Alexander Korda - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Alexander Korda

Colección y Consulta

Alexander Korda


Por: Manuel Levinsky

Hombre de dimensiones geniales, director cinematográfico de percepciones analíticas y visuales increíbles y un productor tan extraordinario que en su haber tuvo nada menos que 141 películas que van desde el cine mudo al parlante dentro de la empresa Corvin Film que él fundó.
Este personaje cuyo nombre original fue Sandor Laszlo Korda, nació en Hungría en 1882, de padres judíos ortodoxos. Sin embargo, su nombre que dejó para la historia fue el de Alexander Korda. Estudió en varias provincias de su país natal hasta ingresar en la Universidad Real de Budapest donde se inició en la carrera de periodismo, teniendo especial interés en la emergente industria cinematográfica y en la crítica de las primeras películas realizadas. Con posterioridad empezó a producir sus propios films en un pequeño edificio que transformó en su primer estudio.


Durante 1911 y 1912 radicó en la ciudad de París, estudiando cinematografía y colaborando en una revista comercial húngara, en la que escribió varios reportajes acerca de la propia industria cinematográfica.
De regreso a Hungría fundó y editó tres revistas, "Pest Movie", "The Movie" y "Film Week" entre los años 1912 a 1918. En el año 1915 dirigió su primera película húngara a la que se añaden otras ocho en el verano de 1916, todo bajo el esquema de la compañía del famoso director de teatro húngaro, Jenoe Janovics, en Kolozsvár.
Nuestro personaje adquirió en 1918 la compañía de Janovics y la trasladó a Budapest donde fundó la empresa Corvin Films en la que fue director y gerente, produciendo interesantes cintas con temas de la literatura húngara. En 1919 Korda apoyó al líder del gobierno proletario de Bela Kun, encabezando la organización cinematográfica húngara, motivo por el cual fue encarcelado cuando cayó el régimen de Kun.
En el mes de noviembre del mismo año, Korda fue liberado emigrando a Viena de donde pasó a Berlín con objeto de realizar películas para los conocidos estudios UFA. Después estuvo un corto tiempo en París y de allí salió a Hollywood donde encontró el ambiente necesario para sus grandes propósitos por lo que se estableció luego en Londres, en cuya capital británica creó la Compañía London Films Limited, que llegó a ser una de las más importantes empresas cinematográficas de Inglaterra.

En los principios de la década de los 30, Europa se ensombrece con la ascensión al poder del paranoico Adolfo Hitler. Sus discursos encienden luces rojas por todas partes y comienzan las persecuciones de los nazis contra los judíos y contra los que amaban la libertad. Las chispas de un magno conflicto bélico menudean por doquier. Europa continental se siente amenazada y muchos directores cinematográficos, escritores y actores, sobre todo húngaros, huyen a Inglaterra buscando refugio. Alexander Korda se convierte en benefactor de aquellos inmigrantes que se habían quedado sin propiedades ni empleos. El, les dio cabida en la floreciente industria que manejaba y fueron tantas las ocupaciones que dieron origen a un ingenioso aviso en las empresas de colocación de personal que decía: "No es suficiente ser húngaro, también se requiere tener algún talento".






El prestigio de Korda alcanzó altura universal gracias a películas de tanta categoría que la crítica las consideró como obras maestras de la cinematografía. Podemos citar entre muchas de ellas "The Private Life of Henry VIII" filmada en 1933, donde Charles Laughton se inmortalizó en el papel de Enrique Octavo dándole un vigor y un tono magistrales a su actuación. Luego en 1936 vino el film "Rembrandt", con el mismo estupendo actor inglés quien interpretó en una caracterización fabulosa al gran pintor holandés del mismo nombre, una de las grandes figuras del arte europeo en el siglo XVII. En el año 1941 Korda dirigió a Vivien Leigh y Laurence Olivier, dos de las más grandes figuras cinematográficas en el film "Lady Hamilton", lográndose unas interpretaciones verdaderamente inolvidables. Gracias a estas grandes producciones realizadas por Korda, todos los artistas anhelaban ser dirigidos por este genio del mundo fílmico.
Como otros tantos botones de oro de muestra, citaremos las películas que quedan impresas en la mente de millones de espectadores: "The Scarlet Pimpernel", "The Thief of Bagdad" y "The Jungle Book". El prestigio alcanzado por Korda, su calidad humana y su don de gente, le valieron ser investido "Caballero" por los reyes de Inglaterra en 1942.
En su vida sentimental, nuestro personaje contrajo un primer matrimonio con Antonia Farkas conocida en su carácter de actriz como María Korda. Su segunda esposa fue la famosa estrella americana Merle Oberon.
Alexander Korda poseía todos los secretos de la industria cinematográfica, tenía un talento fuera de serie, un excelente gusto y una refinada sensibilidad artística a más de un encanto personal inigualable. En toda su trayectoria que dejó profunda huella en la historia universal del séptimo arte, sus dos hermanos Zoltan y Vincent fueron sus más cercanos colaboradores. Tan excepcional personaje falleció en 1956.







Regreso al contenido | Regreso al menu principal