Abraham Michael Rosenthal - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Abraham Michael Rosenthal

Colección y Consulta

Abraham Michael Rosenthal


Por: Manuel Levinsky

Abraham Michael Rosenthal, es el nombre de uno de los personajes más encumbrados del periodismo mundial, al escalar el puesto de Editor Ejecutivo del New York Times, el diario más importante de los Estados Unidos y uno de los de mayor relieve en el periodismo internacional.
Nuestro personaje nació el 2 de mayo de 1922 en Ontario, Canadá. Sus padres Harry y Sarah Rosenthal eran inmigrantes rusos y Harry fue comerciante de pieles en su país natal y un agricultor en Canadá hasta que mudó su residencia al Bronx, Nueva York, en 1926. Su padre murió cuando Abraham cumplía 13 años de edad. Aunque en la casa de los Rosenthal se observaban muy pocas tradiciones judías derivadas de la vida difícil que habían llevado en Rusia, el joven Abraham Rosenthal siempre se identificaba como judío.
En su etapa juvenil simpatizó con el socialismo, pero a raíz del pacto de no agresión entre la Alemania de Hitler y la Unión Soviética de Stalin, sellado en Moscú por Molotov y Ribentrop, se volvió ferviente anticomunista, al considerar que ese inicuo pacto abría las puertas de la Segunda Guerra Mundial por cubrirle las espaldas a Hitler para llevar adelante sus planes de invasión a Polonia y su blitzkrig contra países europeos. Todo sucedió en agosto de 1939, mismo año en que el joven Rosenthal se graduaba en el De Witt Clinton High School de Nueva York.

Un año después, Rosenthal entró al City College de la propia Urbe de Hierro y tres años más tarde comenzó su carrera de corresponsal en el New York Times. Su modesto trabajo consistía en cubrir informaciones de la universidad en la que se había graduado en 1944. Su buen desempeño le valió el puesto de corresponsal de dicho diario ante las Naciones Unidas, que desempeñó de 1946 a 1954. A la edad de 29 años, Rosenthal se naturalizó estadounidense.
Su firma de batalla en el periódico era A.M. Rosenthal debido a que los editores no quisieron que firmara con el nombre de Abraham para no causar polémicas y originar prejuicios entre los lectores. Aunque esto le molestó sobremanera tuvo que aceptar porque iba de por medio su carrera periodística y sus muy elevados propósitos de superación.
Durante nueve años trabajó como corresponsal extranjero en la India, Polonia, Italia, Suiza, Austria, el Congo y otros lugares de África Central. En 1959, el gobierno polaco lo expulsó por entrometerse en los asuntos del país. A pesar de ello, un año después ganó el Premio Pulitzer, precisamente por sus reportajes en Polonia y de 1961 a 1963, obtuvo la corresponsalía en Tokio. Tal fue el éxito que tuvieron sus reportajes que en tres ocasiones ganó el premio Overseas Press Club y posteriormente el George Polk Memorial Award y el Page One Award de periodismo.
A la edad de 41 años, en 1963, Rosenthal regresó a Nueva York, donde se convirtió en el Editor Metropolitano del propio New York Times durante los siguientes tres años. En 1964 escribió el libro titulado 38 Testigos en el que describe el brutal asesinato en la persona de Kitty Genovese ocurrido en Queens, Nueva York. Aunque sus vecinos, los 38 testigos, oyeron los gritos y se dieron cuenta que la estaban maltratando, nadie acudió en su ayuda.
En diciembre de 1965, Rosenthal y el Subdirector General, Galb, del New York Times, escribieron el libro La Noche del Apagón que describe con todo lujo de detalles, la terrible suspensión de energía eléctrica de la costa Este ocurrida el 9 de diciembre del propio año de 1965. En ese gigantesco apagón, la metrópoli neoyorquina quedó sumida en tinieblas, fue un caos que originó pérdidas cuantiosas. Rosenthal y Galb también escribieron Una Víctima Más publicada en 1967 y que es una biografía de Daniel Burros, un prominente líder del Ku Klux Klan que cuando fue descubierto por el New York Times como judío en 1965, se suicidó.
En 1968, nuestro personaje continuó su carrera ascendente siendo nombrado Subgerente Editor, un año después como Gerente Editor y en 1977 fue distinguido con el cargo más alto, como Editor Ejecutivo. Uno de los hechos que le dieron más celebridad, fue el de la publicación de controvertidos documentos del Pentágono, a pesar de que varios directivos del periódico le aconsejaron no hacerlo, toda vez que eran documentos secretos del gobierno relacionados con la guerra de Vietnam que analizaban el futuro nada promisorio de esa contienda, Rosenthal empezó a publicarlos. Entonces el Presidente Richard Nixon, ordenó que se suspendiera esa publicación, por lo que el periódico acudió a la Suprema Corte de los Estados Unidos, la cual votó a favor de la reanudación de la publicación.
En consecuencia el New York Times se enfrentó a una publicidad negativa de parte del gobierno norteamericano, considerándolo demasiado liberal en cuanto a sus enfoques políticos, motivo por el cual empezó a perder lectores y dinero. Para salvarlo de la bancarrota, Rosenthal desplegó una hábil estrategia haciendo ver a los lectores conservadores que el periódico era el mismo de antes y a los demás lectores jóvenes que tan importante diario se adecuaba a los tiempos modernos. Introdujo nuevas secciones como Deporte los lunes, Ciencia los martes, Estilo de Vida los miércoles, Hogar los jueves y Fin de Semana los viernes. Tan exitosas fueron estas secciones que otros periódicos no tuvieron más remedio que imitarlos.
Aunque brillante, Rosenthal era criticado por su carácter enérgico, al que algunos llegaron a llamar tiránico. Él se defendía diciendo que eran medidas que se tuvieron que tomar para evitar la quiebra del periódico y llevarlo al sitio más elevado del periodismo que hoy por hoy sigue ocupando.
En junio de 1987 contrajo matrimonio con la inglesa Shirley Lord Anderson, editora en jefe de la revista Vogue, de cuyo matrimonio tuvo tres hijos. Un matrimonio anterior de él, terminó en divorcio.
Rosenthal se retiró de su puesto a los 64 años para convertirse en Editor Asociado, escribiendo una columna en dicho diario los martes y sábados. En el otoño de 1994, a los 72 años de edad, Rosenthal sufrió una operación a corazón abierto de la cual sanó y aunque no está totalmente retirado del periodismo, su obra se juzga como un gran legado para las futuras generaciones.


De él ha dicho Arthur O. Sulzberger, el nuevo Editor del New York Times: Rosenthal es uno de los titanes
de la historia periodística de los Estados Unidos.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal