Casimir Funk - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Casimir Funk

Colección y Consulta

Casimir Funk

Por: Manuel Levinsky

La ciencia médica es tan importante que de ella depende no sólo el bienestar del ser humano sino la prolongación de su período de vida. En este ámbito tan maravilloso sobresalió el médico científico Casimir Funk, descubridor de las Vitaminas.


Nuestro personaje nació en Varsovia, Polonia, en 1884 y fue hijo de padres judíos, Jacques y Gustawa Zysan. Su padre era médico especializado en dermatología. Funk de niño sufrió una dislocación de cadera que, a pesar de los tratamientos terapéuticos recibidos, le dejó secuelas para toda la vida. Aprendió el alemán simultáneamente con el polaco y a la edad de 16 años fue enviado a estudiar biología a Ginebra, Suiza, recibiendo el doctorado en 1904 a la edad de 20 años, demostrando una inteligencia extraordinaria y una capacidad de estudio fuera de serie.

De Suiza pasó al Instituto Pasteur en París, donde empezó su larga y brillante carrera de biología y bioquímica, concentrándose en la química de las proteínas, del metabolismo y la causa de la enfermedad comúnmente gota. De 1906 a 1910, estuvo en Berlín trabajando en investigaciones sobre proteínas con los científicos Fischer y Aberhalden. Su fama lo llevó al Instituto Lister de Londres, donde el director del Instituto Dr. Charles V. Martin, le encomendó estudiar el beri-beri, una enfermedad de deficiencia nutritiva que lo llevaron después al de un compuesto vitamínico que más tarde fue la base para la separación de la Thiamine.
Continuando con el trabajo de sus predecesores, los científicos de finales del siglo XIX y principios del XX, Bunge, Eijkman, Pekelharing y Hopkins, que lograron conocimientos generales sobre nutrición, usando ratas y pájaros para su estudio, encontraron que algunas substancias necesarias para una dieta completa, debían existir en la leche, verduras y carne. Funk también descubrió compuestos en la fibra del arroz y en la leche capaces de curar la citada enfermedad del beri-beri en experimentos hechos con pichones. El llamó a esta substancia Vitamina, derivada de las palabras Vita que significa vida y Amina que quiere decir compuestos químicos con nitrógeno, habiendo logrado su aislamiento en cristales. Esta vitamina original de Funk fue después identificada con Vitamina B. Incansable en su trabajo de investigación también halló la vitamina antiescorbútica y antirraquítica, que pueden dividirse en substancias nitrogenadas.
Los descubrimientos de Funk tuvieron un gran impacto, no nada más por la identificación de las substancia llamada Vitamina, ya que debido a la gran influencia de científicos como Luis Pasteur y Paul Ehrlich, la comunidad médica de su época se enfocaba únicamente sobre la manera en que la infección causaba la enfermedad, pero la vitamina de Funk cambió la atención de los investigadores no sólo a curar las enfermedades, sino prevenirlas. Sus estudios inspiraron a muchos investigadores hacia las áreas de nutrición y dietética.  
Los niños podían tomar diariamente suplementos vitamínicos para que con una adecuada nutrición pudieran tener la oportunidad de vivir vidas normales, saludables y productivas. Requerimientos mínimos de nutrición, empezaron a ser recomendados por los departamentos de salud pública. El cuidado hacia una nutrición adecuada, cambió la forma de comer de las personas, y su consecuente crecimiento. Se conoció la importancia de una dieta y porqué debería tener una alimentación adecuada. El estudio de Funk titulado, La etiología de las enfermedades deficientes, publicado en 1912 en la revista británica Journal of State Medicin y su libro The Vitamin escrito por él en 1913 y publicado en inglés en 1922, revolucionaron la bioquímica y la medicina.
Los descubrimientos de nuestro personaje, tan importantes para la ciencia moderna de la nutrición fueron combatidos al principio, en parte debido a que se atribuían a las vitaminas, virtudes imaginarias por parte de los productores farmacéuticos.
En 1915 se fue a los Estados Unidos para trabajar en el laboratorio Harriman, investigando hormonas masculinas y femeninas produciendo la Adrenalina Sintética. En 1920 recibió su ciudadanía norteamericana, pasando luego a la Universidad de Cornell y después a la de Columbia. En esta década de los años 20, regresó al Instituto de Salud de Varsovia, pero debido a la amenaza fascista abandonó Polonia y se trasladó a París, donde abrió un laboratorio llamado Casa Biochemica y escribió en 1910 su libro Histoire et conséquences practiques de la décourverte des vitamines y ocupó varios puestos científicos de primer orden en países europeos. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, regresó en 1940 a los Estados Unidos como consultor investigador de laboratorios farmacéuticos. Muchos de sus componentes llegaron a ser las primeras vitaminas que se vendieron en forma comercial en dicho país y posteriormente en varios otros países del mundo.
Funk escribió que las deficiencias de vitaminas pueden ser causadas por comer cantidades de comida con grasas, desvitalizada por períodos largos de almacenaje o transporte, también por plantas cultivadas en suelos débiles en contenido mineral, y simplemente por exceso de hervor. De las ideas de Funk resulto el MDA que es la cantidad mínima de vitaminas recomendable por el gobierno de los Estados Unidos en cada frasco.
Este gran científico, realizó varias investigaciones incluyendo el uso terapéutico de la hormona sexual y la relación de una dieta aplicable al cáncer.
Casimir Funk, pionero de las vitaminas y hormonas que tanto bien ha traído a la humanidad, falleció en los Estados Unidos en 1967 a los 83 años de edad.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal