El Gaón de Vilna - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Gaón de Vilna

3er Lustro Rev. Foro

El Gaón de Vilna (1720-1797)
A doscientos años de su fallecimiento  

(Adaptación del Forward)
Por: Wolf R. Korzenny

 
En nuestra larga historia como pueblo, han existido innumerables per que han dejado huella por generaciones. Uno de ellos es el Gaón de Vilna, cuyo verdadero nombre fue Eliya Ben Shlomo, siendo a doscientos años su fecha de defunción coincidente con la festividad de Sucot de este año.
Ya  no existen en la diáspora ciudades como Vilna (la Jerusalem lituana) ni personalidades que iluminaron la vida judía durante mucho tiempo después de su desaparición. Esa ciudad incluso tenía lazos con otras aldeas y poblaciones judías a las cuales infundía energía, siendo realmente un centro espiritual que desapareció en definitiva, con el golpe mortal del holocausto.
La fuerte personalidad del Gaón, infundía en los correligionarios vecinos una brillantez poco vista, ya que a semejanza de su guía, ellos leían y llegaron a ser grandes eruditos que enseñaron sus conocimientos a otros. Para el Gaón de Vilna el estudiar, era realmente su vida.
Existen varias leyendas y algunos hechos históricos que sus alumnos transmitieron a las subsecuentes generaciones. El nació en una pequeña ciudad de nombre Teletz, municipio de Grodno. Posteriormente radicó en Kaidon y sus viajes comprendieron algunas regiones de Polonia, Lituania. Aunque trató de emigrar a Israel, por diferentes motivos que nunca salieron a la luz pública, no pudo lograrlo, por lo que la mayor parte de su vida la pasó en Vilna.

Cuentan que se encerraba en su casa cerrando incluso las ventanas para evitar el ruido y así poder concentrarse. Además -cuando estaba muy cansa ponía sus pies en agua helada para evitar que el sueño lo venciera. No doría más que dos horas dia pues decía que había mucho que estudiar y que el sueño era un lujo. Sus estu no sólo se limitaron a los libros religiosos, sino que también estudiaba graática, geografía, historia, astronomía, matemáticas, álgebra y en general todas las ciencias univer de aquel entonces.
Referente a esto último, comentaba que no se podía aprender el judaísmo sin saber otras materias como la geografía, para saber la localización de las tribus de Israel y los movimientos de los patriarcas que citan muchos de nuestros libros sagrados. Además decía que era necesario el conocer a todos los pueblos que habían entrado en contacto con el nuestro, para saber el donde, cuando y el porqué de los relatos de nuestra propia literatura. De lo contrario no podríamos contestar muchas preguntas básicas de nuestros propios orígenes y de nuestra propia historia.

Aunque en filosofía no se consideraba un erudito como Maimónides o Rabí Ben Guershon, hizo lo posible por adquirir conocimientos de esta índole y sostenía que nada nos llega fácil en el estudio del pensamiento. Decía que teníamos que desarrollar habilidad y hacer varios sacrificios para estar preparados; de ahí que nuestras leyes estuvieran repetidas muchas veces, pues el estu y grabar un conocimiento, debe ser algo re y por ende pesado.
Su participación en la cultura judía con en declaraciones y observaciones referentes al Tanaj, Talmud y Halajá y algunos incluso teían su fundamento en la  Cábala.  Sus anotacio las hacía sobre el lomo de los libros que estu Sus alumnos manifestaban que sus expli eran como las estrellas, pues aparenta ser pequeñas, pero que era grande la luz que reflejaban y agregaban que su estudio estaba im de santidad, humanidad, cosmos y na
Se puede considerar que él abrió las puer del Talmud, pues demostró errores que tenían los textos originados por copias mal efectuadas, por lo que era difícil su entendimiento. Antes que el Gaón, existieron varios eruditos que trataron de hacerlo, pero el Gaón de Vilna fue uno de los más claros y exactos, añadiendo algunas noveda en base a conocimientos de varias ciencias.

Respecto a su personalidad, se dice que era un hombre que trataba con cortesía y que tuvo varias penurias económicas, por lo que la comu de Vilna le asignó una cantidad suficiente para poder sostener a su familia y así poder él continuar con sus estudios.
No obstante sus dificultades económicas, el Gaón de Vilna practicaba la tzedaká y nunca dejaba de dar de comer al hambriento y en mu ocasiones, restando tiempo a sus estudios, salía a pedir donativos para los necesitados. Prin luchó con gran pasión para liberar a todo judío capturado por las guerras entre pue y mismo entre países que en su época fueron frecuentes.
Siempre procuró ayudar a las jóvenes ca y a los muchachos que deseaban estudiar nuestras leyes, poniendo el ejemplo a otros inte y gente pudiente que lo siguieron en sus buenas acciones.
El corregir errores fue algo que siempre hizo, pero a diferencia de otros pensadores, él lo hacía en forma dulce y en muchas ocasiones ame por lo que sus resultados eran más rápidos y efectivos. Pregonaba que cualquier persona debe de cuidarse de hablar mal de otro, pues ésto se considera una gran falta, de la que uno siempre se arrepentirá, por lo que los chismes y las menti debían de descartarse por completo.
Siendo una de las ciudades más pequeñas, Vilna se convirtió en una comunidad en donde exisían el mayor número de instituciones de benefi y gracias a la personalidad del Gaón, Vilna recogió lo más selecto del judaísmo oriental y eu por lo que su sociedad escaló los peldaños más altos del conocimiento y tradiciones judías.
El Gaón con su fuerte personalidad, hizo mella a falsos mesías que habían surgido en Turía (Shabatai Zvi) o bien como Jacobo Frank, que cayeron en base a sus propias mentiras, sien el Gaón un enemigo acérrimo hacia esas fal que en nada ayudaban al pueblo. En este caso él si dio la batalla, pues decía que no se poía mantener pasivo ante tantas falsedades.
Bajo el reinado del Zar que ya extendía sus dominios sobre otros países, estuvo en prión por ayudar a muchos que deseaban vivir bajo las normas y costumbres del judaísmo. Fue un capítulo de gran dolor y sufrimiento, pero marcó su gran fidelidad y estatura de pensador y actor, que muchas generaciones futuras recordaron.
La fortaleza del Gaón fue además, produc de la sociedad en que se movía, pues al darse cuenta de que su pueblo y espíritu peligraban, nada ni nadie pudo pararlo en su defensa. El va de las cosas judaicas y su estudio fueron lo máximo para él; por lo que un hombre de libros y sensitivo, llegó a ser valiente, audaz y hombre de hechos.
Dentro del judaísmo europeo el Gaón fue un gigante de espíritu y de corazón sensitivo, por ello a los 200 años de su desaparición física qui recordarlo, pues su alma aún nos sigue acompañando.
Para terminar deseo mencionar que entre el pueblo se traducía el Vilner Gaón como Vil Nor, que significa nada más quieras y podrás ser Gaón. En otras palabras y siendo un legado para nuestra generación y futuras que vendrán, esto se puede interpretar como el deseo del pueblo, es la voz de Dios.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal