David Oistrakh/Violinistas Judíos aclamados P 1 *s - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

David Oistrakh/Violinistas Judíos aclamados P 1 *s

Colección y Consulta

Por: Max Dániel H.
(08/2011)

Según la revista The Stradivarius existe una percepción generalizada que el violín es de alguna manera, un “judío” de los instrumentos.

Las personas que tengan interés en los grandes violinistas de los siglos XX y XXI no podrían  pasar por alto que casi todos ellos eran y son judíos.  Después de ver el excelente DVD, THE ART OF VIOLÍN, grande fue mi sorpresa cuando entré en Internet encontrando que en los siglos anteriormente mencionados entre los mundialmente más famosos violinistas figuran 69 judíos. Esto me dio la idea de escribir las biografías de algunos de ellos que pienso compartirles desde ahora en INTELECTO HEBREO.
Explicando este fenómeno la respuesta es sencilla por la portabilidad del violín. Como dijo Isaac Stern en la vieja Rusia siempre existía una amenaza de pogrom y para salir o escapar al extranjero era imposible llevar debajo del brazo un piano. Además el violín era el instrumento más eficaz de garantizar que las tiranías no podía destruir una tradición judía,  ya que en las bodas y fiestas judías el violín era el principal instrumento.
A continuación voy a comenzar con la biografía de dos de estos fenómenos del violín:


David Oistrakh (David Fiódorovich Óistraj), fue un  judío ruso, uno de los de mayores virtuosos del violín del siglo XX. Nació en Odessa, Rusia en 1908. Sus padres, vivían en un pequeño apartamento en un distrito del sur de Odessa. Su padre, un modesto oficinista, tocaba bien el violín y algunos instrumentos de viento; su madre, que tocaba algún instrumento de viento y cantaba en el coro de la ópera, lo llevaba a los ensayos, donde el pequeño David quedaba subyugado por la variación y el poder de tantos instrumentos.

A los tres años recibió un violín de juguete, que resultó ser una revelación. Se imaginó que era uno de los músicos callejeros que veía a menudo e insistió en tener un violín verdadero, que consiguió por fin a los cinco años, edad en la que tomó sus primeras lecciones.

El pequeño Oïstrakh se formó con el judío Pyotr Solomonovich Stoliarsky, que en esa época era ya famoso y había fundado su propia escuela de música. La pedagogía de Salomonovich se basaba en un conocimiento intuitivo de la psicología de cada niño, y hacía ejercicios en forma de juegos.
Las dificultades llegaron con la Primer Guerra Mundial y con la Revolución de Octubre en 1917. En este entorno de guerra civil, Oistrakh progresaba en sus estudios. La situación se degradaba día a día en Odessa y la familia Oistrakh se vio en la miseria. Durante estos años, Salomonovich compartió cuanto tenía y procuró preservar el bienestar entre sus alumnos.

Oistrakh sufrió un ataque cardiaco en 1964 al que sobrevivió para continuar trabajando. Se convirtió en uno de los principales embajadores de la cultura de la Unión Soviética, ofreciendo conciertos y realizando grabaciones. En 1974, después de concluir un ciclo de Brahms con la Concertgebouw Orchestra en Ámsterdam, sufrió un nuevo ataque al corazón causa por la que finalmente murió. Sus restos fueron devueltos a Moscú donde fue sepultado.


    

Regreso al contenido | Regreso al menu principal