos trágicos de la vida humana. Cada frase, cada palabra, tiene su porqué.

Se ha querido trazar un paralelo entre la prosa de Kafka y la parte legalista de la literatura rabínica, pues ambas inciden continuamente en la vida diaria y tratan de relacionar hasta sus aspectos más insignificantes con el eterno. Kafka se hizo consciente de su judaísmo en forma activa al darse cuenta de su enfermedad. Empezó a estudiar hebreo y a leer el Talmud que son los conocimientos de la Biblia.
Otros han descubierto semejanzas entre la doctrina de Kierkegaard y los conceptos de Kafka. Uno de los aforismos típicos de Kafka dice así:
"El hombre es un ciudadano libre y aprisionado de la tierra, porque está atado a una cadena que es bastante larga para que se pueda mover en toda la extensión de la tierra, pero que es justamente tan larga que nada lo puede arrastrar más allá de los límites de la tierra. Al mismo tiempo es sin embargo, un ciudadano libre y aprisionado del cielo, porque está igualmente atado a una cadena celestial de longitud correspondiente, y si desea entrar en el cielo, queda ahogado por el nudo terrestre".
Franz Kafka vivió con sus padres hasta 1920, cuando abandonó su hogar al enamorarse de una mujer que finalmente no le correspondió. En 1924, último año de su vida, decepcionado volvió a la casa paterna. El martes 3 de junio a la edad de 41 años, murió Franz Kafka en la ciudad de Kierling, Austria. El cadáver fue transportado a Praga, su ciudad natal. El 11 de junio a las cuatro de la tarde, se realizó la inhumación en el cementerio judío de Praga-Straschnitz, en un lugar muy alto, en el extremo próximo a uno de los grandes portones.
Se tiene a menudo la impresión de que sólo son imitados o analizados aspectos exteriores del método de Kafka, y no su aspiración esencial, que tal vez sea inaccesible a algunos de los que escriben tantas palabras sobre él y sobre su arte. Kafka no condena la vida, la ve. Penetra en los insondables abismos del alma humana.

Si la humanidad comprendiera mejor que es lo que ha aportado la obra de Kafka, muchos conceptos acerca de la vida hubieran cambiado en su beneficio.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal