Hank Greenberg - Intelecto Hebreo

Son las:
27/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Hank Greenberg

Colección y Consulta

Hank Greenberg


Por: Manuel Levinsky

No cabe duda que el béisbol es uno de los deportes más populares y apasionantes. Tiene legiones de aficionados que, inclusive, lo llaman el "Rey de los Deportes". En este ámbito surgió la figura extraordinaria del judío Henry "Hank" Greenberg, cuya actuación como beisbolista fue tan admirable que entró por la puerta grande del "Salón de la Fama" obteniendo preseas y un reconocimiento mundial como el jugador más valioso de la Liga Americana.
Hank Greenberg nació el primero de enero de 1911 en Nueva York. Fue hijo de judíos ortodoxos que llegaron de Rumania. Estudió en James Monroe High School de Bronx y pronto su vocación por el deporte se manifestó jugando con los Bay Parkways de la propia Urbe de Hierro. Después recibió una beca de atleta por su gran capacidad y excepcionales condiciones físicas para ingresar como jugador en la Universidad de Nueva York.
En el año de 1933 fue contratado por el equipo Tigres de Detroit de las Ligas Mayores, que vieron en él un elemento eficaz y con un gran futuro. Sin embargo como los Tigres tenían en primera base a Harry Davis con un sueldo anual de cincuenta mil dólares, no lo quisieron mover de dicha posición por lo cual a Hank le dieron la tercera base en la cual no logró acomodarse, y fue hasta un año después cuando suplió al citado Davis en la codiciada primera base. En esta nueva posición tuvo una destacada y brillante actuación.
Cuando estaba por terminar la temporada, Detroit se encontraba peleando por el gallardete de la Liga Americana. Los aficionados estaban muy preocupados porque uno de los juegos finales coincidió con la fiesta de Yom Kipur y conociendo el gran respeto que Hank tenía por conservar las tradiciones judías, supusieron con razón que Hank no jugaría. Así fue efectivamente, nuestro personaje no jugó y los Tigres perdieron este juego. Afortunadamente los encuentros subsiguientes fueron ganados por los Tigres que se coronaron campeones de dicha Liga, aunque perdieron la Serie Mundial. Hank Greenberg se ganó la admiración de los aficionados de Detroit dado que se convirtió en líder de la Liga Americana, en dobles, en cuadrangulares y en carreras producidas. Un verdadero récord. En este mismo año de 1934 bateó un porcentaje de .339 que fue una cifra muy elevada en este deporte.
En 1935, los Tigres volvieron a ganar la Liga Americana y Hank se hizo acreedor al título de jugador más valioso. No obstante, una lesión en la muñeca derecha lo forzó a no participar en la mayoría de los juegos de temporada de 1936, pero, al año siguiente, ya sanado de la lesión, regresó para impulsar ochenta y tres carreras, la segunda más alta en la historia de la liga y, en 1938, casi igualó el récord de Babe Ruth que era de sesenta cuadrangulares, conectando Hank cincuenta y ocho, otro logro por demás histórico. En 1940, ya estallada la Segunda Guerra Mundial, nuestro personaje fue cambiado al jardín central, donde volvió a ganar su segundo título de jugador más valioso y los Tigres volvieron a lograr el gallardete de la Liga Americana. Hank fue el primer beisbolista en ganar cien mil dólares al año.
Cuando Estados Unidos entró a la guerra, en diciembre de 1941, desde esa fecha hasta 1945, Greenberg se enlistó en el ejército norteamericano como oficial, y en esta categoría fue enviado a China, Borneo e India, estando encargado de un escuadrón de Bombarderos B-29.
En julio de 1945 regresó a la vida civil y jugando nuevamente con los Tigres, fue factor para que su equipo volviera a ganar el gallardete de la Liga Americana y, además, la Serie Mundial. Jugó con ellos dos años más para ser transferido en 1947 a los Piratas de Pittsburgh, con los cuales terminó su brillante carrera de beisbolista en ese año.
De todas maneras Hank Greenberg continuó ligado al béisbol ocupando los puestos de Vicepresidente y Gerente General, respectivamente, de los Indios de Cleveland y las Medias Blancas de Chicago en el período de 1948 a 1963.
Debemos decir que Hank Greenberg fue el primer jugador de Grandes Ligas que en 1956 tuvo el honor de ser elegido, como ya lo mencionamos, para el "Salón de la Fama del Béisbol" Él y el extraordinario pitcher Sandy Koufax han sido los dos máximos jugadores judíos en recibir este honor.
Hank Greenberg se casó con Carol Cimbel en 1946, de cuyo matrimonio hubo tres hijos. Después de su divorcio en 1958 volvió a contraer matrimonio en 1966, con la actriz Mary Joe Tarola, con quien se mudó en 1974 a Beverly Hills, California, donde se dedicó a manejar sus inversiones. Este gran pelotero falleció en 1986 dejando una honda huella en el ámbito deportivo mundial y, en especial, en el llamado Rey de los Deportes. Este extraordinario personaje figura también en el Salón de la Fama de Deportistas Judíos del Estado de Israel.


Regreso al contenido | Regreso al menu principal