El yogurt: Protección y Prevención - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El yogurt: Protección y Prevención

3er Lustro Rev. Foro

Nutrición y Vida Diaria: Naturismo

El yogurt: Protección y Prevención


Por: Bertha Hoffman

El yogurt fue descubierto hace 4,000 años aproximadamente; el pueblo de la antigua Asiria así como el del Cercano Oriente pensaban que este lácteo tenía propiedades medicinales. Y tenían razón: El yogurt es alto en proteínas, en calcio y bajo en grasa. Además es apropiado para darle el sabor que se desee, de acuerdo a los gustos de cada persona. Pero lo más importante es que ofrece muy significativos beneficios para la salud, debido a su contenido de cultivos vivos.
El yogurt es leche que ha sido cuajada o cultivada por medio de la fermentación a base de ácidos lácteos; este proceso es activado por dos cultivos bacteriales; los lactobacillus bulgaricus y los streptococcus thermophilus. Algunos yogurts contienen un tercer cultivo: los lactobacillus acidophilus, que son añadidos además de los otros cultivos. Estos organismos deben estar vivos, activos y en una cantidad suficiente para que el producto llegue a poder llamarse yogurt, se menciona en su etiqueta el nombre de los bacilos con los que fueron cultivados.
El descubrimiento más importante es que los cultivos vivos activos no se mueren con la digestión y pasan intactos al intestino delgado y posiblemente hasta el colon. Basados en este hecho, los investigadores en los campos de la genética, bioquímica, biología molecular y fisiología, se hacen la vieja pregunta de si el yogurt puede proporcionar beneficios para la salud. Estudios recientes han demostrado que los tres cultivos activos mencionados tienen la capacidad para destruir organismos como la Salmonella, Shigella, etc. Además, estos cultivos, en especial los lactobacilos acidophilus, cuentan con la posibilidad de proteger contra la diarrea provocada por los antibióticos, ya que son los que mejor sobreviven a la digestión.
El yogurt fermentado con estos últimos bacilos parece que también ayudan a prevenir o disminuir la incidencia de infecciones vaginales como la "cándida vaginitis". El yogurt con estos bacilos y los que contienen los bulgaricus es probable que ayuden a prevenir o manejar de mejor manera algunos cánceres como los del colón, pecho y ovarios. Esto se asocia con el hecho de que las personas que consumen estos tipos de yogurts también consumen mayor cantidad de frutas, verduras y fibra y menos grasas saturadas, hábitos que al igual ayudan a disminuir el riesgo a enfermarse de cáncer. El yogurt también está relacionado con una menor incidencia al desarrollo de enfermedades coronarias, así como a un fortalecimiento del sistema inmunológico.
Todas estas evidencias se siguen estudiando en los laboratorios, sin embargo, sugerimos (mientras más comprobaciones aparecen) consumir por lo menos una taza de yogurt bajo en grasas diariamente, sobre todo aquel elaborado con cultivos vivos activos.

Pepinos con Yogurt (1 porción)
1 Pepino chico picado o rallado con su cáscara
1 Taza de yogurt natural bajo en grasas
Sal
Cebollín o eneldo frescos finamente picados
1 Jitomate Saladet son semillas, finamente picado (opcional)

En una ensaladera, mezcle todos los ingredientes.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal