Elías Ben Shlomo - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Elías Ben Shlomo

Colección y Consulta

Elías Ben Shlomo


Por: Manuel Levinsky

Elías ben Shlomo, quien recibiera el título de Gaón de Vilna, nació en esa ciudad de Lituania en el año de 1720.  El título de Gaón se otorgaba a los directores de las academias talmúdicas de Babilonia desde el año 589 de la era común y a los directores de las academias en Bagdad, Damasco y Egipto. La palabra Gaón significa en hebreo, poder, esplendor,  eminencia o excelencia. El Gaón era el juez supremo de los judíos en todas las provincias del antiguo Imperio Persa.


El Gaón de Vilna a quien nos referimos en esta ocasión era un niño prodigio.  A la edad de seis años estudiaba la Biblia y el Talmud sin la ayuda de los mayores y pronunció un largo discurso sobre Halajá en la gran sinagoga  de Vilna. A los nueve años conocía el contenido de la Mishná y había penetrado ya en  los secretos de la Cábala; a los doce años se había familiarizado con las matemáticas, la historia, la filosofía y la anatomía y dejó  sorprendidos a los más grandes eruditos de Vilna, ciudad que se consideraba uno de los centros  judíos más importantes de los siglos XVII y XVIII.
Elías ben Shlomo se casó a los 18 años de edad con la hija de un rabino de acuerdo a la costumbre de aquella época. Poco tiempo después inició un peregrinaje a través de Polonia, Alemania y Rusia. En este recorrido careció de medios   y subsistió en un estado de suma pobreza que se prolongó ocho años. En todos los lugares que visitó fue alabado por su sabiduría, lo que le valió la reputación de "tzadik" (santo). Regresó a su pueblo natal donde se dedicó  a  la enseñanza hasta su muerte.
La fama del Gaón de Vilna se difundió rápidamente por el mundo judío, pero la circunstancia que llevó su nombre a las masas judías fue su encarnizada lucha contra el jasidismo. Nos dice la doctora Schlesinger, que el Gaón publicó   el edicto de excomunión contra los jasidim en la noche siguiente de Yom Kipur del año 1796. Un año después, en el tercer día de Sucot murió con el "lulav" en la mano a la edad de 77 años.
Lo que nos ha dejado su prolífico espíritu, según los biógrafos, fueron 70 libros con comentarios sobre la Sagrada Escritura, tratados sobre geografía, cronología y arqueología de la propia Biblia; comentarios a la Mishná y el   Talmud de Jerusalén, notas sobre los Midrashim y la literatura mística como el "Zohar", ensayos sobre astronomía, trigonometría y álgebra; una gramática de la lengua hebrea y su obra más importante, el comentario del Shulján Aruj,   el código de la Ley judía del sefardita Yosef Caro.
Esta última obra, ilumina cada Ley y cada rito en toda su extensión.   Nuestro personaje consideraba al Shulján Aruj como la quintaesencia del judaísmo. Por lo tanto, no sorprende la reacción violenta del Gaón ante el movimiento jasídico,   ya que el jasidismo quiso introducir innovaciones en el citado Shulján   Aruj. Este personaje salió del aislamiento cultural que lo tenía alejado de las discusiones públicas, para lanzar su edicto de excomunión contra los jasidim como prevención   de una posible escisión en la vida religiosa judía.

















Sin la oposición del Gaón de Vilna, los jasidim se hubieran excedido en la admiración y aceptación de las enseñanzas de la Cábala como norma conductora. El decreto del Gaón puso freno a un movimiento que después de su triunfo en    Ucrania, Volinia, Podolia y parte de Polonia, amenazaba dar en marcha acelerada, para tomar por asalto también a Lituania.
El Gaón de Vilna se ocupaba día y noche de estudiar y enseñar a sus discípulos en su casa de estudio, que estaba dispuesta también como lugar de culto. Sus investigaciones llegaban hasta la fuente primigenia y según ella corrigió    a veces errores de viejos manuscritos que al sufrir continuas transcripciones se exponían a alteraciones e incorrecciones. Antes de usar una fuente manuscrita, averiguaba si el texto era leal y de acuerdo con el original del autor. De esta manera   fue  el primer talmudista que introdujo el principio crítico en la exégesis y se puede decir que nadie hasta hoy le igualó en el arte de la enmienda conjetural.
El Gaón de Vilna fue uno de los primeros sabios que aplicaron al Talmud métodos filológicos y críticos. Según el deseo del Gaón, su discípulo predilecto Rabí Jaim, estableció después de la muerte del maestro, una Yeshivá,    en su ciudad natal. Allí se enseñó de acuerdo al método del Gaón.
Los requerimientos para la admisión eran severos y la academia gozó de reputación entre las yeshivot del mundo hasta su disolución por disposición del gobierno ruso en 1892. De sus aulas salieron los jóvenes más distinguidos e instruidos    de la famosa tradición de Elías ben Shlomo, el Gaón de Vilna, que llevaron a las comunidades de Europa, donde actuaban como rabinos, un nuevo respeto por el estudio del Talmud, basado en un criterio racional.
El Gaón de Vilna murió en su ciudad natal en el año 1797. Para la comunidad de aquella entidad y para el mundo judío se había apagado con él, su más grande luz intelectual y espiritual.








Regreso al contenido | Regreso al menu principal