Arthur Rubinstein*s - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Arthur Rubinstein*s

Colección y Consulta
"Danza del Fuego"
Parte Final (A. Rubinstein)
Arthur Rubinstein
 
Por. Manuel Levinsky
 
El piano es llamado, y con justicia, el rey de los instrumentos musicales, tanto por su hermosa sonoridad como por la amplitud de sus acordes. Es aquí, en este ámbito fascinante de la música donde surge la figura extraordinaria de uno de los más grandes pianistas de la historia contemporánea: Arthur Rubinstein.
Él nació en la ciudad de Lodz, Polonia, el 28 de enero de 1887 y ya a la edad de tres años podía tocar el piano por oído. Su padre le regaló un pequeño violín, pensando que era un instrumento más distinguido, pero el niño, sin embargo, rompió el violín y regresó al piano por el que sentía indudable vocación.
Ante tanto talento precoz mostrado por el niño Arthur, su familia escribió al entonces famoso violinista y pedagogo Joseph Joachim, quien se ofreció a ver al niño en Berlín y después de oírlo tocar a pesar de sus tres años de edad, confirmó su gran aptitud musical y se ofreció a supervisar su educación cuando fuera un poco mayor.
El pequeño regresó a Lodz y continuó tocando por oído, y en una ocasión regresando a casa después de escuchar un concierto sinfónico del compositor Edward Grieg, se sentó al piano y tocó la obra casi completa. El director de la orquesta Julius Kwast fue invitado a escucharlo y se quedó tan sorprendido que opinó que ya debería de tomar lecciones formales de piano. A los siete años, en 1894, tuvo su primera aparición pública en Lodz en un concierto benéfico estando presente su maestro Adolf Prechner.
En 1897 a la edad de 10 años fue llevado a Berlín nuevamente con Joachim, quien supervisó su educación musical tal como lo había prometido. En la Academia Imperial y Real de Berlín tomó lecciones de teoría, donde el propio Joachim era presidente. En su educación mostró gran aptitud también para la historia, la filosofía y la literatura.
En 1899 a la edad de 12 años Arthur tocó el concierto para piano en A Mayor de Mozart en la ciudad de Potsdam, y en Berlín dos semanas después lo repitió. En diciembre de 1900, Rubinstein fue el único solista en el Beethoven Hall de Berlín, donde tocó acompañado de la Orquesta Filarmónica de Berlín, el mismo concierto de Mozart del año anterior y el Segundo Concierto para Piano de Saint-Saëns, habiendo obtenido un gran éxito que le dio la oportunidad de otros conciertos más en Alemania y Polonia. En 1902, visitó al famoso pianista polaco Paderewski de quien recibió valiosos consejos.
Rubinstein ansioso de comenzar su carrera profesional como pianista, suspendió sus estudios en Berlín y se trasladó a Varsovia a dar una serie de conciertos. En 1904 hizo su debut en París y en 1906 realizó su primera gira por los Estados Unidos.
De regreso a Europa, Rubinstein enfrentó serias dificultades para dar conciertos y en 1908, en Berlín, su carrera llegó a su nivel más bajo y a pesar de su juventud pues tenía únicamente 21 años y de su brillante talento, se sintió fracasado e intentó suicidarse colgándose del cinturón de su desgastada bata. Salvó la vida cuando el cinturón se rompió y él cayó al suelo. Esto fue para él una lección que le hizo cambiar sus percepciones "amar la vida para bien o para mal sin condiciones".
Reinició su carrera con mucho optimismo e hizo su debut en Londres en 1912, dando recitales como solista, apareciendo también en música de cámara donde tocaba el famoso chelista español Pablo Cazals.
Nuestro personaje pasó los días iniciales de la Primera Guerra Mundial en París, trabajando como traductor civil y quedó tan horrorizado de las atrocidades alemanas que juró nunca volver a tocar en Alemania.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal