Betty Friedan - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Betty Friedan

Colección y Consulta

Betty Friedan


Por: Manuel Levinsky

El siglo que está por terminar ha sido marcado por una revolución que afecta por igual a todos los continentes, a todas las naciones y a todos los hogares: La revolución feminista en la que la mujer ha roto con los mitos que la tenían encadenada a su casa y a la sujeción del hombre. Un personaje que se identifica como promotora de la nueva etapa es, sin duda alguna, Betty Friedan.
Esta extraordinaria mujer judía nació en Poeria, Illinois, en 1921 y su nombre original es Betty Naomi Goldstein, hija de  Harry y Miriam Goldstein, habiendo sido educada en el Smith College. Su apellido Friedan lo obtuvo al casarse en 1947 con Cari Friedan con quien procreó tres hijos, habiéndose divorciado en 1969.
Desde muy joven mostró una patente inclinación por el estudio de los problemas sociales derivados de la condición de inferioridad a que tradicionalmente se había asignado el papel de la mujer. Ella ha sido la feminista más influyente en la época de la posguerra. Es investigadora en la carrera de psicología clínica y en el campo de las letras ha sido autora de un Best Seller titulado "The Feminine Mistique" que produjo un impacto tremendo en la sociedad norteamericana.
Su publicación en 1963 cristalizó las preocupaciones que se habían despertado en ese proceso, levantando un movimiento mundial, no únicamente en favor de la mujer, sino en favor de los derechos humanos. La historiadora Ginette Castro, anota que el libro tuvo tanta influencia, dado el deseo de probar que es posible combinar el trabajo con el hogar.
A esta obra siguió "The Second Stage" que sintetiza el significado de la igualdad y cómo podrían las mujeres lograr el derecho de elegir no teniendo solamente hijos, sino cómo vivir y cómo trabajar. Mujer incansable en su actividad literaria, ha escrito también otras obras "It Changed my Life" y "The Fountain of Age" en los que busca de manera consistente liberar a todas las personas, jóvenes o viejas, de los prejuicios de si mismos. Sus últimos libros han provocado preguntas difíciles tales como los propósitos de elegir una carrera y si trabajar duro se traduce en éxito.
Sus estudios en psicología le han proporcionado a nuestro personaje las herramientas para atacar los puntos de vista de los seguidores de Freud, en relación al sexo, al afirmar que enfatizan la importancia del placer sexual en un culto hacia el orgasmo. Según ella, el sexo no es sustituto para la realización individual de una persona. El trabajo de la mujer no debe considerarse únicamente como quehacer doméstico. El matrimonio y la maternidad no deben ser la culminación de las metas de las mujeres, sino una parte de la vida de un ser humano. Es más importante que tengan el conocimiento para pensar por si mismas y trabajar productivamente en el campo de su agrado, teniendo un significado en la sociedad más allá del hogar.
Friedan fue fundadora del National Organization of Women (NOW) en 1964 siendo su Presidenta hasta 1970. También organizó el First Women's Bank. Por más de 25 años, desde el principio de la década de los 60, Friedan se ha venido distinguiendo como una magnífica oradora que busca discusiones razonadas y no únicamente dogmáticas.
Cuando terminó la Segunda Guerra Mundial, cuatro millones de mujeres americanas perdieron sus trabajos debido a que los soldados que regresaban de la guerra las desplazaron, con el pretexto de que el lugar de ellas estaba en la casa. La libertad de trabajar y la necesidad de defender a su patria se había terminado. El ámbito social se llenó de slogans publicitarios en los que se destacaba que la misión del hombre era aportar el gasto del hogar para que al regresar de su trabajo encontrara la cálida compañía de su mujer.
El movimiento de liberalización de la mujer fomentado por Betty Friedan, no empezó en los años 60 como generalmente se piensa, sino que fue consolidándose gradualmente desde que terminó la Segunda Guerra Mundial. Las mujeres se fueron uniendo en pequeños grupos iniciando un proceso de concientización gracias a los libros, las conferencias y la actividad de nuestro personaje, quien sostenía que la mujer americana estaba cansada y aburrida debido a vidas sin ningún otro interés que ser amas de casa y procrear hijos.
En esta lucha, Friedan perdió su trabajo como periodista cuando pidió permiso por razones de maternidad y fue cuando se dio cuenta que había muchas historias sobre la vida real de las mujeres quienes eran ignoradas mientras que se aceptaban fantasías acerca de "amas de casa feliz". Así fue como derrumbó el mito de la perfecta esposa y ama del hogar en el citado libro, "The Femenine Mistique" según apunta la historiadora Ginette Castro.
Friedan en sus conferencias ha debatido y defendido sus ideas como una de las grandes del movimiento de liberación de la mujer, no obstante que dichas ideas han sido algunas veces confundidas con posiciones radicales feministas. Sin embargo, en sus observaciones hay un sentido humano identificando a la familia y al hombre como socios en el viaje hacia la igualdad.
El mensaje de Friedan es que debemos tener como meta, liberarnos de los mitos que nos limitan, enfrentar el dolor y la lucha contra los que nos tratan de limitar, aprendiendo de nuestro propio pasado a seguir adelante preocupándonos por lo que hacemos en beneficio de los que queremos. Así es Betty Friedan una de las mujeres más significativas de la historia contemporánea.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal