Calvin Klein - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Calvin Klein

Colección y Consulta

Calvin Klein


Por: Manuel Levinsky

Cambian los tiempos, cambian los usos, cambian las costumbres y también cambian las modas. Es ahora una realidad fascinante, globalizada, que abarca países y continentes y en este amplio panorama surge una figura singular que abre nuevos caminos al diseño de ropa y que logra crear una fama que traspasa fronteras. Él es Calvin Klein. Su nombre convertido en marca aparece en todos los almacenes del planeta y es tan familiar que ya va impreso en la mente de quienes entran a una tienda para adquirir sus artículos que inundan los mercados mundiales.

Este famoso diseñador de modas judío, pionero de la ropa informal, nació el 29 de noviembre de 1942, en el barrio de Bronx, de la ciudad de Nueva York, hijo de Leo Klein y de Flore Stern. Su instinto empresarial se manifestó desde niño. Heredó la preocupación por el diseño de ropa de su madre quien trabajaba para el modisto Hattie Carnegie. Así fue como mientras otros niños jugaban, Calvin cosía, hacía dibujos de ropa y frecuentemente visitaba la tienda de descuento Loehmann's, en Bronx, buscando ideas para inspirarse.

Calvin creció en un vecindario judío y celebró su Bar Mitzva en la sinagoga Mosholu Parkway. Estudió en una escuela pública y en 1962, a la edad de 20 años se graduó en el Manhattan's Fashion Institute of Technology y desde luego comenzó a trabajar en los talleres de ropa como aprendiz de diseñador de la fábrica de Dan Millstein, ganando 75 dólares a la semana.

Para 1968 había reunido 2 mil dólares y con otros 10 mil dólares que le prestó su amigo Barry Schwartz, nuestro personaje fundó su propia firma llamada inicialmente Calvin Klein Ltd. Durante los primeros cinco años, la firma estuvo ubicada en una pequeña suite del Hotel York en la Séptima Avenida de Manhattan. Poco tiempo después con sus utilidades compró el negocio de Millstein y cambió el nombre de su negocio por el de Calvin Klein Inc. que se localizó en el corazón del distrito de modas de la ciudad de Nueva York.

Poseedor de una visión muy aguda en el negocio, Klein se dio cuenta de la tendencia de la juventud a vestir con ropa cómoda, nada formal, rechazando los dictados de la alta moda, por lo que al principiar la década de los 70, capitalizó esta percepción empezando a producir los modelos que venían pidiendo los jóvenes.

El primer pedido importante llegó de la tienda departamental Bonwit Teller por 50 mil dólares en sacos. Aunque la tienda únicamente había ordenado sacos, Calvin muy listo, envió también muestras de toda la línea que venía produciendo y lo hizo directamente a la presidenta de la empresa, Mildred Custin, quien quedó impresionada de la pureza de la línea y la sencillez de sus diseños, al grado que le dijo a Klein: Suba sus precios 10 dólares para que usted también pueda hacer dinero.

Así fue, y en su primer año Klein vendió un millón de dólares. Sus ventas se incrementaron dramáticamente en los años subsiguientes. Klein que había diseñado principalmente trajes de dos piezas y sacos que tuvieron gran popularidad por su comodidad y línea clara, empezó a crear a partir de 1972 la colección flexible de ropa intercambiable que le dio gran popularidad.

Nuestro personaje se enfocó luego a la ropa sport. Él decía: Sentí que el estilo de vida americana había cambiado y que se requería ropa para expresarse y relacionarse con el cambio. Siempre atento al desarrollo de su empresa, Klein se fijó en que la mujer joven no compraba ropa nueva, sino que buscaba en su clóset ropa usada más confortable. En respuesta a esto, Calvin Klein creó nuevas modas que provocaron a la gente joven comprar sus productos y ese fue el inicio de la transición a largos y más grandes blusas y sacos. Su ropa era para la mujer muy ocupada, que tiene un trabajo, hijos, asiste a mítines y a comidas, sale al teatro y convive con amigos. Para todo eso requiere ropa suave, fácil y más cómoda.

Hasta 1973, la ropa de Calvin tenía precio bastante accesible y se vendía en miles de tiendas, pero a partir de entonces se volvió su ropa más exclusiva y aunque únicamente se vendían en una cuarta parte de esas tiendas, subieron los precios y utilizó mejores telas.

En una encuesta nacional de 400 críticos de modas, Calvin Klein fue elegido para llevarse el Coty American Fashion Critics Awards. En 1974 y 1975 ganó su segundo y tercer premio consecutivo Coty y el 25 de julio de 1975 ingresó al Salón de la Fama Americano de la Moda.


El sistema de trabajo de Klein, consistía en que meses antes de que finalizara su colección visitaba Europa, principalmente Francia para buscar telas y de regreso a los Estados Unidos, trabajaba con fábricas textiles produciendo muestras de 25 metros de diferentes tejidos para sentir su textura y comprobar cómo se cortaban. Después trabajaba en diseños que sus cortadores preparaban con moldes, patrones y matrices especiales. Posteriormente compraba las telas escogidas para fabricar piezas de muestras de las cuales se tomaban fotografías antes de la selección final.

La colección de ropa interior fue lanzada al mercado en 1983 y constituyó todo un éxito. Inicialmente la diseñó para hombres y después para damas. Sus anuncios publicitarios causaron fuertes críticas y controversias por su erotismo y en 1994, Klein vendió su compañía de ropa interior a Wernicke por 70 millones de dólares.

Las fragancias diseñadas por Calvin Klein fueron otro éxito económico. En este negocio de perfumería, nuestro personaje lo realizaba a través de la firma Unilever, vendiendo 500 millones de dólares de los cuales Klein recibía extraordinarias regalías.

La empresa de Klein tuvo problemas financieros en 1993, siendo rescatado por el productor cinematográfico de Hollywood, David Geffen, lo que le permitió expandirlo, abriendo tiendas Calvin Klein en muchas ciudades del mundo, incluidas Hong Kong, Génova y Singapur. Las ventas directas de la organización Calvin Klein en 1996 sumaron más de mil millones de dólares.

En 1995, las compañías de publicidad de Klein, tuvieron grandes dificultades por usar modelos menores de edad, que fueron tachados como pornografía por la American Family Association, pero en la revista Time de fecha 17 de junio de 1996 se catalogó a Klein dentro de las 25 personas más influyentes dentro de los Estados Unidos.

En 1964 Klein contrajo matrimonio con Jayne Centre de quien se divorció 10 años después. Klein figuró en los titulares de los periódicos cuando su hija fue secuestrada el 3 de febrero de 1978 por su antigua niñera habiendo tenido que pagar el rescate. Calvin se casó en segundas nupcias con Kelly Rector en 1986. En la primavera de 1994 apareció su biografía no autorizada de Klein titulada Obsession, en donde se afirma que Klein era bisexual.

Calvin Klein, personaje central de una enorme industria inyectó una nueva sensibilidad práctica y sofisticada al mundo de la moda. Sus diseños continúan siendo de lo más popular que nunca, logrando una marca de ventas de importancia gigantesca alrededor del mundo.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal