Dustin Hoffman - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Dustin Hoffman

Colección y Consulta

Por: Manuel Levinsky

En la historia de la humanidad hay seres que parecen predestinados a ser grandes aristas sobresalientes que brillan con fulgores singulares. Uno de estos grandes hombres ha sido sin lugar a dudas el célebre actor Dustin Hoffman, cuya personalidad impacta de una manera avasalladora a todo aquel espectador que desde el primer momento se da cuenta de que está frente a un personaje superdotado.
Dustin Hoffman, actor teatral y cinematográfico, está dejando una huella profunda que ha desbordado fronteras y que le ha valido el reconocimiento universal como uno de los gigantes de la actuación, laureado con varios "Oscares" y distinguido con el aplauso unánime y la rendida admiración de todos los públicos de los cuatro puntos cardinales del globo terráqueo.
El nació en la ciudad de Los Angeles, California, el 8 de agosto de 1937. Desde pequeño sintió su vocación de actor tomando parte a los 12 años en una obra de Dicken's, "A Christmas Carol" representada en su escuela.
Su clara inteligencia la demostró en su Bar-Mitzvá al cumplir sus 13 años, cuando pronunció una magistral "drashá", discurso que se aprendió perfectamente de memoria, dejando cautivados a todos los presentes en la sinagoga. Su versatilidad comenzó a desplegarse llevando su actuación hacia los terrenos de la música. Después de graduarse en el High School en 1955, se enroló en el Santa Mónica City College, donde se graduó en música, tomando también unas clases de arte dramático. En el Conservatorio de Música de Los Angeles estudió piano clásico y jazz. También hizo estudios de arte en el Pasadena Playhouse.

Apasionado de la actuación, lo atrajo la ciudad de Nueva York hacia donde se fue en 1958 para trabajar en varios teatros de la comunidad judía de la Urbe de Hierro. El decidió entrar al Lee Strasberg's, famoso estudio de actores, fallando en varias pruebas. Gracias a su tesón, finalmente fue aceptado, teniendo como compañeros a Robert Duvall y Gene Hackman.
Abrirse paso en aquella enorme metrópoli no le fue nada fácil, pero su vocación fue más fuerte que los obstáculos que se le tendían a su paso. Por fin, en 1959, le dieron un rol sin pagarle, en una producción de Sarah Lawrence College que se llama "Yes is for a Very Young Man". Fue hasta 1961 cuando hizo su debut en Broadway en una obra "A Cook for Mr. General" en la que tenía que decir una sola frase.
Después de varias tentativas se integró a la Compañía Teatral de Boston como un actor de carácter y en 1964 apareció en varias obras, destacando en el personaje de Pozzo Beckett en "Waiting for Godot". Su primer trabajo importante en Broadway fue en 1965, como asistente de director en el estreno de "A View from the Bridge". Al año siguiente después de una serie de roles que le empezaron a dar mayor prestigio, se presentó en la comedia "Eh?" haciendo el papel de un inepto operador de máquinas de una fábrica.
Su primera película fue "The Tiger Makes Out" en 1967 donde tuvo un pequeño papel de "hippie". En el mismo año le dieron un papel estelar en una producción de bajo presupuesto. Se trató de una comedia llamada "Madigans Millions" que se estrenó hasta 1969.
Hoffman se consagró en el film "El Graduado". En dicho film, representó a Bradock, un inocente y confundido estudiante con grado universitario y seducido por una mujer de edad madura. Otra de sus grandes actuaciones fue cuando caracterizó a Ralso Rizzo, un homosexual, lesionado de una pierna. Un verdadero vagabundo buscavidas, que impresionó a quienes vieron la cinta "Midnight Cowboy" que se estrenó en 1969.
En otra película "Little Big Man" representó al irritable Jack Crabb, de 122 años de edad, quien decía ser el único sobreviviente de los custer's. Otro rol en el que demostró ser uno de los grandes de la cinematografía, fue el del débil y tímido convicto Louis Dega en la famosa película "Papillón" en 1973. Su gran versatilidad se demostró una vez más en 1974 en la que logra toda una creación de la controvertida vida del comediante Lenny Bruce en el film "Lenny". Con posterioridad representa a un estudiante Baby Levy, perseguido por el recuerdo del suicidio de su padre en la época del senador McCarthy, que perseguía a todos aquellos de los que sospechaba que tenían tendencias comunistas. Esta película se llamó "Marathon Man" y fue estrenada en 1976. En "All The President Men" estelariza el papel de reportero Cari Berenstein quien a través de un laberinto de pistas llega a esclarecer el escándalo Watergate.
En 1969, nuestro personaje contrae matrimonio con la bailarina Anne Byme quien tenía una hija Karina de su primer matrimonio. Con ella procrea una hija a la que le pusieron el nombre de Jennifer. Este matrimonio no duró mucho y terminó en divorcio.
Como coincidencia en ese mismo año de la separación, se le ofreció el rol de un padre divorciado, Ted Kramer, en la película "Kramer vs. Kramer", todo esto sucedió en 1979 y fue como un reflejo de su propia vida, manifestándose como una de las interpretaciones más sensitivas de su carrera. En 1980, contrajo nuevo matrimonio con Lisa Gottsegen, una joven graduada en leyes. Ellos tuvieron tres hijos, Jacob, Rebeca y Max.
Dustin Hoffman tiene la reputación de ser muy obsesivo en sus investigaciones para sus películas. Su pasión por la perfección puede estar relacionada en parte por un complejo de baja estatura que lo llevo por varios años a la práctica del psicoanálisis.
En la comedia fílmica "Tootsie" estrenada en 1982, hizo el papel de un actor desempleado que se disfraza de mujer para ganar el rol en una serie melodramática. Su actuación fue tan granpor esta película, que impresionó sobremaa los críticos cinematográficos.
En 1984 actuó en los escenarios de Broadway en un reestreno de la obra de Arthur Miller "Death of a Salesman" que también fue proyectada por la televisión, y en 1987 filmó con Warren Beauty la película "Ishtar" donde hace el papel de un cantante y un bailarín sin talento.
Con la película "Rain Man" logra una de las caracterizaciones más grandiosas del Séptimo Arte. Aquí se abre como abanico todas las excepfacultades histriónicas de Dustin Hoffman, consolidando su fama como uno de los actores más grandes que han surgido en esta época moderna. Su papel de un enfermo que padece autismo, -un ser inteligente pero que acentúa más la subjetividad que la objetividad y no hay ningún sentido por la realidad- es simple y sencillamente maravilloso.
Hoffman siente correr por sus venas la sangre hebrea y cuando se presenta la ocasión, aporta a la causa de Israel todo el peso de su celebridad. Su corazón generoso es símbolo de honor y causa de orgullo del mundo judío.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal