De lo Onírico - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

De lo Onírico

Colección y Consulta

De lo Onírico


Por: Bill Landau


La pesadilla se repite cada noche: el marido que golpea a su esposa, el hijo que insiste en drogarse con cocaína a pesar de los esfuerzos paternos de cuidarlo y el terrorista que se hace explotar en cualquier autobús de Jerusalem.
Freud sostenía que en último análisis en el fondo de todo sueño o pesadilla la mente humana estaba tratando de satisfacer un deseo. El deseo de estas pesadillas es encontrar una solución individual o grupal para cada uno de estos azotes.
La solución no está en el marido golpeador ni en el hijo adicto o en el terrorista. Se encuentra en la esposa golpeada, los padres desesperados y en la política que el Estado de Israel debe seguir.
Pero ¿Cómo, cuál solución? se pregunta el inconsciente individual o colectivo. Pasan los días y las pesadillas continúan hasta que un viernes en la noche durante la Ceremonia del Oneg Shabat (principio del Sabath judío) de repente salta a la mente un principio milenario:
"Y crearás una muralla alrededor de la Torá". (Pirkei Avot).
Esa misma noche durante el sueño se empieza, a partir de este principio, a esclarecer el significado en la solución de la problemática. "Y crearás una muralla….."
La esposa tiene que alejarse del marido golpeador, tiene que sobreponerse a sus propios miedos de estar sola y a su baja autoestima y crear una muralla entre ella y el golpeador. Su vida depende de ello. Esos padres tienen que crear una muralla alrededor de su miedo y no estar constantemente viviendo en la zozobra pensando que su hijo puede ingerir drogas en cualquier momento y de estar salvándolo cada vez que recae. Una codependencia amarga e ingrata. Dos lecciones nos tratan de dar el sueño a raíz de los recientes actos terroristas en Israel. La primera es que el enemigo de Israel es un sanguinario implacable con el cual no se puede dialogar por lo menos a corto plazo. La segunda apunta a que dada la resolución palestina de matar a población civil, la continua presencia judía entre los palestinos es una conducta suicida.
El Estado judío se tiene que separar de sus enemigos lo más pronto posible. Para tal meta Israel tiene que rápidamente construir una muralla, ya no simbólica sino física y electrificada, evacuar todo elemento militar y civil de los territorios palestinos y dejar a éstos a su propia suerte. Esta muralla tiene que ser lo más impermeable posible y de allí que todos los asentamientos judíos en los territorios, tienen que ser abandonados si se quiere crear una separación real y viable en contra del terrorismo.
El tipo de Estado que se cree del otro lado de la muralla ya no dependerá de Israel sino de los propios palestinos. Tal vez un Estado democrático o tal vez no. Todo dependerá de su liderazgo interno o de las presiones internacionales especialmente la americana. Aquí el reciente discurso del Presidente Bush tiene un especial significado.
La continua presencia militar o civil dentro de los territorios, sólo sirve para acrecentar la sed de venganza del terrorista palestino o la conducta mesiánica, ahora autodestructiva de los colonos judíos en Judea y Samaria.
La mayoría de israelís quiere la separación. La solución está en el sueño. Parece que Bush, Ramsey, Powell y Sharon tuvieron el mismo sueño del cual el "interpretador cósmico de los sueños" les dejó entrever:

"Y crearás una muralla….."


Regreso al contenido | Regreso al menu principal