El Chicle - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Chicle

Colección y Consulta
El Chicle
 
Por: Paulina Rubio
 

El chicle que mascamos hoy en día es originario de la zona maya y la costa del Golfo de México. Este se extrae del árbol chicozapote, que es muy abundante en Yucatán aunque también en Belice y el norte de Guatemala.
Aparentemente, a la humanidad siempre le ha gustado meterse algo a la boca para chupar o masticar desde plantas, hojas, frutas, huesos, raíces, cortezas y cientos de cosas más pues ha habido descubrimientos arqueológicos que incluyen alguna resina pegada a los dientes. También hay evidencias de una goma proveniente de Somalia, Arabia Saudita y de la India que se usaba con ese propósito lo mismo en Egipto como en Grecia. Asimismo el tabaco se usaba en una época para mascar además de fumarlo. En India y otros países vecinos se utiliza mucho el betel que tiñe la saliva y toda la boca de rojo.
La base del chicle es una goma que constituye el 20% de la masa, además se le añade glucosa (o algún edulcorante de bajo contenido calórico) y ablandadores, colorantes, humectantes y sabor como menta o hierbabuena que son de los más populares. Esta goma, cuyo nombre original en maya es justamente "chicle" se obtiene haciendo una incisión en V en el árbol para que escurra el látex. Esto se cuece, se enfría al aire y se vacía en moldes para luego iniciar el proceso de manufactura. Actualmente se usan mucho más el acetato de polivinilo, el polietileno y otras gomas artificiales.
Hay una serie de versiones de la forma como llegó esta sustancia al mundo exterior. La mayoría de éstas refiere que cuando Santa Anna fue hecho prisionero (mientras tomaba una siesta) de los Estados Unidos en San Jacinto en las inmediaciones de Houston, Texas durante la guerra mexicano-americana, un coronel de nombre Adams observó que Santa Anna constantemente sacaba algo de un saquito y le preguntó qué era eso. Poco después, este coronel sacó una patente en Washington para producir en exclusiva una nueva golosina con el nombre de chewing gum. De ahí provienen nuestros Chicles Adams que se difundieron por todo el mundo. Originalmente, la publicidad decía que este chicle tenía muchos efectos benéficos como calmar el nerviosismo y fortalecer la dentadura. Cuando esta compañía comenzó a trabajar controlaba 800 mil hectáreas de bosques tropicales en el estado de Campeche.
En estos días el chicle es mucho menos utilizado, ya no se ve a los niños en la escuela mascando chicle y teniéndolo que dejar en algún lugar si los veía la maestra. Pero hay cosas curiosas en el uso del chicle: en la población de Talpa del estado de Jalisco, en las montañas de la Sierra Madre Occidental, hay árboles de la familia de los zapotes, cuya blanca resina se conoce como "chute" y se utiliza para elaborar hermosas flores, canastas, jaulas y otros objetos destinados a depositarse como ofrendas para la virgen de esa población. Curiosidades hay en todas las comarcas de este país.
Regreso al contenido | Regreso al menu principal